Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC SE DICE SE COMENTA NERVIOS EN CAJA MADRID Ya nada parece lo mismo en el entorno más influyente de Caja Madrid. Los cambios experimentados en el consejo de administración de la entidad financiera han provocado una cascada aún interminable de interpretaciones. A muchos les resulta difícil de entender que Miguel Blesa aparezca ahora en el centro de la diana. Quienes sustentan estos reparos hacia la presidencia no pasan por alto la significativa presencia de un ratista incombustible como es Fernández Norniella y la ya aquí valorada de Estanislao Rodríguez Ponga. AL DÍA MADRID LOS AMIGOS DE FIDEL SAN ROMAN Fidel San Román no se ha quitado todavía el susto de encima. Verse entre rejas es un plato muy desagradable de digerir. Sin embargo, al salir de la prisión malagueña, le ha aumentado el mal humor por el comportamiento de ciertas personas que han querido huir de su persona como si fuera un apestado. Al constructor, ganadero y empresario taurino le ha dejado un regusto demasiado amargo comprobar cómo algunos de aquellos que le animaron a la aventura de Las Ventas se muestran ahora tan remisos a coger el teléfono. DINAMISMO MANUEL DE LA FUENTE LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Autobús 122 Que la EMT cada día nos cobra más y cada día da peores servicios es... una realidad. Pero es que en cosa de dos semanas la línea 122 se ha convertido poco menos que en objeto de estudio sociológico por mi parte. Pase que el autobús no cumpla nunca sus horarios, vale que pase cuando le venga en gana, pase que a muchos conductores a los que das los buenos días te ignoren... pase todo ello, pero les tengo que contar dos cosas muy fuertes. La primera, hace dos días. Llega el 112 a Avenida de América y estaciona en el andén correspondiente donde estábamos cerca de once personas (dos niños pequeños, una mujer embarazada, una señora al borde de la lipotimia, un servidor y otros tantos) El conductor, al ver que se ha desalojado CHEMA BARROSO Degradación en las calles. ¿Es Madrid o una ciudad tercermundista? ¿Dónde están las autoridades? Es lamentable la degradación de las calles céntricas. No digamos nada de las calles olvidadas de barrios olvidados De vergüenza. Luis Moreno decide quedarse dentro del mismo, fresquito, mientras los demás seguimos sudando. Si han estado ustedes en ese intercambiador, sabrán de qué hablo... un infierno. Pasados ocho minutos, abrió las puertas y como si no hubiera pasado nada. Y digo yo, ¿no podía habernos dejado pasar? Que si tenemos que esperar, esperamos; pero mejor con el fresquito. Y la segunda. Estaba esperando para subirme. Y una italiana se acerca al conductor preguntándole cómo ir a Arturo Soria. El conductor se hace el tonto y dice que no tiene ni idea. Total, que la italiana se medio mosquea y sale del autobús cuchicheando. A lo que el conductor se levanta, va por ella y le echa en cara que él por lo menos está en su país... un profesional. José L. Noblejas Genovés DIMES Y DIRETES RABOS DE PASA D que ha animado al desmontaje icen que la memoria, code estatuas, símbolos y de placas mo los músculos, crece que dan nombre a las calles, con cuando se ejercita. Tamla pretensión de suprimir todo bién nos cuentan que el recuervestigio del franquismo y ensaldo se deposita siempre en lo más zar el periodo histórico de la II recóndito de nuestras neuronas República que comenzó con y que lo que perdemos no es la IGNACIO unas elecciones municipales y memoria, sino el camino para DEL RÍO acabó con un alzamiento miliabrir la puerta que nos permite tar. recordar lo acaecido. La nueva Los españoles que vivieron y pedagogía rebaja el esfuerzo meconocieron esos momentos de nuestra morístico en los planes de estudio y se historia tienen en la actualidad no melleva volando la repetición de los afluennos de 75 años por lo que están situados tes de los ríos de España en la asignatuen el vértice de nuestra pirámide poblara de geografía, objeto de disputa entre cional y suman alrededor de 500.000 perlos Estatutos de Autonomía que establesonas, algo más del uno por ciento. Sus cen presas y fielatos para hacer ver un preocupaciones probablemente están supuesto derecho de propiedad. centradas, como padres y cómo abuelos, Los políticos de la izquierda, en esto en otros asuntos y avatares, mientras hade la memoria, se comportan como ancen malabarismos financieros adminiscianos que olvidan el pasado próximo y trando sus reducidas pensiones. se instalan en el pasado remoto. El GoPor ello hay que pensar que quien bierno de Zapatero ha aprobado un proquiere recuperar la memoria es Zapateyecto de Ley de la Memoria Histórica ro, lo que siempre es loable, porque dicen que si la inteligencia es la capacidad de relacionar conceptos, necesita a la memoria como sustrato básico de esa relación. Quizás se está preguntado ¿quién soy yo? como en la obra de teatro de Luca de Tena. Lo negativo de su proyecto es que nos mete a todos en su problema psicológico particular. La historia debe estar en los colegios, las universidades y las academias, conviviendo con naturalidad con el tiempo actual, pero sin hacer de ella objeto de bandería ni de confrontación política. La historia no resuelve los problemas del paro, la inmigración o la vivienda, que son las principales preocupaciones de los españoles, aunque ayude a comprender su evolución. La sabiduría popular dice que los rabos de pasa ayudan a los desmemoriados, rabos que debemos enviar por kilos a La Moncloa y recomendarle a su inquilino que desayune con ellos todos los días, ahora que empiezan sus vacaciones, que siempre es tiempo de buenos propósitos. Ex concejal de Urbanismo lgún barcelonés y rockero de pro como Sabino Méndez (acaba de presentar su nuevo y delicioso- -hasta en su dramatismo- -libro, Hotel Tierra acostumbrado a ir y venir de la Ciudad Condal a los Madriles desde hace un cuarto de siglo, cuenta que últimamente no le cabe ninguna duda de que nuestra ciudad es mucho más dinámica que la capital catalana y que siempre que vuelve por aquí le parece encontrarse ante una villa totalmente distinta, ante una nueva mutación. Tiene razón Sabino en cuanto al dinamismo y en cuanto a otras cuantas cosas y casos que cuenta en su mencionado libro. Vaya, vaya, con el dinamismo. Tanto, que un buen día nos desayunamos con el hallazgo de unos restos de mastodontes en unas obras prehistóricos (como sigan picando las huestes municipales van a acabar encontrando petróleo) como nos merendamos con un magnífico apagón que convierte nuestro frigorífico en un estercolero, un estercolero a la altura del resto de esta ciudad que, entre otras menudencias, apesta, que no sólo huele a podrido en Dinamarca, y al sol que más calienta la basura tiende a descomponerse y, como se ha dicho más arriba, tiende pues a lo que tiene que tender: a apestar. En el ínterin, las navajas y las sirlas van y vienen, algunas zonas se convierten en guetos (en esto también hay dinamismo, pueden cambiar en cuestión de horas según la presencia policial) algunos hombres siguen empeñados en emprenderla a golpes con muchas mujeres, y no te parte un rayo porque las tormentas pronto serán algo que sólo se ve en el cine, pero te puede fulminar la salida de un conducto de aire acondicionado con un chorro de calor que hace que en muchos barrios la temperatura no baje de los 26 ni a las siete de la mañana (otra ventajita del cambio horario) por mucho que los observatorios meteorológicos se empeñen en decir que los coches llevan varios días apareciendo con una capita de escarcha. Tiene razón Sabino, un barcelonés fascinado por nuestra ciudad, a la que ama desde hace un cuarto de siglo. Nosotros la amamos, pero uno se acaba cansando de que cada día amanezca a nuestor lado como si fuese otra. Que ya va estando uno demasiado mayorcito para poligamias. A