Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 7 2006 41 La delegada del Gobierno asegura que la sensación de inseguridad es subjetiva El Pleno del Ayuntamiento da luz verde a la Fundación que pilotará el camino hacia Madrid 2016 LOS HISTORIALES DE SEDACIÓN CONTRAINDICADA Varón de 78 años Muere a las seis horas de la sedación. Tiene antecedentes de hipertensión arterial, cardiopatía isquémica con doble by- pass aortocoronario, aneurisma de aorta abdominal. Dependencia moderada para actividades básicas de la vida. Necesita ayuda para caminar. Deterioro cognitivo leve desde el último ingreso por pancreatitis aguda. Acude a urgencias el 1 de febrero de 2004, a las 11.45 horas, por falta total de colaboración para alimentarse y tomar medicamentos. Se le explora. Está consciente, pero desorientado. A las dos de la madrugada del 2 de febrero se le empieza a sedar con 100 mg. de Tranxilium y 2 ampollas de cloruro mórfico. Fallece el mismo día 2 de febrero a las casi seis horas de la sedación. Mujer de 91 años Es una diabética sin signos de enfermedad terminal. Padece diabetes tipo 2, deterioro cognoscitivo moderado, dependencia moderada para las actividades básicas de la vida diaria. Camina por su domicilio con apoyo. El 10 de enero de 2004 acude, a las 17 horas, a urgencias con hipoglucemia. La familia le ha administrado por la mañana la dosis de insulina retardada habitual, pero apenas ha desayunado, probablemente por malestar general secundario a posible infección urinaria. Cuatro horas después de su ingreso se pautan 100 mg. de Tranxilium y 4 ampollas de cloruro mórfico. Fallece a las siete horas y media del inicio de la sedación. El informe indica que se trata de una mujer sin datos de enfermedad terminal. Mujer de 85 años Exceso de morfina para una paciente de ictus. La paciente tiene antecedentes de hipertensión arterial. Ictus dos años antes con hemiplejia residual. Acude a urgencias el 8 de noviembre de 2003 a las 15.53 horas con pérdida de conciencia. Se realiza un TAC cerebral y analítica de sangre y se le diagnostica de ictus (posible reinfarto) e infección urinaria. A las ocho horas del ingreso se le administra cloruro mórfico (40 gr. cada 12 horas) Después, otro médico retira la morfina. Está sin ella hasta que 30 horas después otros médicos reintroducen la sedación terminal el día 12 de noviembre con Tranxilium, morfina y Midazolam. Muere poco después y, como en otros casos, sin datos de enfermedad terminal. Sedación contraindicada. El doctor Luis Montes, en una de las manifestaciones en el hospital El ex coordinador del servicio de Urgencias del hospital Severo Ochoa, el doctor Luis Montes, siempre ha estado en el punto de mira. Tenía casi todas las papeletas para ser llamado a declarar, como así ha sido. Él era el jefe del servicio cuando estalló el escándalo de las sedaciones terminales irregulares. El propio doctor Montes aseguraba que tenía enormes deseos de declarar y aclarar toda la situación. Lo hemos pedido desde el principio- -decía- ANGEL DE ANTONIO Mujer de 80 años Tiene antecedentes de hipertensión arterial, diabetes insulinodependiente, demencia senil de perfil mixto con posible deterioro cognitivo severo. Vive en residencia. Remitida a urgencia el 10 de enero de 2004, a las siete menos cuarto de la mañana, por distensión abdominal e hiperglucemia. Está consciente, pero desorientada. En la radiografía de tórax se detecta dilatación colónica por fecaloma. El juicio clínico en la historia es hablo con la familia y explico la gravedad del caso A las 16 horas del ingreso es sedada con Tranxilium y cloruro mórfico. Fallece a las seis horas del inicio de la sedación. El comentario médico es de paciente sin enfermedad terminal conocida. informe elaborado por el centro sanitario, en el año 2004 se produjeron en dicho servicio de Urgencias un total de 203 fallecimientos frente a los 106 de todo el año 2005. Según el informe del Colegio de Médicos de Madrid, en las sedaciones con dosis muy elevadas se mezclaban, por ejemplo, midazolam o clorazepato. Muchas de ellas, se indica, eran innecesarias por estar el paciente en coma profundo. porque deseo colaborar con la Justicia. Ahora ha llegado la hora de aclarar esas cuatro historias sin ningún problema Lo que no se imaginaba el doctor Montes es que no eran cuatro las historias clínicas que tendría que aclarar (las de las sedaciones contraindicadas sino hasta un total de quince porque hay que sumar las once con dosis muy elevadas tal y como ha decidido el juez Rafael Rosel Marín. Luis Montes, como hemos informa- do, fue destituido de su cargo a mediados de marzo de 2005 por el Gobierno regional de Madrid. Así, él sólo ejerció como titular de Urgencias hasta poco menos del primer trimestre de ese 2005. Estas fechas vienen a colación porque, según el informe anual del propio hospital Severo Ochoa, durante todo el año 2005 el número de muertes en el servicio de Urgencias- -ya sin el doctor Montes al frente- -habían descendido un 47,8 por ciento. Según ese mismo