Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 7 2006 11 Madrid, Londres y Gibraltar rubricarán en septiembre su acuerdo sobre el aeropuerto y las pensiones Detenida una pareja de turistas belgas tras hallarse el cadáver de su hijo recién nacido en una papelera midan, El Chino a cambio de hachís y dinero. Pero la clave del sumario está en la mochila número 13, recogida en la estación de El Pozo y trasladada luego a la Comisaría de Vallecas donde fue descubierta y luego desactivada. El juez sabía que toda su instrucción se venía abajo si no podía demostrar que, en efecto, ese bulto estaba en uno de los vagones del tren, que fue llevado luego hasta una furgoneta de la Policía, que acabó en el Ifema siempre custodiado por los agentes y que finalmente llegó, ya de noche, a esas dependencias policiales donde fue localizada. En su auto de procesamiento (páginas 53 a 73) Del Olmo recoge el testimonio de once policías que garantizan que esa mochila estuvo siempre bajo vigilancia y que nadie tuvo acceso a ella. Está asegurada, pues, la cadena de custodia. Los análisis químicos demostraron, sin lugar a dudas, que el explosivo que contenía esa mochila era Goma 2 Eco. Sentencia de El Gitanillo Pero hay otro dato importante que apunta en la misma dirección. La única sentencia, ya firme al ser de conformidad, dictada en relación con el 11- M es la del menor apodado El Gitanillo amigo de Trashorras, y que ayudó a trasladar a Madrid la Goma 2 Eco que éste vendió al Chino y sus compinches. En ella, la Sala declara en el apartado de hechos probados que el material explosivo al que se ha aludido, junto a otras partidas trasladadas por otras personas fue utilizado para llevar a cabo los atentados que tuvieron lugar entre las 7: 37 y las 7: 40 horas del día 11 de marzo de 2004 en diferentes puntos de la línea de ferrocarril de Cercanías de Madrid Este mismo material explosivo fue utilizado en el artefacto explosivo colocado en las vías del AVE en Mocejón (Toledo) y en los que hicieron estallar los terroristas en la vivienda sita en la calle Carmen Martín Gaite de Leganés Queda, por tanto, acreditar que lo que estalló en los trenes era Goma 2 Eco, una polémica que presenta unos efectos extrajudiciales evidentes y también una cuestión que centrará sin duda parte de las estrategias de las defensas en el juicio oral. Una vez más debe ser un análisis conjunto de los datos obtenidos los que den respuesta a esta cuestión para evitar el riesgo de construir teorías que pueden tener detrás un gran aparato mediático e incluso eco político pero que no se sostienen desde un punto de vista técnico y desapasionado. Resultan particularmente reveladoras en este punto las declaraciones ante el juez de la inspectora jefe de la Comisaría General de Policía Científica y que afirmó que en todos los escenarios de la matanza había dinamita- -la Goma 2 Eco lo es- si bien puntualizó que cuando un artefacto hace explosión, como fue el caso de las estaciones de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo, no se puede realizar un análisis cuantitativo de los restos; es decir, de la composición de la dinamita, porque para realizarlos se necesita una muestra pesable y en el lugar de los hechos no quedó nada, sólo impregnaciones Las consecuencias de esta respuesta en blanco- -inevitable al no existir técnicas que permitan análisis definitivos- -se verán en los próximos trámites del proceso. Por lo pronto, el Ministerio Fiscal, en su escrito de acusación, tendrá que concluir que es Goma 2 Eco a partir de los resultados periciales en otros escenarios relacionados con los atentados y, sobre todo, de los que ofreció el análisis de la mochila número 13, recogida en El Pozo. Paralelamente, las defensas- -quizá no de todos los procesados, pero sí de algunos- -tendrán disponible el argumento de que su vinculación con los atentados depende de que se considere probado que lo que estalló en los trenes era Goma 2 Eco. No obstante, una simple comparación objetiva entre los datos que apuntan a la utilización de esa dinamita y los que avalan otras teorías resultan demoledores para estos últimos. El miembro del tedax que descubrió el artefacto no detonado en el primer vagón del tren situado en la Estación de Atocha declaró (21 de diciembre de 2005) que por lo que apreció del artefacto y de sus conocimientos, podía intuir que se trataba de un explosivo industrial (dinamita y los del Ejército, ti (Pasa a la página siguiente) Mochila con el explosivo y móvil recuperados en El Pozo REUTERS