Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 7 2006 37 Madrid Vecinos y familiares del joven asesinado en Barceló exigen más seguridad en la zona Varios comerciantes se unieron al homenaje cerrando durante unos minutos sus negocios b Gonzalo Iglesias recibió la sema- El barrio de Embajadores se cierra al tráfico privado a partir de mañana, con la indignación de los comerciantes na pasada una cuchillada en el pecho cuando intentó defender a una chica a la que estaban intentando robar el teléfono móvil CRISTINA ALONSO MADRID. Varios vecinos del barrio de Malasaña se concentraron ayer alrededor de cuatro cirios rojos para guardar cinco minutos de silencio en memoria de Gonzalo Iglesias, de 26 años. Al intentar defender a una chica que estaba siendo atracada el pasado viernes 21 de julio en los Jardines Arquitecto Rivera- -junto al Metro de Tribunal- unos rumanos le apuñalaron en el pecho. Y le mataron. Sus más cercanos también estaban allí. Unos cuantos amigos de Gonzalo llevaban el rostro sonriente de este joven que dio su vida por defender otra estampado en sus camisetas, junto a una leyenda: Siempre juntos, te queremos Lo vieron por última vez la mañana antes de que muriese, en el gimnasio, donde se pasaba muchas horas Todo se lo tomaba a risa, siempre estaba contento, desprendía felicidad comentaban. Su deseo: Que la policía haga una buena investigación y que a los asesinos se les haga sufrir Gonzalo Iglesias, el joven asesinado ABC La hermana del fallecido enciende unas velas durante el homenaje un vecino, que asegura haber sido atracado dos veces en los últimos quince días: Uno ni siquiera puede defender lo que es suyo, tienes que dejar que te desvalijen sin rechistar. Eso antes no pasaba tanto, las autoridades deberían reflexionar Muchos negocios de los alrededores del Metro de Tribunal bajaron ayer la persiana hacia la una y cuarto de la tarde para unirse al recuerdo del joven fallecido y denunciar en silencio su desasosiego. No podemos consentir esto, FRANCISCO SECO Tienen miedo Los vecinos que se acercaron hasta la calle de Barceló también quisieron denunciar la situación de inseguridad que vive el barrio. Tengo miedo en Madrid, cuando duermo, cuando salgo, cuando vuelvo a casa, ¿dónde vamos a llegar? confesaba, sollozando, Juana, una vecina. Esto se veía venir. Estamos en una zona negra explicaba Manuel Gambarte, presidente del movimiento vecinal de Las Maravillas- Malasaña. Hay una permisividad impresionante con las mafias. Hay chinos en todas las esquinas vendiendo alcohol a las seis y siete de la mañana, y nadie dice nada asegura. Fue a las seis y media cuando Gonzalo Iglesias, Enrique Rigall- -amigo de la víctima que también fue acuchillado y herido de gravedad- -y dos amigos más salieron de la discoteca Pachá, en la misma calle de Barceló, situada enfrente de los Jardines Arquitecto Rivera. En ese lugar, pocos minutos después, un atracador clavaría un cuchi- llo en el pecho de Gonzalo, joven que de niño había perdido a sus padres en un accidente de tráfico. Yo lo llevo mejor porque tengo muchísima fe. Sé que ahora está con Dios explicaba Isabel de Urquijo, madre de la que fuera novia durante muchos años de Gonzalo Iglesias. Mi hija está destrozada añadía. Lo que no puedo entender es cómo pueden ocurrir cosas como éstas en un lugar con tanta gente, esta zona está hasta los topes casi siempre. No tienen miedo a nada argumentaba El cuchillo, el arma preferida por los homicidas madrileños En los últimos diez días las calles de Madrid han sido testigos de cinco crímenes. Tres de esas muertes se han producido en Centro, el distrito que más movilizaciones vecinales ha registrado en las últimas semanas con un objetivo muy claro por parte de los vecinos: seguridad. La Plaza Mayor, calle de Cervantes y de Barceló, Carabanchel y Puente de Vallecas han sido los escenarios de estos asesinatos, en los que siempre un cuchillo ha sido el arma homicida. Además, es en los horarios nocturnos del fin de semana cuando ocurren la mayoría de los hechos violentos, que están creando una gran alarma social entre los madrileños. La delegación de Gobierno ha asegurado que va a endurecer los expedientes sancionadores por uso y tenencia de armas blancas, con multas entre los 352 y los 6.000 euros. es que ya sales de casa pensando si te pasará algo... comentaba una camarera. Varios amigos del joven fallecido explicaban que los menores de edad que acuden los fines de semana a la discoteca Pachá están atemorizados porque son varias las bandas que les esperan a la salida para robarles los móviles, el dinero o los relojes. Esta misma semana, la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, indignó a los vecinos del distrito Centro- -el más castigado por los crímenes y la delincuencia- -al calificar de subjetiva la sensación de inseguridad de los ciudadanos, que no responde en absoluto a los datos policiales, ya que la delincuencia ha descendido un 1,52 en la capital Entre todos los vecinos y trabajadores que acudieron ayer al lugar del crimen para guardar unos minutos de silencio, había una joven que lloraba más que nadie. La hermana de Gonzalo. Fue ella quien, a la una y media de la tarde, se acercó hasta los cirios apagados y, temblando, los prendió con un mechero. Muy cerca, una mujer inmigrante preguntaba en voz baja a qué se debían las velas y la concentración. Tras explicárselo, sólo acertaba a decir: Pobrecito, ¿para qué? De verdad, ¿para qué?