Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 L O S D O M I N CLAVES DE ACTUALIDAD Guerra o paz. Videojuegos violentos Irak en guerra: A la caza del francotirador Mongolia: Gengis Kan se convierte en un héroe PRÓXIMA PARADA Bruselas. El embajador valiente LA SEMANA Análisis político, social, económico y cultural G O S D E A B C 30 DE JULIO DE 2006 Montilla tuvo que oír cómo Artur Mas decía de él: Es catalán al 100 por cien aunque de catalanista no tiene mucho YOLANDA CARDO Cataluña Poder charnego Montilla, Molinero, García Prieto y Lara son ejemplos de la fuerza del charnego. Una realidad insoslayable en Cataluña. Asunto diferente es que aquí el que aspire a una cuota de poder tenga que pagar un peaje nacionalista. Y más el que ha venido de fuera, con una mano delante y otra atrás POR XAVIER PERICAY esde que al ministro Sevilla se le ocurrió decir, aludiendo al también ministro Montilla, que un charnego jamás podría presidir la Generalitat, la palabra charnego -y lo que la palabra encierra- -ha ido apareciendo, de forma cíclica, en el paisaje político catalán. Eso sí, sin el valor despectivo que tenía antaño y que aún recogen los diccionarios. Más bien como algo antropológico. En este sentido, la corrección política ha provocado incluso que políticos nacionalistas como Duran Lleida y Carod Rovira hayan reivindicado para sí- -y a mucha D (Pasa a la página siguiente)