Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional SÁBADO 29 7 2006 ABC Algunos de los 82 inmigrantes que llegaron en cayuco la madrugada del viernes al sur de Tenerife, en concreto a la playa de Las Galletas AP La nueva avalancha lleva a Canarias a medio millar de inmigrantes en un día, cuatro sin vida Dos de los indocumentados fallecidos podrían proceder de Mali y Guinea Conakry el agravamiento de la situación a que cada vez los trayectos son más largos y sin escalas para burlar los controles ERENA CALVO LAS PALMAS. Nuevos dispositivos de vigilancia en las costas africanas, y nuevas rutas para la inmigración ilegal. El incremento de los controles parece no ser obstáculo para las mafias que trafican con seres humanos. Buscan puntos de difícil acceso para comenzar el viaje y trayectos no explorados, cada vez más largos- -esta semana llegaba tras veinte días de navegación un cayuco de Costa de Marfil, a más de 3.500 kilómetros de Canarias- Las víctimas, los miles de africanos que tratan de alcanzar las Islas a la desesperada. La última imagen de esta dramática situación quedó reflejada ayer en los cuatro inmigrantes que no consiguieron llegar con vida al Archipiélago. Mejor suerte corrieron los 460 africanos que sí superaron con éxito un viaje cada vez más duro y peligroso como no dudan en calificarlo desde Cruz Roja. Todos ellos, los 460, han llegado a las Islas en poco más de 24 horas; y lo han b Desde Cruz Roja achacan hecho a bordo de seis cayucos. Tres de las embarcaciones alcanzaron este jueves las islas de La Gomera, donde desembarcaron 114 indocumentados entre los que viajaba un fallecido; Tenerife, donde llegaron 81 inmigrantes; y Gran Canaria, que asistió a un grupo de 46 subsaharianos. Once días, once muertos Un pequeño de veinte días fue la primera víctima que dejaba el fenómeno de la inmigración ilegal en Canarias la semana pasada. Su madre, en Fuerteventura, espera reunirse con su pareja, que pretendía partir en patera desde Al Aaiún. Otros tres subsaharianos morían en Tenerife- -uno antes de llegar y dos después de ser hospitalizados- -también la semana pasada, entre el viernes y el sábado. Dos más fallecían en Gran Canaria esta semana. Sus compañeros de viaje relataron a Cruz Roja cómo lanzaron a otros tres o cuatro inmigrantes muertos por la borda durante el viaje y cómo otros tantos, presa del delirio, se tiraban ellos mismos al Océano y los perdían de vista mientras navegaban rumbo a ningún sitio. Otro indocumentado murió el jueves en La Gomera, al que hay que sumar los cuatro de ayer. Rubén Fernández, que ocupaba la dirección de Socorro hasta hace pocas horas, considera extraño que en el cayuco sólo hubiese 28 inmigrantes, cuando suelen viajar grupos de cuarenta y ochenta Dato que le lleva a pensar que hayan lanzado al mar durante el trayecto más cuerpos Tenerife, la isla más perjudicada Los otros tres cayucos llegaban ayer a Tenerife, que continúa siendo la isla más perjudicada. Durante la tarde la alcanzaban 109 indocumentados, entre los que se encontraban once menores. Horas antes, de madrugada, Salvamento Marítimo rescataba otras dos embarcaciones. En una de ellas viajaban 82 inmigrantes (ocho de ellos menores) que se dirigían a La Gomera pero que cambiaron el rumbo escoltados por Salvamento, según explicó a ABC Domingo Martín, director provincial de Salud y Socorro de Cruz Roja. En el tercero de los cayucos sólo encontraron a 28 subsaharianos con vida. Entre los pasajeros de esta embarcación descubrieron cuatro muertos, según Martín, aunque en un principio sólo pudieron recoger a dos. Según Salvamento, tuvieron que dejar a otros dos en el cayuco y esta tarde (por ayer) los localizaron a 80 millas de La Gomera Por el momento, se especula que los dos fallecidos que se recogieron primero sean de Mali y Guinea Conakry. Aunque la cónsul de este país en Canarias, Alicia Navarro, dijo ayer a ABC que todavía no hay nada seguro Si se confirmase, Navarro explica que el procedimiento es informar a los Ministerios de Exteriores e Interior de Conakry para que localicen a los familiares por si desean que se repatríen los cuerpos. En caso contrario, se entierran en Canarias De eso saben mucho en Fuerteventura. Allí, hace ya años, era muy frecuente ver llegar inmigrantes muertos, hay muchos enterrados en un cementerio, en sus lápidas sólo figuran números cuenta Rubén Fernández. Práctica que varió la pasada semana cuando un pequeño de veinte días fallecía en la isla a las horas de tocar tierra. Adams Kasmi. 20- 07- 06 es el mensaje que reza ahora en su nicho. Pero, además de los indocumentados fallecidos- -once en once días- son decenas los que llegan en estado crítico con hipotermias, taquicardias y cuadros graves muchos permanecen ingresados en hospitales canarios. Desde Cruz Roja explican el mal estado en que llegan por el incremento de los días que pasan en alta mar, además de que para evitar ser descubier-