Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC La absolución del talibán español Hmido por parte del Tribunal Supremo, que no ha dado ninguna validez jurídica a los actos del ceutí en la base militar norteamericana en Cuba- un limbo jurídico -obliga a la Audiencia Nacional a revisar su doctrina Hmido pedirá una indemnización y será camionero C. ECHARRI CEUTA. El ceutí Ahmed Abderrahaman Ahmed, Hmido denunció ayer las condiciones a las que fue sometido durante su detención en la base de Guantánamo. Además, recalcó ante los medios que su ilusión pasa por volver a ser libre viviendo como un joven normal de 31 años que pueda cumplir su sueño de ser camionero. Por su parte, su abogado, Marcos García Montes, que estudia la posibilidad de presentar una querella ante la Audiencia Nacional por el modo en el que se llevó a cabo la detención de su cliente, dijo que tiene prevista una demanda multimillonaria contra el gobierno estadounidense por daños y perjuicios contra su cliente. Palabra de Guantánamo TEXTO: ABC MADRID. Las absoluciones de tres de los condenados por formar parte de la célula española de Al Qaida (liderada por Abu Dahdah fue el primer aviso del Tribunal Supremo a la Audiencia Nacional sobre el fenómeno del terrorismo islamista. El segundo vino el lunes, con la absolución del llamado talibán español el ciudadano ceutí Hamed Abderrahaman Ahmed Hmido condenado por la Sección Cuarta a seis años de cárcel por integración en Al Qaida. Hmido pasó dos años en la base militar norteamericana de Guantánamo (Cuba) hasta que fue entregado a las autoridades españolas el 13 de febrero de 2004. Desde entonces hasta ahora, es decir, otros dos años, ha estado encarcelado en España. El Tribunal Supremo alerta a la Audiencia Nacional de que no se puede construir la tesis del delito de pertenencia a una organización terrorista, y menos aún reinterpretar interpretaciones en clave terrorista sin tener pruebas suficientes que acrediten la existencia de un delito. Ni que el ceutí absuelto se definiera como mártir durante el juicio oral (en su derecho a la última palabra) ni las motivaciones que tuvo para viajar a Afganistán son pruebas de cargo sobre las que se pueda tener la certeza, más allá de toda duda razonable de que Hmido coadyuvó a los fines de la red terrorista liderada por Bin Laden. Pero más allá de estas notas de carácter general, con las que el Supremo vuelve a advertir a la Audiencia que amarre bien sus pruebas cuando de terrorismo islamista se trate, es el valor jurídico de los actos llevados a cabo en Guantánamo el que acapara los mayores reproches a la Sección Cuarta. Sin embargo, y pese a negar validez jurídica a todo cuanto Hmido pudo hablar con los agentes en el transcurso de lo que la Sección Cuarta calificó de entrevista el tribunal se basó en las declaraciones de estos agentes (testigos de referencia, según la Sala) durante el juicio oral, algo que el Tribunal Supremo le reprocha duramente. Constituiría un verdadero fraude procesal estimar nula la declaración del recurrente y recuperarla o rescatarla por vía indirecta a través del testimonio de los interrogadores (los policías) en la vista oral, dice el alto tribu- nal. Y recuerda que los testigos de referencia no pueden suplantar al autor de la declaración si éste se encuentra a disposición del tribunal Muchos en la Audiencia Nacional han entendido el mensaje del Supremo y están dispuestos a hacer autocrítica. De hecho, fuentes de la Fiscalía aseguran que se han puesto manos a la obra para revisar el caso de Lahcen Ikassrien, extraditado desde Guantánamo y para quien Pedro Rubira ha pedido 8 años de cárcel por pertenencia a Al Qaida. Su destino también está en manos de la Sección Cuarta. El derecho penal enemigo Toda diligencia o actuación practicada en ese escenario debe ser declarada totalmente nula y, como tal, inexistente dice el Tribunal Supremo. ¿Por qué? Porque Guantánamo es un verdadero limbo en la comunidad jurídica un acabado ejemplo de lo que alguna doctrina científica ha definido como derecho penal del enemigo, opuesto al derecho penal de los ciudadanos Si la Audiencia Nacional no tuvo en cuenta en su sentencia condenatoria las declaraciones que Hmido prestó ante los policías nacionales que se desplazaron a la base norteamericana no fue porque considerara, con la misma determinación con la que se pronuncia el Supremo, que Guantánamo estaba fuera del espectro del Derecho Penal internacional, sino porque estas declaraciones se efectuaron sin asistencia de letrado, sin información previa de los derechos constitucionales y fuera de los mecanismos de asistencia judicial internacional A la izquierda, Karmani se dispone a lanzar el cohete; a la derecha, su cadáver tras el accidente JULIO CALLEJA Fallece al estallarle el cohete pirotécnico que iba a lanzar en las fiestas de Ermua ABC BILBAO. Jesús María Zanguitu Pascual, de 68 años de edad, murió ayer en Ermua al explotarle el cohete pirotécnico que manipulaba momentos antes de lanzarlo con motivo de las fiestas que estos días celebra la localidad vizcaína. El fallecido, muy popular entre los vecinos, que le apodaban Karmani era experto en ese tipo de artilugios y, de hecho, se encargaba de lanzarlos desde hace muchos años, de toda la vida según relataron fuentes de la Policía Municipal. Los agentes se mostraron sorprendidos e impactados por el suceso, dada la experiencia de Karmani En Ermua no hay nadie que no conozca a Karmani. Es imposible añadieron desde el Ayuntamiento. El suceso se produjo sobre las doce y cuarto del mediodía en la calle Marqués de Valdespina, por circunstancias todavía sin determinar y que in- vestiga la Ertzaintza, Karmani sufrió lesiones de extrema gravedad al explotarle a la altura del tórax el artefacto pirotécnico que manejaba. Tras las diligencias oportunas, el juez de guardia ordenó sobre las tres menos cuarto de la tarde el levantamiento del cadáver y su traslado al Servicio de Patología Forense, donde hoy se le practicará la autopsia correspondiente. Tal era la ilusión que el desafortunado demostraba hacia las fiestas del pueblo que sus familiares expresaron ayer su deseo de que no se suspendan y continúen como estaban previstas. Desde Ermua se adelantó que el funeral será muy especial y constituirá un homenaje de los vecinos al inolvidable Karmani