Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 28 7 2006 ABC Nacional El móvil utilizado en el soplo a Elosúa pertenece a la Comisaría General de Información La Guardia Civil comunica a la Audiencia Nacional sus conclusiones sobre el chivatazo b Una conversación intervenida al miembro de la red de extorsión de ETA revelaba que el sospechoso había sido alertado de que era seguido por la Policía J. M. A. A. C. MADRID. El teléfono móvil desde el que Joseba Imanol Elosúa recibió el chivatazo de que era seguido por su presunta pertenencia a una red de extosión de ETA pertenece a la Comisaría General de Información de la Policía. Así lo indica la investigación elaborada por la Guardia Civil, cuerpo al que el juez Fernando Grande- Marlaska ordenó en su día aclarar este asunto al tener conocimiento de una conversación intervenida a Elosúa en la que éste revelaba haber recibido un soplo y que la persona que se lo dio- -un txakurra término que en el mundo etarra se utiliza para referirse a un policía- -lo vinculó con el proceso de negociación con ETA- para no fastidiar el proceso le dijo el aún anónimo comunicante- La Audiencia Nacional- -ahora el caso está en manos de Baltasar Garzón- -ha seguido dos actuaciones para el esclarecimiento de este grave asunto, que aún no está cerrado. Una de ellas, adoptada por el actual titular del Juzgado de Instrucción número 5, consistió en un reconocimiento fotográfico a un centenar de agentes adscritos a la Comisaría General de Información y a otras unidades antiterroristas del País Vasco. En el Juzgado se le mostró a Elosúa las fotos de esos agentes antiterroristas, pero el ahora encarcelado no reconoció a ninguno como la persona que el pasado 4 de mayo se le aproximó en Irún y le entregó un teléfono móvil para hablar con alguien que le iba a alertar de que estaba siendo investigado por forma parte de una red de extorsión de la banda ETA. A esta prueba de reconocimiento también fueron sometidos la mujer y un hijo de Elosúa, que tampoco identificaron a ninguno de los policías. Grabación en el coche El chivatazo no se produjo un día cualquiera, ya que el 4 de mayo de 2006 era la fecha prevista por el juez Fernando Grande- Marlaska- -hay que precisar que nombró un equipo específico de investigadores y apartó del caso al comisario general de Información- -para desarrollar la operación contra la red de extorsión con bases en España y Francia y que, por el soplo, quedó aplazada hasta el 20 de junio. Fue también el día 4 de mayo cuando la Policía, que había instalado un sistemas de audio en el coche de Elosúa, grabó la conversación que éste mantuvo con su yerno, Carmelo Luquín, sobre cómo había sucedido el chivatazo. El propietario del bar Faisán dijo al marido de su hija que esa misma mañana un individuo le había abordado en la calle para preguntarle si era Elosúa. Tras responderle afirmativamente, el desconocido le dijo que un compañero suyo- -lo que le hizo dudar de si se trataba de un madero o de un marica -quería hablar con él. Al otro lado de la línea telefónica, Elosúa- -según su propio relato- -escuchó la voz de un hombre que, además de advertirle de que era seguido por la Policía, le pidió que no comentara con nadie el contenido de la conversación que estaban manteniendo. El desconocido también recordó a Elosúa la situación política actual y le llegó a decir: ...para no fastidiar el proceso por lo que en diferentes medios consultados por ABC se interpreta que el aviso al miembro de la red de extorsión tenía la finalidad de evitar que las futuras detenciones constituyeran un obstáculo en el proceso de negociación abierto por Zapatero y más aún cuando la izquierda abertzale, de forma permanente, reprocha al Ejecutivo las medidas represivas y le advierte de que con ellas no puede haber avances Lo contó todo Está claro que Elosúa no guardó el silencio que le pidió su interlocutor, que también le aconsejó que si se desplazaba a Francia llevara botellas de vino de verdad -ésta era la clave que la red de extorsión utilizaba para referise a los pagos del impuesto revolucionario- -para si era detenido poder demostrar que, como decía en sus conversaciones, su única intención era llevar las botellas de vino Todos estos datos específicos y sensibles -están recogidos en la conversación intervenida en el coche de Elosúa- -llevaron al juez Fernando Grande- Marlaska a considerar que la persona que se los facilitó a Elosua estaba cercana a la causa es decir, a la investigación abierta contra la red de extorsión luego desmantelada. Por ello decidió abrir una pieza separada sobre este específico asunto al margen de la ya existente sobre la banda. En el curso de esa investigación se inscribe el reconocimiento fotográfico al que el juez Garzón sometió a Elosua, Otegi desoye las llamadas del PSE a pedir la relegalización y exige sus derechos políticos y civiles M. L. G. F. BILBAO. El dirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi reclamó ayer para Batasuna los derechos políticos y civiles previos a la ilegalización, para estar en igualdad de condiciones que las demás fuerzas políticas en la mesa de partidos en la que se negociará un nuevo marco jurídico para el País Vasco y que previsiblemente se pondrá en marcha el próximo otoño. Batasuna y el PSE siguen manteniendo un pulso público respecto a quién debe dar los pasos para la vuelta a la legalidad de la coalición proetarra. Mientras que el dirigente de los socialistas vascos, Patxi López, afirma que la izquierda abertzale tiene que estar representada en la mesa de partidos por una formación política legal, Otegi matiza que lo que debe tener Batasuna son derechos políticos y civiles Una delegación de la coalición ilegalizada, integrada por el propio Arnaldo Otegi así como por Rufino Etxebarria y Elena Urabaien, se reunió ayer con los representantes de IU- EB Oskar Matute, Antton Carrera y Serafín Llanes, en ausencia del máximo responsable de esta formación, Javier Madrazo. Otegi se entrevistó ayer con representantes de Ezker Batua TELEPRESS