Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC Cultura y espectáculos Una pirámide irregular de cristal de 70 metros culminará la ampliación de la Tate Modern El proyecto, diseñado por los arquitectos Herzog de Meuron, tiene un coste de 322 millones de euros b El ambicioso proyecto de ampliación de este gran centro de arte se inaugurará en 2012, coincidiendo con los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Londres EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Una pirámide de 70 metros de altura, formada por rectangulares contenedores de cristal, amontonados de manera irregular, será la nueva estructura dominante del volumen de la Tate Modern londinense. El museo de arte contemporáneo más visitado del mundo presentó ayer el proyecto de ampliación de sus galerías. Éste ha sido encargado a los arquitectos suizos Herzog de Meuron, quienes ya realizaron en 2000 la transformación de lo que era una antigua central eléctrica junto al Támesis en la Tate Modern. La rehabilitación les valió el premio Pritzker de arquitectura. La nueva construcción, que estará situada en una esquina posterior del actual edificio, ampliará en un 60 por ciento el espacio del museo. Tendrá once plantas y albergará diversas galerías de exposiciones, dos espacios para actuaciones, aulas para actividades educativas, dos plazas públicas y una terraza en su nivel superior con vistas sobre Londres. Jacques Herzog, uno de los arquitectos, presentó el proyecto como una pirámide ambigua, ambivalente, que da lugar a muchas interpretaciones y definió la nueva estructura como un montón de cajas amontonadas. Por su parte, Nicholas Serota, director de la Tate, que engloba los centros Tate Modern, Tate Britain, Tate Liverpool y Tate St. Ives, justificó la ampliación por el éxito de visitantes que ha tenido el museo. Cuando éste abrió sus puertas en 2000 se esperaba una afluencia de 1,8 millones de personas al año, pero la cifra ha llegado a los cuatro millones, frente a los 2,7 que recibe el MoMA neoyorquino y los 2,5 del Centro Pompidou de París. Eso hace que en ocasiones haya gente viendo a gente, que está viendo a otra gente que está viendo arte y eso no puede ser según el español Vicente Todolí, director de la Tate Modern. Todolí estimó que la nueva apuesta supondrá la atracción de otro millón de visitantes anuales. Desde un principio se había previsto una futura ampliación del espacio, y ésta se acomete antes de lo pensado, aunque las obras no podrán comenzar hasta 2008 ó 2009, porque primero hay que reunir parte de los 322 millones de euros del coste estimado (similar a la cuantía del anterior edificio) y porque Reconstrucción virtual del edificio de once pisos con el que se ampliará la Tate Modern de Londres REUTERS Jacques Herzog (a la izquierda) y Nicholas Serota, director de la Tate REUTERS antes se deberá cambiar de lugar una pequeña subestación eléctrica que aún funciona en el área de las futuras obras. Serota se mostró confiado en que la pirámide de Herzog de Meuron pueda inaugurarse en 2012, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de Londres. El Ayuntamiento se ha comprometido a ayudar económicamente a transformar el área de la Tate Modern en el barrio cultural de la ciudad, con la implicación de otras instituciones. No distante ya se encuentran los equipamentos del llamado South Bank, donde están el Royal Festival Hall, la Hayward Gallery y el Teatro Nacional, entre otros centros. Herzog de Meuron son también autores del Estadio Olímpico de Pekín y del Museo de Bellas Artes de San Francisco, así como del edificio de planta triangular que constituyó el núcleo del Fórum de Barcelona.