Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid DOMINGO 30 7 2006 ABC PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ OFICIAR DE ALCALDE a ley de capitalidad ya es una realidad en Madrid. Después de más de dos décadas de tiras y aflojas, los madrileños ya pueden estar contentos (si es que se han enterado) por contar con un régimen especial que reconoce la especificidad de la ciudad como capital de España; crea un órgano de coordinación política entre el Gobierno, la Comunidad y el Ayuntamiento y otorga presencia al municipio en infraestructuras de titularidad estatal, como el aeropuerto. Eso sí, todo sin dinero y sin acceso a más recursos. Vamos, un pequeño brindis al sol. Uno de los aspectos más importantes de esta ley consiste en que el alcalde puede reorganizar el Consistorio de forma más moderna importando la estructura parlamentaria de las Asambleas autonómicas. Resulta curioso saber que con esa modificación legal el actual alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, puede declinar la presidencia del Pleno del Ayuntamiento, cosa que no ha hecho. Hay que recordar que, tras su llegada al municipio, planteó algunas discrepancias sobre la organización del Ayuntamiento (preconstitucional, decía) entre otras la obligación del regidor de presidir los Plenos, lo que suponía una suerte de confusión entre el plano ejecutivo y el legislativo. Por ello, pensó que una vez que se cambiara la ley ese papel de presidente del pleno se lo asignaría a Jesús Pedroche, decisión que fue abortada tras una polémica sentencia contra el ex presidente de la Asamblea de Madrid. Dos años después, y a pesar de contar ya con esa atribución para poder ceder esas funciones, Gallardón no lo ha hecho en la persona del vicealcalde, Manuel Cobo. Hay quien dice que le ha tomado gusto a eso de oficiar los, por cierto, soporíferos debates municipales. Quizá por eso también ha oficiado entre dos compañeros de partido su primera boda gay. Bueno, su primera boda gay oficialmente. En privado no es la primera. Y no es que esté en su derecho. Está en su obligación. El PSOE denuncia el fraudulento uso de 200.000 litros de agua en las obras Iglesias dice que operarios de la M- 30 conectan mangueras a la red en el paseo de Yeserías ABC MADRID. El portavoz adjunto del grupo municipal socialista de Madrid, Óscar Iglesias, denunció ayer que los responsables de las obras de la M- 30 están tomando agua potable de manera fraudulenta de las acometidas de la red de abastecimiento de agua del distrito de Arganzuela para las operaciones de hormigonado y cimentación, para lo que emplean más de 200.000 litros diarios Concretamente, los socialistas y los vecinos de la zona han comprobado cómo operarios de la reforma de la M- 30 conectan diariamente enormes mangueras a la red de abastecimiento para tomar agua potable de la arqueta de control situada frente al número 33 del paseo de Yeserías. Iglesias consideró vergonzoso que las obras de la vía de circunvalación consuman más de 200.000 litros diarios de agua potable con el consentimiento del Ayuntamiento y en un periodo de grave sequía por lo que exi- MADRID UNA Y MEDIA UN GRANITO DE ARENA JESÚS HIGUERAS ESTEBAN L gió que el Consistorio únicamente permita la utilización de agua reciclada en estas obras. Según el edil socialista estas acometidas fraudulentas están provocando frecuentes cortes de agua a los vecinos de la zona, cortes que vienen denunciando infructuosamente éstos en el teléfono del agua del Ayuntamiento de Madrid Deterioro del parque de Arganzuela Por otra parte, Iglesias denunció que el Gobierno de Gallardón está llevando al Parque de la Arganzuela, de ocho hectáreas de superficie, a una situación de deterioro irreversible y terminal que puede llevar a la desaparición de uno de los mayores y más representativos parques de la capital A la destrucción de más de 200 árboles realizada hace un año y medio hay que sumar la actual utilización de este parque como escombrera y cementera por las obras de la M- 30, lo que está provocando el deterioro de la zona enemos que imaginar la cara de sorpresa del muchacho que ofreció a Jesús los cinco panes y los dos peces. Él sabía que era muy poco, que eran más de cinco mil personas las que estaban hambrientas, pero ese poco se lo ofreció al Señor con generosidad. Esas pequeñas cantidades de comida que le aseguraban su sustento fueron el motivo que Dios utilizó para hacer un milagro y dar de comer a toda la multitud. También el cristiano a veces puede pensar que lo que él hace es poco. Vemos cómo la vida muchas veces nos supera, y uno se pregunta: Señor ¿qué podría hacer yo? Y el Señor te dice: Dame ese poquito que tú puedes. Pon ese granito de arena Es verdad que un grano de arena no hace un mundo, pero si tú se lo entregas con generosidad, el Señor es capaz de multiplicarlo y trasformarlo. Esta es la historia de los santos, de las personas que no confiaron en sus fuerzas, sino que entregaron sus posibilidades a Dios y Dios las quiso multiplicar. El Señor te dice: Lo poco que tienes, lo poco que vales, lo poco que eres capaz, entrégamelo y Yo haré contigo cosas grandes El Evangelio de hoy nos habla de la infancia espiritual, y de que es verdad que Dios con el poquito que le damos puede hacer cosas maravillosas. Entonces se nos llena el corazón de esperanza, nos ilusionamos porque sabemos que para Dios podemos ser importantes, y que para la vida de la gracia y para la historia de la salvación de los hombres, también podremos ser importantes. Hoy nos podríamos preguntar todos: ¿Qué tengo yo en mi corazón que le podría entregar al Señor? Podría decirle al Señor: Cuenta conmigo. Cuenta con mi sonrisa, con mi oración, con mi sacrificio, con aguantar a esta familia o a estas personas que a veces me hacen daño Y el Señor te dirá: Entrégamelo Como un niño entrega a su madre una flor para agradarla, aunque no sea la flor más bella ni la más cara; pero si tú vas entregando cada día esa pequeña flor, al final Dios hará contigo un ramo precioso. Así, nos damos cuenta que la vida de cada ser humano, aunque parezca una vida gris y anónima, tiene un inmenso valor delante de Dios. Seamos generosos con Dios y Dios volcará su generosidad con nosotros y con la humanidad. Así es como se construyó la historia de la Iglesia, la historia de la salvación y así es como Dios quiere continuar construyendo la historia de la gracia en cada una de las almas, con ese poquito que cada uno le podemos entregar. T