Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA MEMORIA HISTÓRICA JUEVES 27 7 2006 ABC (Viene de la página anterior) En conjunto, someramente se puede decir que el sumario ha permitido saber que el atentado fue ejecutado por un grupo de islamistas radicales que se organizan desde 2001, con una organización interna difusa, apoyados externamente por el Grupo Islámico Combatiente Marroquí. Que consiguieron explosivo- -Goma 2 Eco- -gracias a una trama de traficantes españoles con base de operaciones en Asturias. Que eligieron la fecha del atentado en consideración al efecto que provocaría en el proceso electoral para los comicios del 14- M, buscando un cambio político y la quiebra de la coalición liderada por Estados Unidos. Que no hay una sola prueba, un solo indicio, de la participación de otras organizaciones terroristas en la planificación y ejecución de los atentados. Insistir en la sospecha de que pudo haber una colaboración entre ETA y los islamistas sólo se puede entender, con los datos disponibles, como un intento de obtener rédito político o de otro tipo. No encontró esa relación el PP cuando aún estaba en el poder, a pesar de haber rastreado todos los indicios, tal como reconocen responsables del Ejecutivo de entonces; tampoco posteriormente, ya con el PSOE en el Gobierno, han aparecido esas conexiones. Y en el sumario están aportados además ocho informes policiales distintos que lo descartan. En dos capillas del Valle de los Caídos están enterrados 30.000 militares de los dos bandos de la Guerra Civil Hipótesis tras hipótesis En cualquier caso, lanzar este tipo de versiones sin pruebas contundentes ha sido una constante a lo largo de todo el proceso. Basta recordar aquellas primeras hipótesis que aventuraban una colaboración en la matanza de los servicios secretos marroquíes para echar al PP del poder; más tarde, incluso se llegó a sugerir que estaríamos ante un golpe de estado encubierto encabezado por un sector de las Fuerzas de Seguridad al servicio del PSOE. Ni un solo dato apoyaba estas teorías conspirativas, pero a algunos pareció no preocuparles. Sin embargo, hay otros capítulos sin aclarar. Por ejemplo, no se sabe la identidad de todos los responsables; tampoco cuáles fueron los pasos inmediatamente anteriores a la colocación de los explosivos, ni hay certeza pericial del tipo de explosivo que estalló en los trenes, aunque todas las pruebas apuntan a que fue Goma 2 Eco. Dicho esto, conviene no perder de vista un hecho relevante: los principales implicados en la matanza, prácticamente todos los jefes de la célula islamista, se suicidaron en Leganés al ser descubiertos por la Policía. Sólo ellos, pues, podían haber llenado las lagunas que aún hay en el sumario. Por tanto, lamentablemente ya no va a ser posible dar todas las respuestas a todos los interrogantes planteados. Hasta aquí ha llegado el sumario del 11- M, pero el proceso sigue abierto. El Gobierno respetará el Valle de los Caídos como un lugar de culto de la Iglesia Católica Propondrá crear un Memorial que refleje el espíritu original del conjunto monumental como homenaje a todos los muertos en la Guerra Civil b Zapatero ultima personalmente con De la Vega los últimos detalles del anteproyecto de ley que mañana se someterá a la aprobación del Consejo de Ministros GONZALO LÓPEZ ALBA MADRID. A la concordia se llega por la igualdad de derechos, no por el ánimo revanchista; y a los poderes públicos corresponde garantizar aquélla, no revisar la Historia. Con esta filosofía de fondo, que justifica su renuncia a hablar de memoria histórica afronta el Ejecutivo la redacción final del anteproyecto de la ley de extensión de derechos a los afectados por la Guerra Civil y la dictadura que ayer aún ultimaban mano a mano el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que ha coordinado la elaboración tanto de este texto como de los dos informes que lo acompañarán. En el marco de la filosofía enunciada, que inspira todo el texto, ABC ha podido saber de fuentes conocedoras del mismo que el Gobierno respetará el Valle de los Caídos como lugar de culto de la Iglesia Católica, que consi- dera el conjunto monumental ante todo un templo religioso. Aunque todo el recinto pertenece a Patrimonio Nacional, la Basílica- -donde están enterrados Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera- -es regida desde que adquirió esa condición, en 1960, por monjes benedictinos, que tienen una abadía dentro del recinto. Enterrados de los dos bandos Además, hay dos capillas donde están enterrados más de 30.000 militares de los dos bandos de la Guerra Civil. Atendiendo a esta realidad y a que en la construcción del complejo monumental participaron miles de presos republicanos, que de esta forma podían redimir sus condenas- -aunque muchos murieron allí por la penosidad de los trabajos, que se prolongaron durante diecinueve años- el Gobierno planteará la creación de un Memorial que refleje esos hechos objetivos para recuperar el espíritu inicial de que el Valle de los Caídos sirviera de homenaje a los muertos de los dos bandos en vez de ser el lugar de peregrinaje en que se convirtió para falangistas y franquistas. El Gobierno, consciente de que las fuerzas a la izquierda del PSOE han convertido el uso del Valle de los Caídos en elemento central de controversia y de que, a la vez, es un asunto extremadamente sensible tanto para la Iglesia como para la derecha política, quiere evitar que esa polémica oscurezca la trascendencia de la regulación de derechos que propone y espera que, a partir de un planteamiento suave sea posible lograr el consenso durante la tramitación parlamentaria, que se barrunta larga y compleja, aún cuando el texto del anteproyecto de ley no llega a una veintena de artículos. Símbolos, tumbas y pensiones Con el mismo afán de que, como señaló el presidente del Gobierno el martes, el recuerdo sea de unidad y concordia de los españoles el texto dará cobertura legal- -sin imponer obligación alguna- -a los organismos públicos para retirar aquellos símbolos que hagan exaltación de una parte o bien, cuando sea factible, para que se equilibren con la incorporación de símbo- Se dará cobertura legal a los órganos públicos para quitar o compensar símbolos que exalten sólo a un bando