Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 JUEVES 27 7 2006 ABC Gente La guerra de los Astor El nieto de una de las damas de más alta alcurnia de la jet- set neoyorquina denuncia a su padre y tutor de la señora Astor por abuso de ancianos TEXTO: ANTONIO VILLARREAL FOTO: AFP Roberto Benigni, tras estrenar su última película, El tigre y la nieve ha pisado las tablas para representar una escena de La Divina Comedia de Dante, en un decorado montado en el centro de Florencia, donde comenzó una serie de lecturas sobre esta obra, considerada la base del italiano moderno. a historia de la opulencia de Nueva York, desde los felices años 20 hasta las noches de Sinatra en el Morocco, pasando por los desayunos en Tiffany s, la familia Astor ha desempeñado siempre un papel fundamental. Desde que el patriarca de la familia, John Jacob Astor I, llegara a los Estados Unidos en el siglo XIX procedente de la ciudad alemana de Waldorf (quédense con el nombre) la riqueza de esta familia, que a principios del siglo pasado era considerada la más rica de América, ha ido siempre emparejada al glamour y el fetichismo que impera en la Gran Manzana. Hoy, uno de los últimos exponentes de aquella distinguida época se ha convertido en objeto de disputa de una familia que no encuentra en el nuevo siglo el lustroso lugar que antaño defendieron con los caballos de carreras, la Biblioteca Pública de Nueva York o la excelsa cadena de hoteles Waldorf- Astoria. Brooke Astor, nacida en 1902, es la abuela que todo el mundo quiere cuidar. Su nieto, Philip Marshall, denunció recientemente a su padre ante los tribunales de Nueva York por abuso de ancianos según publicaba el rotativo neoyorquino Daily News Marshall añade que su padre, de 82 años y único hijo de Brooke Astor, la mantiene encerrada junto a él en un dúplex de Park Avenue, mientras recibe anualmente 2,3 millones de dólares por la manutención de la anciana. Enl No permitir la compra de un vestido para su 104 cumpleaños, reducir las visitas del doctor a una vez al mes o no suministrarle una cama con rieles para que no volviera a caerse al suelo son algunas de las causas que el nietísimo de la que una vez fuera la reina de la sociedad neoyorquina aduce para retirarle a su padre la custodia. Annette de la Renta, esposa del conocido diseñador, Óscar de la Renta, es la elegida por Philip Marshall para hacerse cargo de tan adorable viejecita. Según sus propias palabras, por culpa del fracaso del hijo de la señora Astor, Anthony, a la hora de gastar su dinero adecuadamente, la calidad de vida de la señora se ha deteriorado significativamente Algunos nombres conocidos como David Rockefeller o el ex secretario de Estado Henry Kissinger han mostrado públicamente su apoyo al cambio de tutoría. Su hijo, Anthony Marshall, simplemente declaró: No quiero comentar nada, es algo que se va a llevar a un tribunal de justicia y debe dejarse a su criterio Y, en efecto, la primera vista del caso tendrá lugar el próximo 8 de agosto. Mi abuela es una de las grandes filántropas de nuestro tiempo, ha dedicado su vida a hacer del mundo un lugar mejor dice su nieto de una mujer que, habiendo sufrido a sus 104 años desde un cáncer de piel hasta anemia crónica, ha sido obligada por su familia a cambiar la crema facial Estée Lauder que siempre usó por un triste bote de vaselina. Brooke Astor, en una imagen del año 2002 AP