Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 VIERNES 28 7 2006 ABC Madrid El Gobierno de Zapatero obtendrá unas plusvalías de 2.000 millones en operaciones urbanísticas en Madrid Las administraciones locales temen que el Ejecutivo central no reinvierta en la región los beneficios obtenidos en Campamento o Chamartín b Sólo se acuerdan de nosotros cuando necesitan dinero apunta un mando regional; la Comunidad cifra en doce puntos la lista de desagravios del PSOE con Madrid MIGUEL OLIVER MADRID. Nadie en el seno del Gobierno regional, evidentemente, se atreve a pronunciar en público la palabra. Pero en privado apuntan que lo que el Gobierno de Zapatero está haciendo en Madrid sólo puede expresarse con una palabra: expolio En apenas siete meses el Ejecutivo central ha obtenido unas plusvalías de casi 2.000 millones de euros en varias operaciones urbanísticas en la región. Pero ése no es el problema. Las administraciones locales temen- -en algunos casos ya se ha confirmado- -que estos beneficios económicos no se reinviertan en Madrid. La demolición de los cuarteles de Campamento y la prolongación de la Castellana son las dos principales operaciones donde el Gobierno sacará mayor tajada. Los beneficios que generen ambas podrían sumar unos 1.600 millones para las arcas del Estado. Pero dicha cantidad es teórica. Y es que los Ministerios implicados en ellas (Defensa y Fomento) todavía no han puesto a la venta los terrenos sobre los que se levantarán las futuras viviendas. Cuanto más tarde en sacarlos a la venta, dada la fiebre revalorizadora del mercado inmobiliario, más dinero obtendrán por ellos. de Defensa en la región el abrazo del Ejército a la sociedad madrileña como lo bautizó el ex ministro Bono) no acaban ahí. El Ministerio ha cerrado otras dos actuaciones similares en el Parque Central de Villaverde (300.000 metros cuadrados) donde está prevista la construcción de 2.000 viviendas, y en el campo de tiro de Alcorcón. Las dos juntas pueden reportar algo más de 100 millones de euros a las arcas estatales. Con la operación Chamartín va a ocurrir, prácticamente, lo mismo. Fomento reconoció hace unos días que el nuevo proyecto que prevé para la ampliación de la Castellana le generará 1.200 millones en plusvalías. La concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, quiso llegar más lejos y apuntó que entre el Gobierno de Zapatero y Duch (concesionaria de los terrenos) se repartirán 8.500 millones en beneficios con este proyecto. Más ingresará cuanto más tarde en vender Tanto la operación Campamento como la prolongación de la Castellana son dos actuaciones que nacieron hace veinte años. Hasta ahora, sin embargo, se habían encontrado con el bloqueo de las instituciones, que no conseguían pactar su puesta en marcha. El Ejecutivo de Zapatero ha vendido a los cuatro vientos que su intervención ha sido decisiva para encarrilar dichas actuaciones. La realidad es bien distinta. Aunque en público apunten lo contrario, lo cierto es ni una ni la otra todavía están encarriladas, lo que, además, puede convenir al Gobierno central. Y es que como apuntan los expertos en el mercado inmobiliario, cuanto más tarde el Ejecutivo nacional en vender los terrenos más dinero podrá obtener a cambio de ellos. Todo es debido a la fiebre revalizadora que azota desde hace años al sector inmobiliario. A otras Comunidades Todos estas plusvalías económicas pueden volar de Madrid en cuanto lleguen a manos del Gobierno de Zapatero. Fuentes del Ayuntamiento y la Comunidad aseguran que estos 2.000 millones no se reinvertirán en la región, y que se destinarán a otras Autonomías. De ahí que altos miembros del Ejecutivo de Aguirre califiquen la situación de expolio El ex ministro Bono no tuvo ningún inconveniente en afirmar que los 356 millones servirían para financiar la compra de material bélico y cumplir con algunos otros compromisos adquiridos por su Ministerio. Con esta cantidad, el departamento que ahora dirige José Antonio Alonso podría adquirir cinco aviones Eurofighter Thypoon un buque de proyección estratégica, 106 vehículos de combate Pizarro o seis helicópteros de ataque Tigre Had. En ningún momento el Gobierno de Zapatero se planteó reinvertir este dinero en la propia operación. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento de Madrid, en este caso, renunció a los aprovechamientos urbanísticos en la zona para permitir la construcción de otras 1.300 viviendas protegidas. El caso de la Comunidad de Madrid es más flagrante todavía. Y es que Esperanza Aguirre se vio obligada a pagar 33,6 millones de euros a Defensa para construir otros 2.000 pisos sociales. El Ejecutivo central busca ahora una jugada parecida con la operación Chamartín. De forma sorpresiva Magdalena Álvarez anunció la inminente puesta en marcha del desarrollo después de casi 15 años de bloqueo. La razón principal está en los 1.200 millones de beneficio que espera obtener con la venta de estos terrenos. Este proyecto es el que ha terminado por colmar la paciencia de los políticos madrileños, que ven cómo el Gobierno central vuelve a intervenir en Madrid por oscuros intereses económicos Sobre 210 hectáreas La operación Campamento se desarrollará sobre una superficie de 210 hectáreas. Está previsto que en esta zona que linda con la carretera de Extremadura se levanten 10.700 viviendas, de las que 7.000 tendrán algún tipo de protección. El resto de los inmuebles se destinarán al mercado libre. Según un informe económico que adelantó ABC (16 de marzo de 2005) el Ministerio de Defensa se embolsaría 359 millones de euros con la venta de este suelo. Expertos en el sector inmobiliario apuntan que dichos beneficios, incluso, serán todavía mayores ya que el Ministerio todavía no los ha sacado a la venta, con lo que siguen revalorizándose. No sería descartable- -afirman- -que cuando se intenten colocar en el mercado, las plusvalías aumenten hasta los 500 millones Pero las operaciones urbanísticas Aunque lo nieguen con la boca pequeña, lo cierto es que los responsables de Fomento no tienen ninguna intención de reinvertir en Chamartín las suculentas ganancias obtenidas de la operación. Apuntaron que si ésta conseguía desbloquearse pronto, al final se realizarían una serie de actuaciones como la ampliación de la estación de Chamartín para la red de Alta Velocidad, la construcción del acceso ferroviario a la T 4 y una nueva conexión entre Atocha y Chamartín, entre otros... Pero es que dichas intervenciones- -denuncia el Consistorio- -estaban ya previstas anteriormente por Fomento con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para 2006. AVE a Valladolid En el fondo, las autoridades madrileñas temen que estos 1.200 millones de euros vuelen de la región para financiar las obras del AVE a Valladolid u otros proyectos similares. La región, en este caso, vendría a ejercer el papel de banco del Gobierno de Zapatero. Y eso que además el Ejecutivo central no está correspondiendo a esta generosidad madrileña. Desde la llegada al poder del PSOE, los enfrentamientos con el Ejecutivo de Aguirre son constantes. El Ejecutivo central ha reducido en cada ejercicio las inversiones en Madrid. La cifra se ha situado este año en los 622 millones de euros, un 19 por ciento menos que los recibidos en 2004 por el último Gobierno del PP. Sólo el 5,83 por ciento de todo el Presupuesto previsto para in- En Campamento, Aguirre tuvo que pagar 33,6 millones a Defensa para levantar 2.000 viviendas protegidas El Ayuntamiento también renunció a sus aprovechamientos urbanísticos para construir 1.300 pisos