Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 JUEVES 27 7 2006 ABC Economía El Gobierno cambia de criterio y aceptaría que la CNE aprobara la opa de E. ON sobre Endesa Las condiciones asumibles serían que el grupo alemán se desprendiese de un 30 de la eléctrica Ejecutivo es difícil de entender sin la existencia de un pacto secreto con la compañía alemana que le permita adquirir activos a Gas Natural Á. LASO D LOM J. GONZÁLEZ MADRID. El Gobierno parece haber tirado finalmente la toalla en la opa de E. ON, lo que propiciará que el consejo de la Comisión Nacional de Energía (CNE) que se reúne hoy pueda aprobar la operación del grupo alemán sobre Endesa con condiciones asumibles para la compañía que preside Wulf Bernotat, según diversas fuentes consultadas por ABC. Aunque el partido no ha terminado y todavía podría haber sorpresas, lo cierto es que este caso registró ayer un giro de 180 grados. El Gobierno y los consejeros de la CNE nombrados por él han descartado totalmente el veto a E. ON, así como imponer a la compañía alemana condiciones inasumibles, y ya se está trabajando en un sí con limitaciones asumibles por ese grupo. Esas condiciones podrían ser que E. ON tuviera que desprenderse del entorno del 30 de lo que es Endesa actualmente. Entre esos activos estarían una parte del mercado de Cataluña, que se repartiría, igual que el de Andalucía. Asimismo, tendría que vender las filiales extrapeninsulares (Baleares y Canarias) y alguna de las centrales nucleares y de carbón. Según algunas fuentes, tras rechazar E. ON el entablar contactos informales con representantes del Gobierno español, éste ha mantenido negociaciones con la Administración alemana, pero la intransigencia de la canciller Merkel, así como toda la batería legal que tiene preparada la Comisión Europea contra un posible veto, es un argumento que ha hecho dar marcha atrás al Ejecutivo de Zapatero. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, junto con el comisario europeo Joaquín Almunia y representantes del llamado clan de Chamartín de los equipos económicos de los gobiernos socialistas de Felipe González- -entre ellos, el ex ministro Carlos Solchaga- han sido el artífice de este giro en la estrategia del Gobierno. b La rectificación del Rafael Villaseca presentó ayer los resultados del grupo Gas Natural Caixa. Tampoco es descartable- -para algunas fuentes- -que se trate de otro sondeo del Gobierno a E. ON. Este posible acuerdo permitiría salir airoso al ministro de Industria, José Montilla, que tiene que competir electoralmente por la Generalitat de Cataluña. Sin embargo, otras fuentes dan por EFE cerrado el caso, una vez que el Gobierno ha asumido que E. ON ganará la partida, ya que ni el proyecto Endesa, que defiende su presidente, Manuel Pizarro, ni la oferta de Gas Natural tienen opciones frente a la oferta alemana La presumible aprobación de la opa de E. ON supondría para el presi- dente de Endesa otro respaldo ante sus accionistas, aunque Pizarro lleve ya tiempo defendiendo el propio proyecto de Endesa frente a las dos ofertas. El Gobierno sabe que si se obliga a E. ON a vender activos de Endesa, la eléctrica alemana recurrirá a Bruselas, aunque pudiera tratarse de desinversiones asumibles, y una vez decidido a no entablar batalla, se cuestiona si merece la pena mantener largos litigios legales sin tener garantizado un mínimo éxito. Este sorprendente cambio de actitud del Gobierno de Zapatero contaría con el visto bueno de algunos de los principales actores de este largo culebrón empresarial, como La Caixa. Además, la nueva posición del Gobierno podría contar con el apoyo de algunos consejeros del PP en la CNE, que siempre han sido partidarios de aprobar la opa de E. ON con suaves condiciones. En los debates de ayer en este organismo regulador no se entró todavía en el fondo de la cuestión, aunque es evidente que ha quedado arrinconada la propuesta del ponente de la opa, Jorge Fabra, que incluía la imposición de condiciones inasumibles para el grupo alemán, como la venta de Ruhrgas. Sobre este asunto, el consejero delegado de Gas Natural, Rafael Villaseca, dijo ayer que no estamos negociando con nadie El día anterior, el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda, también negó la existencia de supuestas negociaciones entre las partes implicadas mientras haya opas sobre la mesa Las reservas mundiales aseguran 40 años de consumo de petróleo y 65 de gas natural, según Funcas Y. G. MADRID. Los últimos datos de reservas mundiales cifran en 1.300 millones los barriles de crudo disponibles y en 173.000 millones los metros cúbicos de gas. Teniendo en cuenta los niveles de consumo actuales, estas reservas aseguran 40 años de petróleo y 65 de gas natural. Esta es la conclusión de un estudio del último número de Cuaderno de Información Económica de la Fundación de las Cajas de Ahorros, Funcas, elaborado por el que fuera candidado del PP a subgobernador del Banco de España, el consejero de esta institución y Pacto no escrito No obstante, algunas de las fuentes consultadas hablan de un pacto secreto sobre las condiciones del sí a E. ON que permitiría a Gas Natural y a La Caixa salvar la cara en las opas sobre Endesa, porque la mayoría de los activos a desinvertir por el grupo alemán irían a manos de la gasista de La profesor de la UNED José María Marín Quemada. El 58 de los recursos de petróleo, según aclara Marín Quemada, se encuentran en Medio Oriente, mientras que América del Norte concentra el 17 Iberoamérica y África, el 8 cada uno; y Europa del Este y Rusia, el 6 En cuanto al gas natural, la distribución geográfica se concentra también en Medio Oriente, con el 42 de las reservas; Rusia y otros países del Este, el 32 África, el 8 Asia, el 6,5 y Norteamérica e Iberoamérica, un 4 cada una. El estudio pone asimismo de mani- fiesto que la geopolítica del petróleo está hoy inscrita en un triángulo cuyos vértices se sitúan en Irán, Irak y Arabia Saudí, países en los que se acumulan más interrogantes y mayor intensidad potencial de conflictos lo que puede generar graves repercusiones sobre la disponibilidad y el precio de la energía Con un horizonte de 2030, Marín Quemada opina que la dependencia de la Unión Europea será de hasta el 90 en petróleo, el 70 en gas natural y prácticamente del 100 en carbón. En este entorno, el consejero del Banco de España opina que el sustitutivo de las energías renovables es en este momento más una posibilidad que una realidad y respecto al dilema nuclear defiende esta energía como imprescindible y aboga por establecer un amplio y sereno debate sobre su futuro.