Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO SÁBADO 29 7 2006 ABC Desde 1967, cinco aldeas sirias con 30.000 habitantes permanecen bajo dominio hebreo en los Altos del Golán. Una tierra de 1.200 kilómetros cuadrados de inmenso valor estratégico que constituye la gran asignatura por resolver entre Israel y Siria El Golán, la cuenta pendiente de Siria LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL QUNEITRA (SIRIA) La ciudad fantasma de Quneitra permanece desplomada sobre sí misma tal y como quedó en junio de 1974, cuando diez días antes de retirarse, los soldados norteamericanos echaron a la población y practicaron casa a casa una destrucción total y sistemática tal y como condenó, con esas palabras, un comité especial enviado por la Asamblea General de la ONU. Los escombros muertos de la que fuera una villa de 53.000 habitantes siguen treinta y dos años después constituyendo un escalofriante museo de los horrores por expreso deseo del Gobierno de Siria, que no dudó en levantar barrios nuevos a unos kilómetros para albergar a los desplazados, pero dejó intactos, y quebrados como en un grito los restos de la vieja ciudad para ser memoria permanente del salvajismo Quneitra es la capital del Golán. Al Yaulan, ambiente bonito La región ubicada en la esquina sureste de Siria en la que la inmensa riqueza paisajística y económica- -se tiene como la tierra más fértil del país, un vergel para el cultivo de la fruta y los cereales- -siempre se vio relegada por un factor que la hacía aún más apetecible: su incuestionable valor estratégico. De cruce de caminos entre el Líbano, con el que limita al norte, Israel, al oeste y Jordania, hacia el sur. A 52 kilómetros de Damasco y a 45 del mar Mediterráneo. Una posición única que Israel decidió ocupar en 1967, y por cuyo dominio se desencadenó una guerra sin cuartel de la que huyeron 400.000 desplazados, a cuyo término Siria sólo consiguió arrancar una tercera parte de los 1.800 kilómetros cuadrados de terreno arrebatado. Incluida la vieja Quneitra descerrajada a embestidas de bulldozer, que se extiende al borde mismo de la franja desmilitarizada que la Fuerza de Naciones Unidas para la Observación de la Separación (FNUOS) estableció a raíz del alto el fuego. Se intentaba así prevenir ímpetus hostiles de este lado y del otro, los 1.200 kilómetros cuadrados que quedaron bajo bandera de Israel, donde construyó 44 asentamientos, y que Siria no va a resignarse a perder nunca. cha en los desvencijados puestos de control que se levantan en la orilla siria. Lo ha dicho el actual mandatario, su hijo Bashar al Assad, invocando el derecho legítimo a liberar esta tierra con todos los medios al alcance. Con la convulsión de la actual crisis lo ha dicho también el ministro de Información, Moshen Bilal, que la solución no debe ser una paz de papel mojado sino una vuelta al Proceso de Paz de Madrid de 1991 que ponga sobre la mesa la devolución de las tierras. Ayer mismo, el titular sirio de Asuntos Exteriores, Walid Al- Moahem, en una entrevista a un diario italiano, en la que igualmente reivindicaba la vuelta a las fronteras internacionales y la resurrección del principio acuñado en la cumbre española de Paz por territorios Hasta el último palmo. Israel se mantiene alerta en la frontera El Gobierno israelí reafirmó ayer que no tiene ninguna intención de atacar Siria, pese al apoyo de este país a Hizbolá, pero, sobre el terreno, se mantiene alerta y ya ha movilizado a sus tropas para hacer frente a cualquier eventualidad En las últimas horas, Israel, metido de lleno en su ofensiva en el Líbano y consciente de la fragilidad de la situación en Oriente Próximo, ha querido aplacar los temores sobre un enfrentamiento bélico con Damasco, según informa France Presse. Hemos anunciado en repetidas ocasiones que no tenemos ninguna intención ofensiva respecto a Siria recalcó ayer el ministro de Defensa, Amir Peretz. Hacemos todo lo posible para que la situación con Siria permanezca inalterada y esperamos que el mensaje será captado correctamente añadió Peretz, quien desea que Hizbolá no arrastre a Damasco en este conflicto Sin embargo, el Gobierno decidió aprobar la movilización de tres divisiones, después de que su Ejército le hiciera saber que Siria puso en alerta máxima a sus fuerzas militares. Permiso especial de paso Para llegar hasta Quneitra, si no se es antiguo vecino o residente de las urbanizaciones crecidas al lado, se necesita pedir al Gobierno un permiso especial. Desde sus calles de cementerio se ven con nitidez los radares y los puestos de vigilancia israelíes que se erigen en cada una de las cumbres de los ocupados Altos del Golán. Más que verse, a uno le da la sensación de que desde ahí arriba te observa cada movimiento del ojo del Gran Hermano, y con esa impresión convertida en fastidio y en ira, el responsable de Relaciones situado por el Gobierno sirio a la entrada de tan delicada zona, de nombre Mohammed Alí, relata la historia triste de esta esquina del mundo convenientemente aderezada con sus comentarios de odio a muerte al enemigo. Y narra con rencor episodios de vidas rotas por la invasión del 67, deliberadamente trufados de espeluznantes muestras de crueldad judía imposibles de contrastar al otro lado de la frontera. Que después de la guerra del 73, cinco poblaciones- -Boqua Atha, Masa Ada, Majdal Shams, Ayen Quinieh y Alghajar, hoy con 30.000 sirios dentro, que se niegan a que se les imponga la nacionalidad hebrea- -quedaron bajo el dominio de Israel, que les están haciendo la vida imposible, que a pesar de todo siguen resistiéndose con manifestaciones y tirando piedras a la Policía hebrea y que ya hay, asegura, un condenado sirio a 300 años de cárcel por su rechazo a reconocer la ocupación. De las cinco aldeas se puede salir a Siria- lo que ellos quieren es eso, que la gente huya, pero nadie lo hace por un sentimiento patriótico: ¡no a la victoria de Israel! -pero no hacer el camino al revés. Con dos excepciones: entran mujeres para casarse y no salir nunca más y los jóvenes que acuden a la Universidad de Damasco con permiso de vuelta, momento en el que, asegura Alí, pagan el precio de ir a prisión acusados de espionaje. Los sirios no podemos regresar a esas tierras ni muertos: no hace mucho nos prohibieron pasar el cadáver de un anciano vecino de Majdal Shams para cumplir así su última voluntad Oriente Próximo centra la cumbre de la Asean ABC. La cumbre de la Asean Franja de seguridad Una franja de seguridad custodiada por la comunidad internacional que disuade lo suyo sobre el terreno, a los soldados de uno y otro bando que hasta alcanzan a verse de lejos en algunos tramos, pero no los ánimos de dos países que tienen en este suelo todavía que por resolver su gran cuenta pendiente. Lo ha dicho el fallecido presidente Hafed Al- Assad, cuyas frases- Nuestra gente será siempre una luz de guía hacia la paz... para la liberación de nuestra tierra y la dignidad de la Nación Árabe -figuran pintados a bro- AFP que reúne a los jefes de la diplomacia de los países de Asia- Pacífico y de sus socios para la seguridad, incluidos Estados Unidos y la Unión Europea (UE) mantuvieron ayer una jornada de conversaciones dominadas por la crisis en Oriente Próximo y el programa nuclear de Corea del Norte. La conferencia de Kuala Lumpur, en la que participaron 25 naciones y la UE, contó con la presencia de la secretaria norteamericana de Estado, Condoleezza Rice y Javier Solana, Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad Común, ambos en la imagen.