Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 7 2006 49 Sociedad Sanidad recomienda sombra y gorros de tela contra el calor para los trabajos al aire libre De las diez personas fallecidas por las altas temperaturas, cuatro eran albañiles y dos agricultores b Salgado dice que aún no ha habido variaciones significativas de mortalidad y recuerda las casi 13.000 muertes de más, detectadas en la ola de calor de 2003 N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Agua abundante, zonas de sombra y gorros de tela para protegerse del sol cuando no se lleve casco. Esta es la receta del Ministerio de Sanidad para que los trabajadores soporten la jornada laboral sin riesgos, pese a las altas temperaturas. Ayer la ministra Elena Salgado anunció un acuerdo con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y con la patronal de la construcción (Seopan) para que los empresarios asuman estos consejos y disminuyan los riesgos del calor. Como el sucedió el verano pasado, las altas temperaturas se están cobrando más víctimas entre los trabajadores que permanecen al sol o soportan excesivo calor durante su horario laboral. De las 10 muertes confirmadas por calor, seis se produjeron durante el horario de trabajo: cuatro en la construcción, dos en el campo y una más en un horno industrial. Además ayer un obrero de 46 años de Villareal (Castellón) fue ingresado con pronóstico de extrema gravedad por un golpe de calor. El año pasado, de los nueve fallecimientos atribuidos a las altas temperaturas, cuatro eran trabajadores de la construcción. La ministra Elena Salgado, durante su visita al centro de atención telefónica de Cruz Roja en Madrid EFE El INE detectó en la ola de calor de 2003 un exceso de mortalidad de 12.919 defunciones. Fue muy grave En California remite la ola de calor que ha dejado un rastro de 141 fallecidos durante las dos últimas semanas darán en una campaña informativa dirigida a la población general que se mantendrá desde el 1 al 20 de agosto. Un fallecido y un obrero muy grave en Castellón Un hombre de 74 años falleció ayer en el Hospital de la Plana de Castellón, donde permanecía en coma desde el pasado martes tras sufrir un golpe de calor. El fallecido, enfermo de alzheimer, eleva a diez el número de víctimas mortales por las altas temperaturas. Ayer se descartó que dos personas fallecidas en Aragón murieran por las altas temperaturas, por lo que el último balance oficial deja: tres muertes en Cataluña, en Murcia (1) Galicia (1) Andalucía (2) Baleares (1) Extremadura (1) y Comunidad Valenciana (1) En Castellón también fue hospitalizado ayer, por golpe de calor, un trabajador de la construcción de 46 años de la localidad de Villareal. Permanece en coma en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de la Plana de Castellón. Fuentes del hospital aseguraron que el pronóstico es de extrema gravedad debido al fallo multiorgánico que se ha desencadenado. Más medidas si sube el termómetro El acuerdo con CEOE y Seopan no obliga a los empresarios a asumir las recomendaciones de Sanidad, pero Salgado aseguró que la acogida ha sido excelente y las organizaciones empresariales se han comprometido a transmitir a sus asociados la necesidad de proteger a sus empleados del calor. Deberán proporcionar agua suficiente, tanto para beber como para refrescarse cuando lo precisen, y gorras de tela para los trabajadores a los que sus funciones no obliguen a llevar el casco reglamentario. También se habilitarán zonas de sombra, con toldos, para los periodos de descanso y se tomarán medidas adicionales si se produce una alerta roja por calor, el nivel de máximo riesgo por altas temperaturas, adelantó la ministra. Para el resto de la población Sanidad mantiene los mismos consejos (hidratarse, evitar hacer esfuerzos y deportes en las horas centrales del día y permanecer en espacios frescos o refrigerados... desde que activó el plan de calor. Estas recomendaciones se recor- y descienden por la noche, dos circunstancias que coincidieron hace tres veranos. La ola de calor que sufrió Europa dejó en España 141 defunciones por golpe de calor y una sobremortalidad de 6.500 personas, según un informe del Instituto Carlos III. Ayer la minsitra Salgado reveló que los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) elevan a 12.919 defunciones el exceso de mortalidad durante el verano de 2003. Es difícil saber si todas aquéllas personas murieron por las altas temperaturas pero entre las 6.000 y las más de 12.000 del INE estará la cifra razonable. La situación fue muy grave y no queremos que se repita señaló, Ni más mortalidad ni ingresos Con o sin plan contra el calor, el termómetro ayuda al Gobierno. Este año las temperaturas aún no se han apartado de lo esperable ni se ha disparado la alerta roja en ningún punto del país. Sanidad tampoco ha detectado incrementos importantes de los ingresos hospitalarios atribuidos al aumento de temperaturas. entre tres y cinco por autonomía Elena Salgado destacó que la información se actualiza al día con los datos de 196 registros civiles, 33 pertenecientes a capitales de provincia. No ha habido una variación significativa de la mortalidad insistió. Mejor que en Europa y EE. UU. Pese a los diez fallecidos, la situación en España es mejor que en otros países europeos, recordó la titular de Sanidad. En Bélgica y Holanda las víctimas se cuentan por decenas y Francia ha reconocido 64 muertes. En Estados Unidos, la ola de calor se ha cebado en California durante los últimas dos semanas y ha dejado un rastro de 141 fallecidos. En nuestro país las temperaturas son elevadas pero los picos más altos no se mantienen durante muchos días