Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 7 2006 91 Deportes El positivo de Landis reduce a la nada su gesta en Morzine El Real Madrid presenta hoy a Van Nistelrooy, tercer fichaje de la era Calderón, que se disculpa ante el Milán Preferiría quedar segundo y que no se ratifique el resultado El corredor gallego asegura que la jornada de ayer le resultó agridulce porque se ha roto la ilusión que la gente había vuelto a tener con los ciclistas ABC PONTEVEDRA. Nada más conocerse el positivo de Floyd Landis, todas las miradas se concentraron en Óscar Pereiro, amigo personal del estadounidense, que sería catapultado a lo más alto del podio del Tour. El gallego, con suma cautela y comedido en sus palabras, antepuso el ciclismo por encima de todo: Mientras no lo confirme la UCI no se puede decir nada. De todas maneras, en estos momentos tengo un sentimiento agridulce, porque ésta es una mala noticia para el ciclismo y preferiría quedarme con el segundo puesto y que no se ratifique el positivo A nadie le gusta ganar así reconocía Pereiro, al tiempo que subrayaba que aunque me den ganador del Tour. Los momentos que había que disfrutar en París, el podio y la celebración, ya no los voy a vivir. Simplemente sería un papel, un tema burocrático. Me había quedado con la ilusión que la gente había vuelto a tener con los ciclistas y lo veo un golpe duro También José Miguel Echávarri, mánager del Islas Baleares, destacó el fuerte varapalo que esto supone para el ciclismo y se negó a celebrar el eventual triunfo de su pupilo. Me duele porque nuestro deporte queda malparado. Venimos satisfechos del Tour y ahora nos hacen reflexionar. El ciclismo ha dado espectáculo y también heroísmo aunque una persona parece que ha engañado Echávarri comparó este positivo con lo ocurrido en el fútbol italiano: Como le ha pasado al Inter, no podemos saborear el título, el paseo triunfal por los Campos Elíseos y añadió que el ciclismo se levantará. Siempre se ha levantado Si el contraanálisis lo confirma, el ganador del Tour sería Óscar Pereiro J. GÓMEZ PEÑA BILBAO. El ciclismo no es un deporte. Es un paciente. Terminal. Si el contraanálisis confirma que Floyd Landis dio positivo por testosterona en la etapa mágica de Morzine, el Tour de la supuesta resurrección se convertirá en un entierro. Uno más. Más tierra sobre un deporte arrinconado por el dopaje y que camina desnortado hacia el abismo. Sin credibilidad. Marginal. En 1998, en el Tour maldito del caso Festina un pirata Pantani, salvó aquella edición con una aventura en el gélido Galibier. Tumbó a Ullrich y donó su aliento a una carrera moribunda. Parecía un salvador. Murió años después, solo y deprimido, en la habitación de un hotel barato de Rímini. Rodeado por cajas de fármacos. Así está ahora Landis, asediado por la testosterona, un hormona revitalizante. Fuerza artificial. De mentira. El Tour que antes de empezar tachó por tramposos a Ullrich, Basso, Mancebo, Sevilla y varios ciclistas el Astaná ha terminado con un nombre más en la lista maldita: Landis, el chico menonita, el ciclista con fe. Un salvador llegado desde otro mundo para acabar como todos. Las tres grandes, sin ganadores En nueve meses, el Tour, la Vuelta y el Giro han perdido a sus ganadores. El de la Vuelta, Heras, cayó por EPO. El del Giro, Basso, por el apodo de su perro, Birillo cliente habitual de Eufemiano. Y el del Tour, Landis, por la vieja testosterona. El Phonak recibió una comunicación en la que la UCI le informaba de que se había encontrado un contenido muy por encima de lo normal de testosterona epitestosterona aclaró ayer la escuadra helvética. Si se confirma, expulsará al corredor. A Landis su victoria en el Tour le ha durado dos días. El miércoles ya le cercaron los rumores. Renunció a un criterium en Holanda y, ayer, a otro en Dinamarca. Alegó cuestiones monetarias. Su nómina se había elevado. Ya era un ganador del Tour. Pero su ausencia no se debía al bolsillo, sino a un fax enviado por la Unión Ciclista Internacional. El primer paso para un caso positivo. Por un momento, el Phonak trató de escudarse en la receta médica que permite a Landis recurrir a los corticoides para mitigar sus molestias en una cadera. Nada que ver. El puesto de Landis en el palmarés de la Grande Boucle lo ocupará Óscar Pereiro, seguido por Kloden y Sastre. Pero nadie cubrirá el vacío que dejará este enésimo escándalo. La puntilla. En el peor momento. Ayer se supo que la televisión pública alemana dejará de retransmitir el Tour. Durante la La cara de Landis refleja el esfuerzo realizado en la última contrarreloj prueba bajaron las audiencias. Menos voces en las cunetas. Más leves. Menos creyentes. Y desde ayer, casi ninguno. Landis era ya un símbolo. Con una infancia sin contaminar. Alejado del consumismo, el dinero y la ambición. Huyó de su pueblo menonita subido en una bicicleta. Y con ella rotuló una etapa legendaria, maravillosa, un día después de desfallecer en La Toussuire. Un campeón humano. Renació camino de Morzine, con cinco puertos y 130 kilómetros. Pudo con el Caisse d Epargne de Pereiro, con el CSC de Sastre y con el T- Mobile de Kloden. Se le comparó con Merckx. De hecho, fue el cam- EPA peón belga su cicerone, el que le animó a resucitar. Por unos días, el ciclismo vivió con Landis en un oasis de euforia. Ya tenía un bandera a la que asirse. Un nombre que izar. Un nuevo campeón. Limpio. Un motivo para creer. Si el contraanálisis no lo cambia, Landis pasará de mesías a enterrador. El primer vencedor del Tour tachado por dopaje. Landis sabrá en los próximos días si es la última víctima de un sistema de detección de dopaje cada vez más certero. Es la única lectura positiva de este caso: la trampa tiene un precio. Aunque quizá es demasiado elevado para un deporte que agoniza. El americano niega haber consumido sustancias dopantes No se esperaba que Floyd Landis saltara a la palestra para defender su inocencia. Pero lo hizo. En declaraciones a la revista Sports Illustrated el estadounidense negó haber consumido productos dopantes. No, vamos, hombre respondió cuando se le preguntó por ello, al tiempo que aseguraba no hacerse ninguna ilusión respecto al resultado del contraanálisis: Soy realista acertó a decir. Landis anunció que luchará para limpiar su nombre y para ello contratará los servicios del médico español Luis Hernández, quien ha ayudado a otros ciclistas en estas circunstancias. En cientos de casos, él nunca ha perdido uno subrayó. El estadounidense se mostró molesto por el hecho de que su madre Arlene se haya visto obligada a dejar su casa en Pensilvania para huir de los periodistas. Horas antes, Arlene había señalado ignoraba si su hijo había usado sustancias prohibidas, pero reconoció que cuando se compite a tan alto nivel existe la tentación de recurrir a métodos prohibidos. Arlene explicó que su hijo se encuentra en la cima donde la tentación es muy fuerte