Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MALESTAR DE ISRAEL CON EL GOBIERNO ESPAÑOL MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC Blanco acuerda pasar página con el embajador de Israel, pero sin desdecirse de sus acusaciones Zapatero respalda a su número dos y dice que la relación está intacta b El presidente del Gobierno consi- dera prematuro hablar de la posible participación de España en una fuerza militar de interposición, que vincula a la ONU GONZALO LÓPEZ ALBA LEÓN MADRID. El acuerdo público es pasar página a los últimos incidentes verbales y que la acción diplomática sustituya a la megafonía de las declaraciones para lograr cuanto antes un alto el fuego en Oriente Próximo, pero ni el Gobierno ni el PSOE se desdicen de atribuir más responsabilidad a Israel que a Hizbolá, porque, en palabras de José Luis Rodríguez Zapatero, Hizbolá ya sabemos lo que es y el énfasis hay que ponerlo cuando te diriges a un Estado democrático para que no se extralimite en el ejercicio de su legítimo derecho a defenderse. El episodio provocado por las declaraciones del número dos del PSOE, José Blanco, que el lunes responsabilizó a Israel de buscar premeditadamente la muerte de civiles en el Líbano, lo que fue tachado de infame por el embajador de aquel país, obligó al ministro español de Asuntos Exteriores a realizar gestiones para pacificar la relación. Zapatero con la kufiya que sólo me referí a los muertos civiles causados por una parte, cuando lo que queremos es que no haya más muertos inocentes porque, sean israelíes o del Líbano, no tienen razón de ser Pero en ningún momento, según aseguró, se retractó de lo dicho ni modificó su posición de fondo, aunque admitió que le dije también que alguna expresión que utilicé le pudo parecer dura o exagerada De hecho, Blanco recibió el respaldo directo del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, quien dijo que el partido habla por boca de aquél y que su posición se corresponde con la suya. Una reacción natural y sin arrepentimiento Zapatero justificó como una reacción natural que no hubiera intentado impedir a Saleh Alí, de las Juventudes de Al Fatah, que le colgara el clásico pañuelo palestino y dijo que no sólo no está arrepentido sino que volvería a actuar igual. ¿Qué iba a haber? ¿Rechazarlo? preguntó tras recordar que en un primer momento ni se dio cuenta y que, cuando se apercibió de que le habían puesto una kufiya al cuello, ya estaba sonriendo para la foto. Tras recibirle el lunes en Moncloa, del ánimo apesadumbrado de Saleh Alí concluyó que sólo buscaba un recuerdo, ni siquiera hacer proselitismo. Arañazos El embajador de Israel, en declaraciones a varias agencias, tras señalar que había escuchado de Blanco dos clarificaciones manifestó que yo le dije que, desde mi punto de vista, no tenía sentido seguir esto así, que cerramos la situación y abrimos una nueva página Agregó que, aunque ha habido algunos arañazos las relaciones bilaterales siguen intactas Así lo sostuvieron también Moratinos y Zapatero. El presidente del Gobierno, quien- -antes de que se hubiera producido la conversación entre Blanco y Harel- -comentó que no me preocupa la reacción del embajador de Israel- -que a esa hora no daba por suficientes las explicaciones de Moratinos- coincidió en que estos episodios no han alterado en absoluto las relaciones entre ambos países. Cuando alguien discrepa de España no se le tiene que llamar antiespañol, y si se discrepa de Israel, no hay por qué llamar a alguien antisemita lamentó, aunque juzgó normal que haya declaraciones contradictorias ante lo que está pasando allí Obligación de levantar la voz Zapatero justificó su posición con varios argumentos: Salvo Estados Unidos ningún país ha apoyado la ofensiva bélica desplegada por Israel; dentro de la Unión Europea hay un acuerdo básico en el mismo sentido, con independencia de que unos gobiernos hayan sido más contundentes que otros y, por encima de todo ello, pensamos Llamadas de Moratinos y Blanco Miguel Ángel Moratinos, según reveló él mismo ayer, llamó en la misma tarde del lunes al representante israelí, Víctor Harel, para aclarar malentendidos Le telefoneé para indicarle que el periodo de declaraciones era el pasado y que teníamos que trabajar juntos. Lo que hace falta ahora es acción diplomática para buscar soluciones específicas que permitan superar este momento muy crítico explicó. Sin embargo, la gestión directa del máximo responsable de la diplomacia española fue juzgada insuficiente por el embajador de Israel, quien ayer por la mañana insistía en sus críticas y en pedir que se retractara personalmente José Blanco. Ante ello, el propio secretario de Organización del PSOE llamó a Harel, con quien pudo hablar por la tarde. En una conversación calificada por ambas partes de cordial acordaron poner punto y final a la controversia y abrir una página nueva según versión coincidente de ambos. Aunque la agencia Europa Press difundió un teletipo en el que atribuía a Harel la consideración de que Blanco admitió que había cometido un error el dirigente socialista negó este extremo a ABC. Blanco detalló que le expliqué el contenido de mis declaraciones y que en ellas también condene a Hizbolá, y le aclaré que es verdad Madrid, Londres y Gibraltar sellarán en septiembre su acuerdo sobre el aeropuerto y las pensiones LUIS AYLLÓN MADRID. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; el ministro de Estado británico para Asuntos Europeos, Geoffrey Hoon, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, sellarán el 18 de septiembre los primeros acuerdos del Foro de Diálogo trilateral sobre el Peñón, creado a finales de 2004. Los acuerdos, anunciados ayer mediante un comunicado conjunto, afectan al uso del aeropuerto gibraltareño, las pensiones de los antiguos trabajadores españoles en la colonia, el aumento de las conexiones telefónicas y el tránsito a través de la verja. Aunque había un principio de acuerdo sobre los distintos puntos en negociación, Londres no se comprometió formalmente hasta el pasado viernes a la creación de un Fondo para el pago de las pensiones a los trabajadores españoles que tuvieron que salir del Peñón tras el cierre de la verja en 1969. Con ese fondo, al que el Reino Unido aportará más de 200 millones de euros, se pagarán también los futuros gastos de gestión, la asistencia sanitaria de los pensionistas y la revalo- rización de las pensiones desde 1989. El de las pensiones ha sido uno de los asuntos más complejos de resolver. De los otros tres, el aumento de las telecomunicaciones y el tránsito a través de la Verja no han sido especialmente problemáticos. El cuarto, el relativo al aeropuerto, es el de mayor calado político, al margen de que puede beneficiar tanto a los habitantes del Peñón como a los del Campo de Gibraltar. Uno de los problemas para llegar a un acuerdo se centraba en el lugar donde quedará la terminal. Será finalmente en el lado gibraltareño, aunque habrá Fuerzas de Seguridad de nuestro país en esas instalaciones. La última cuestión eran los controles de documentación, dado que Gibraltar no se encuentra dentro del espacio Schengen. Finalmente, habrá un reparto de los controles entre España y las autoridades del Peñón.