Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 26 7 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO EL TREN DE LA HISTORIA A buena salud del PP y el PSOE es, o debiera ser, asunto prioritario en el interés nacional. No es que los restantes partidos del muestrario sean merecedores de menor respeto y consideración; pero, en razón de las mayorías, las que determinan los centros del poder político, los dos primeros grupos con representación parlamentaria significan más de las cuatro quintas partes de la voluntad popular. La fortaleza interna de cada una de las grandes fuerzas políticas, puestos a resignarnos en el bipartidismo, es una clave básica para el sosiego nacional que puede y debe reforzarse con el correcto entendimiento entre ellas, al margen de lo anecdótico y accesorio, en M. MARTÍN los asuntos que determiFERRAND nan la seguridad y el progreso del Estado. Ni el PP ni el PSOE atraviesan su mejor momento. Los dos padecen crisis internas que, más o menos evidentes, tienden a distorsionar la concordancia de sus bases con la expresión de sus líderes, y quizá por eso mismo, nunca como ahora ha sido más distante y difícil la comunicación entre ambos para asuntos que, por su trascendencia, exigen un pacto de Estado o, cuando menos, un mínimo acuerdo. No citaré nombres porque estas líneas buscan la concordia mejor y antes que el espectáculo; pero es evidente que la escasa talla intelectual de algunos personajes clave y circundantes de los dos líderes principales de la política española le añade dificultad a lo que en sí mismo no es fácil. Tampoco parece al alcance de la mano una mínima sintonía entre Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero. Se repelen como los polos de un imán. A tal límite alcanza tan inquietante situación que, según Cristina de la Hoz, una de las antenas más finas a la hora de detectar lo que ocurre en el PP, Rajoy ha insinuado, en el seno de su comité ejecutivo, que sería posible un entendimiento con el PSOE... si Zapatero no fuese el jefe de las filas socialistas. El fulanismo es, bueno o malo, una constante en nuestra conducta colectiva y con frecuencia hemos perdido el tren de la Historia no por ignorar su hora de salida y el centro expendedor de sus billetes, sino por evitarnos algún compañero de viaje. Algo muy estético; pero, en su dimensión colectiva, irresponsablemente suicida. Cuando los problemas se centran en las personas, en su incapacidad para el entendimiento, tienden a ser de imposible solución. Ya no se trata de concertar intereses, algo siempre posible, sino de armonizar pasiones, un imposible metafísico. La actitud y la mal disimulada arrogancia de Zapatero, sus modos melifluos y sus erráticos planteamientos no son un acicate para que Rajoy, más displicente de lo que le cuadra a un jefe de la oposición y menos elástico de lo que exige su antagonista, pueda llegar a establecer con el presidente del Gobierno un acuerdo de mínimos en asuntos máximos. Esa es la responsabilidad de ambos cuando el tren de la Historia está en el andén. ZETAPÉ, EL NOVIO DE BARBIE mayor guerra de la historia contra ese puñado de lelos? OS progres son burros cabeceantes que se alimen ¡Lelos! Todos: Goering, Ribbentrop, Keitel, Jodl... a las tan de ruedas de molino. La muerte inesperada de órdenes de un jefe que jamás cumplió lo sensato que salió Al Zarqaui los tenía sumidos en un vacío de orfande su boca y, en cambio, no dejó por realizar ninguna de dad. Después de todo, era su segundo Che, con quien el sus locuras. Ese sedimento de impotencia y de rencor degollador de Bagdad compartía al menos la praxis del del que los mediocres hacen un falso piso para vegetar da aquí te pillo, aquí te mato A su paso, los pobres del un tipo de hombre gris, perfectamente definido, de pasiomundo salían, alborozados, de sus chocitas saludando: nes frenadas en seco, que, sin saber lo que quiere, ¡Hola, Al! ¡Hola, Che! Y ahora, ¿qué? sabe lo que odia. Así es como los nazis de ayer y Hombre, de ese mismo encaste los progres tielos progres de hoy han dado en odiar a los judíos. nen a Chapote, pero resulta muy rústico. La sensi- -Estoy seguro- -le dijo a Foxá el doctor sionisbilidad femenina del bardo de Brazatortas, que se ta Saúl Mezán en el ghetto de Sofía en 1948- -de cree el encargado de establecer entre nosotros la que, si nos afincáramos en Palestina, volveríaeclosión de una elegancia progresista, cruje cada mos a ser guerreros y pastores, en vez de tímidos vez que Chapote cocea como una mula cuáquera mercaderes. Y empuñaríamosla espadade losmasu jaula de cristal. ¿Psicópata? ¡Quia! ¿Lo vieron gruñir con el presidente del tribunal? La impre- IGNACIO RUIZ cabeos. QUINTANO Porque no es el destino de Israel, añadía Foxá, sión que le quedaba a uno era que en alguna parte fundar una minúscula república progresista: este puehay un pueblo al que ese hombre está privando de un blo, amado y maldecido, inaugura el Génesis y su convermerluzo cabreado por llamarse García. En resumidas sión marcará el fin del mundo. cuentas, un milicianote de izquierdas, por emplear terEl presidente Rodríguez, que no encontraría una oraminología de la Ley de la Memoria con que la anciana ción en el Génesis y tampoco puede imaginarse el fin del vicepresidenta del Gobierno pretende torear a la vaquimundo, venía postulándose como un Lawrence de Euralla del Alzheimer propagandístico. Lo que no sé es a qué bia de juguete, fabricado de promesas líricas, transporestarán esperando las viejas de las rosas blancas para tes emotivos, tempestades cerebrales y cinismo sin cuenobsequiarle un capullo a la señora de García. to. Su política antiterrorista era amoral, pero posibilisMuerto Al Zarqaui y descartado, por falta de glata: si no puedes con el enemigo, únete a él. Rodríguez es mour Chapote, el resentimiento progresista necesitainocente, por ignorancia, de las teorías de Eckart, Esser ba de un chivo expiatorio que ha encontrado... en los juy Rosemberg. Pero, en su cargo, retratarse a risotada díos. El antisemitismo de las locazas y los lerdos que en limpia y con la pañoleta palestina como si fuera el pañuela Puerta del Sol de Madrid intentaron linchar bizarralico de San Fermín lo rebaja de político más o menos mente a un señor que no botaba cuando ellos botaban extravagante a producto industrial de la cultura basura: porque sionista el que no bote no era sino la boqueada un muñeco a lo Kent, el novio de Barbie, a quien tanto se atávica de un progreso más arrugado que la bota de un parece, destinado al consumo de jovencitos mentales cojo y que sólo coge aire a la vista de un judío en apuros. que querrán adquirirlo con todos sus complementos pro ¿Qué otra cosa, sino lelos, eran los nazis? John K. Galgresistas: pañuelo de Arafat, boina de Ternera, pistolón braith participó en los interrogatorios a los jerarcas hitde Castro, dicharachos de Chávez, jersey de Morales, lerianos en Berlín. Un día, su asistente se puso al borde jaula de Chapote y, en su versión culta, retrato ecuestre de las lágrimas. Preguntado por la razón de su pesar, conde Millás. testó: ¿Quién iba a pensar que estábamos haciendo la L L -Nadie se explica cómo ha rebrotado la guerra entre judíos y palestinos con tanta virulencia. Alguien en Ramala o en Jerusalén ha debido leer lo de la Alianza de Civilizaciones de Zapatero.