Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC Tecnología Los androides personales y de servicios toman el relevo de los robots industriales Más de 170 máquinas creadas por jóvenes compiten en la Campus Party androides lo más parecidos a una persona, sino máquinas que puedan hacer lo que nosotros no somos capaces de hacer LUZ DERQUI VALENCIA. Las máquinas tomaron ayer la Campus Party. De los más pequeños robots caseros a los más espectaculares y peliculeros, los androides son los reyes indiscutibles de la fiesta tecnológica más importante del año. Es la segunda ocasión que el certamen valenciano organiza un área de Campusbot. Su éxito ha hecho que se incremente el número de participantes y que sea una de las zonas que más expectación levanta. Máquina electrónica que puede ejecutar automáticamente distintas operaciones o movimientos, o lo que es lo mismo, robots al servicio del hombre. Eso es lo que durante estos días están llevando a cabo dos centenares de jóvenes que a lo largo de siete días construirán su propio robot, para luego enfrentarlos en diferentes competiciones b El objetivo no es crear Robótica personal y de servicios Para Alejandro Alonso, director general de Quark Robotics y responsable del área de Campusbot, lo que hasta ahora la gente conoce son los robots in- dustriales, como los que pintan coches, pero lo que está empezando a ser una realidad es la robótica personal y de servicios Aunque aún no son una realidad cotidiana, y mucho menos accesible al bolsillo de cualquier ciudadano, ya han surgido los primeros robots al servicio del hombre, son máquinas que ayudan en determinadas ocupaciones, como limpiar cristales de edificios o hacer de soporte publicitario paseando por un local para llamar la atención de los clientes y del público en general La realidad no supera aún a la ficción, ni surgen androides a la velocidad que lo hacen en las pantallas televisivas, pero los expertos aseguran que ya se cuenta con suficiente tecnología para crear robots que se puedan utilizar de forma cotidiana. De momento, asegura Alonso, para lo que más se utilizan son para ser imagen de una empresa, porque son muy llamativos y sirven para promocionar cualquier actividad o evento, un robot que dé la mano a un presidente puede ser un negocio y como todavía son caros algunas empresas ya han comenzado a alquilarlos Para el director general de Quark Robotics, el cine y la televisión han hecho mucho daño, aunque también mucho bien a la robótica, ya que, aunque han aficionado a muchos jóvenes a esta disciplina, también han creado muchas expectativas que no se pueden cum- plir: La gente quiere ver en la realidad lo qué ve en las películas, que es simple ficción En cualquier caso, según sus palabras, el futuro pasa no ya por crear androides lo más parecidos a las personas, sino máquinas capaces de hacer lo que el hombre no puede hacer, como es limpiar las profundidades del mar o desactivar bombas Cuarenta años para los domésticos Y aunque los expertos auguran que todavía habrá que esperar 30 o 40 años a tener robots domésticos, el germen está en Valencia, donde los jóvenes aprenden a crear sus propios robots, una actividad en la que además de pasarlo bien aprenden mecánica, electrónica y programación de ordenadores Y es que, según destaca Alejandro Alonso, se trata de máquinas de alta tecnología: Aunque parezca sencillo, es muy complicado hacer que una máquina mueva una mano o una pierna. El propio ser humano tardó miles de años en aprender a andar Pero aunque la realidad cibernética está lejos, ayer en Campus Party se pudo vivir un adelanto con la presentación de R 2, que llegó acompañado de los personajes de La guerra de las galaxias Además, tuvo lugar un partido de fútbol robótico, cuatro contra cuatro, y se escuchó un concierto a cargo de Automatic noise Ensemble un grupo formado por androides articula- dos e interactivos hechos de chatarra y alta tecnología, pero altamente especializados, que proponen una nueva interpretación del arte y de la música. Tras la presentación el pasado año del experimento de Kevin Warwick, el Los expertos mantienen que todavía habrá que esperar 30 o 40 años para tener un robot doméstico Los asistentes a Campusbot construyen su propio brazo robótico controlado por ordenador La robótica permite a los jóvenes aprender mecánica, electrónica y programación El objetivo de los jugadores es que los videojuegos se consideren un deporte Espacio habilitado para las tiendas de campaña