Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE ALEMANIA VIERNES 28 7 2006 ABC Gran Premio de Alemania Carrera 12 30 de julio de 2006 Circuito de Hockenheimring Einfarhrt Parabólica 93 2 1.9 6 310 2 4 3 Domingo, 14.00 h. (Telecinco) Spitzkehre 6 El circuito Primer Gran Premio 1951 Ediciones disputadas 53 Récord de la vuelta 1: 13.780 (2004) Longitud de la vuelta 3,340 Km Distancia total 306,458 Km Número de vueltas 67 Estrategia de parada en boxes 2005 Fernando Alonso, Renault 2 paradas: vueltas 22, 47 Fernando Alonso se muestra agresivo y asegura que tenemos que acabar por delante de los Ferrari La carrera es crucial para De la Rosa porque un mal resultado podría dejarle sin asiento en el equipo McLaren bía enviado Michelín. Alonso mantiene la calma, espera a la carrera y juega su baza psicológica en las declaraciones previas. Ganar en Hockenheim valdría más que diez puntos asegura por el efecto que tendría vencer en la guarida de Schumacher. Renault arrancó 2006 con un coche que se salía del mapa (triunfos en Bahrein y Australia- -Alonso- -y Malasia- -Fisichella- y ahora que ha llegado la mejoría de sus adversarios, sobre todo a través de los neumáticos, toca capear el temporal para el campeón del mundo. S 1 285 6 2.2 5 6 326 59 1 1.6 7 96 2 2.2 1 8 9 285 6 2.9 111 2 2.5 Nord Kurve Sachs 6 305 4 260 13 196 3 3.2 111 Mobil 1 2 2.5 Kurve 12 S 2 6 295 205 4 2.9 Tiempo estimado por vuelta Fin de sector Vuelta Arcenes pianos Areas de grava asfalto Velocidad (km h) Fuerza G Marcha Berlín xes bo de rril Ca 211 4 3.2 1: 14.320 S 3 14 15 16 ALEMANIA Hockenheimring 135 2 2.1 169 3 2.7 Salida Llegada Sudkurve 4 245 17 Fuentes: FIA, Allianz F 1, Michelin Sport, Formula 1. com Basado en la pole position de 2005 Infografía ABC Reuters Schumi pide más ayudas El optimismo de sus dos últimas victorias y del rendimiento de los neumáticos Bridgestone empuja a Schumacher en su guarida alemana. Fernando Alonso apela a su regularidad. Es el único piloto que ha puntuado y acabado todas las carreras Ofensiva roja en Hockenheim JOSÉ CARLOS CARABIAS HOCKENHEIM. Hay dos formas de mirar la previa de la duodécima cita del Mundial de Fórmula 1. De un lado, la regularidad de Fernando Alonso, su incontestable virtuosismo para exprimir el coche que Renault pone en sus manos. Es el único piloto que ha terminado todas las carreras de 2006, el único que ha puntuado en once asaltos y, de no mediar el irremediable fiasco anual de Indianápolis, el único que habría armado una secuencia intocable de primeros y segundos puestos sin bajar de escalón. Y de otra parte, la euforia roja. El aterrizaje en avasallamiento de Ferrari, incontenible en las dos últimas pruebas a bordo de sus neumáticos Bridgestone. Dos victorias de Michael Schumacher después de dos dobletes consecutivos en las poles de Estados Unidos y Francia. En un mundo de datos, décimas y calculadoras, las cuentas de la lechera benefician a Fernando Alonso. En el delirium tremens que significaría que Schumacher ganase todas las carreras hasta al final de temporada (siete) el español sería campeón si acaba siempre segundo, en el cogote del germano. Sólo sumaría 14 puntos de renta, inalcanzable ante los 17 actuales. Pero esas no son las cuentas de Alonso, cuya perspectiva abarca una visión más agresiva. Sabemos que tenemos que terminar por delante de Ferrari Un abandono, una avería o una falta en la tabla de puntuación equivaldría a un duelo casi directo, casco contra casco, frente a Michael Schumacher. Duelo de neumáticos Renault dice estar listo para resistir los golpes que se avecinan. O tal vez habría que decir Michelín. El fabricante francés ha visto cómo Bridgestone reducía la ventaja que claramente cobró al principio de año y la velocidad de Ferrari y Schumacher han hecho el resto. La teoría de los sabios de la F- 1 ha quedado plasmada en los dos últimos resultados: Bridgestone funciona de maravilla con calor y además aguanta una carrera sin degradarse. Ese diagnóstico emitió el Gran Pre- mio de Francia, feudo Renault, golpe directo a la mandíbula de la escudería del rombo. Y a partir de ahí, la euforia roja se ha disparado. En Hockenheim, Budapest y Estambul se prevé sol, ardiente en algunos puntos. Ferrari no ha reparado en gastos para probar gomas hace tres semanas en Le Castelet con vistas a Alemania. Y tampoco la pasada semana, en Paul Ricard para Hungría y Estambul. La importancia de la elección de neumáticos se retrató en la aparición fulgurante de Alonso en Jerez, donde Renault ha estado ensayando la semana anterior. El equipo quiso que fuera el propio campeón del mundo el que, en primera persona, se decantase por los compuestos que ha- Hace cuatro carreras que Schumacher reclama la ayuda de Felipe Massa. Después de Silverstone (donde ganó el español y el alemán fue segundo) ya advirtió al brasileño en una clara orden de equipo que debía ejercer de tapón, de roba- puntos de Alonso. Massa cumplió en Indianápolis y casi en Francia, donde no pudo con la velocidad y el empaque del asturiano. Y en esas sigue el teutón. Reclama puntos intermedios entre él y su adversario. Massa y también los Toyota de Trulli y su hermano Ralf. Éramos el quinto coche más rápido dijo Alonso después de MagnyCours. Si Schumacher puede contar con Massa, no sucede lo mismo para Alonso con Fisichella. El italiano va por libre, igual que el español. Su única coincidencia es el mono que visten. Y tampoco Briatore parece dispuesto a separar la paja del grano. Fisichella acaba de renovar y Alonso se va a McLaren el año que viene. Alemania también es cita crucial para Martínez de la Rosa, cuyo asiento en McLaren tiene un tufillo de provisionalidad, al albur de los resultados. Si suma puntos y convence con su rendimiento, sigue hasta final de temporada. De lo contrario, no faltarán pretendientes para su volante. Una sola carrera en suelo germano en 2007 El Mundial para por segunda vez en Alemania en menos de seis meses. De Nurburgring a Hockenheim en una secuencia que, según se anuncia, se detendrá en 2007. Sólo hay sitio para un gran premio en territorio germano, al decir del magnate Bernie Ecclestone. El dueño del negocio va pasando como Atila por las sedes de este año. En Indianápolis casi decretó el cierre de este circuito oval por las desavenencias con sus promotores. Y en Hockenheim, lo mismo. En 2007 sólo habrá una carrera en Alemania, en Nurburgring, y al año siguiente regresará al trazado de este fin de semana. Ambas se alternarán en lo sucesivo. La efervescencia de Alemania respecto a la Fórmula 1 creció en presencia por el dominio de Michael Schumacher y los dividendos que, sin duda, ha podido dejar en los bolsillos de Ecclestone. Pero el entusiasmo ha decrecido en dos años desde que Schumacher no es campeón y el patrón corta por lo sano. La expansión de la F- 1 sigue su curso, a los ojos de Ecclestone. Indianápolis puede dejar paso a Las Vegas. Y el descarte de un gran premio alemán permitiría la entrada de los candidatos que llaman a la puerta. Moscú, India, Corea del Sur y México aspiran a llevar a más puntos del globo el frenesí de las carreras.