Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL MARTES 25 7 2006 ABC La inmigración centra parte del almuerzo del Rey Mohamed VI ABC CASABLANCA. Los Reyes de España y Marruecos almorzaron ayer en Casablanca, a iniciativa de Mohamed VI, en un momento satisfactorio de las relaciones entre los dos países, que ambos Monarcas han querido impulsar con este nuevo encuentro. Don Juan Carlos viajó desde Palma de Mallorca a Casablanca para conversar en privado según ambas Casas Reales, durante un almuerzo que tuvo también mucho de familiar, dados los estrechos vínculos de amistad que unen a las dos Familias Reales. Los dos monarcas abordaron el problema de la inmigración irregular, la crisis del Líbano y la situación del Sahara, según precisaron fuentes diplomáticas. Un avión Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española trasladó a Don Juan Carlos hasta el pequeño aeropuerto de Casa Anfa, en Casablanca, y despegó tres horas y media después de regreso a Palma. Un abrazo y sendos besos fue el saludo con el que Mohamed VI recibió a quien Hasán II llamaba su hermano un término familiar que su hijo ha mantenido. A pie de pista, el Monarca alauí recibía a Don Juan Carlos, con quien pasó revista a una compañía de la Guardia Real que rindió honores en el aeropuerto, donde las banderas española y marroquí ondeaban juntas. En un coche deportivo que conducía Mohamed VI, ambos Monarcas se trasladaron a la residencia privada del Rey alauí, donde tuvo lugar el almuerzo, precedido por una charla informal en la que bebieron el tradicional té a la menta. Antes, Don Juan Carlos posó con la gobernanta de las residencias de Mohamed VI, la española Pilar Díaz, que sirve al soberano marroquí desde que era un niño. El viaje de Don Juan Carlos se produce 18 meses después de que los Reyes realizaran su segunda visita de Estado al país vecino. España tendrá que compartir con Malta los fondos europeos para fronteras El vicepresidente Fratini ofrece tres millones de euros adicionales pesquero español pasó ayer por la mesa del Consejo de Ministros de Interior y Justicia como ejemplo de lo que puede ser frecuente en el Mediterráneo ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los programas europeos para control de fronteras que se va a poner en marcha en Canarias van a recibir más dinero, pero no todo vendrá para España, sino que habrá que repartirlo con los que se van a poner en marcha en Malta, un país que antes de esperar a escuchar críticas por su actuación en el caso del pesquero español cargado de inmigrantes sin papeles y recogidos como náufragos se apresuró a denunciar la situación de crisis grave en la que se encuentran. Según el ministro maltés del Interior, Tony Borg, en el primer semestre del año recibimos 1.200 inmigrantes, que para nosotros es lo mismo que si hubiesen llegado 400.000 a Alemania. Malta es el segundo país del mundo en número de emigrantes clandestinos per cápita Claro, en Canarias se han recibido 11.000 en el mismo periodo, pero a estos efectos el archipiélago tiene siete islas y la Península es muy grande, de forma que el secretario de Estado español, Antonio Camacho, b El caso del que asistió al Consejo de Interior y Justicia de ayer en representación del ministro Alfredo Pérez Rubalcaba, no tuvo más remedio que aceptar compartir con Malta el dinero que la UE va a dedicar para protección de fronteras. El vicepresidente de la Comisión Franco Fratini había logrado tres millones más de euros adicionales para las patrullas conjuntas, lo que permitirá prolongar hasta primeros de septiembre los trabajos en Canarias. Los ministros hablaron como era de esperar del desagradable episodio del pesquero español, pero nadie quiso profundizar ni utilizarlo como arma arrojadiza. Fratini lo expuso como un ejemplo de cooperación y como muestra de lo que van a ser en el futuro situaciones de este tipo en las que los países miembros tendrán que compartir la carga de situaciones puntuales. Camacho contemporizaba diciendo que se podría haber hecho mejor, pero se ha hecho bien a pesar de que el tiempo extraordinariamente corto en Nicolas Sarkozy vuelve a arremeter contra España e Italia por su política de regularizaciones masivas el que se han realizado estas operaciones Los observadores han notado que es el segundo consejo seguido al que no asiste el ministro Pérez Rubalcaba, que en realidad todavía no se ha estrenado en materia europea desde que ocupa el cargo. Antonio Camacho adelantó que puesto que este se trataba de un consejo no decisivo había preferido no asistir, aunque prometió que estaría presente en el de septiembre próximo, que se celebrará en la localidad finlandesa de Tampere. El formato de aquel consejo es precisamente de no toma de decisiones, sino que es una reunión informal para que los representantes de los países hablen sin protocolo de los objetivos de la presidencia finlandesa. El ministro francés del Interior, Nocolas Sarkozy (que no estuvo tampoco en el Consejo de ayer al que en nombre de Francia asistieron el ministro de Justicia Pascal Clement y el titular de Administración Territorial, Christian Estrosi) volvió a criticar la política española e italiana de regularizaciones masivas. En su lugar, Sarkozy anunció que aceptará entre seis o siete mil excepciones en la política de expulsiones de los emigrantes en situación irregular, vinculando esta decisión al hecho de que tengan hijos escolarizados en Francia. EFE Llegan a Motril más de 60 sin papeles ABC. Una embarcación en la que viajaban 64 inmigrantes, ocho de ellos mujeres, llegó ayer sobre las seis de la tarde al puerto de Motril (Granada) después de ser interceptada cuando pretendía alcanzar las costas españolas. La patera, de ocho metros de eslora y dos de manga, fue avistada a diez millas al sur de la Isla de Albo- rán por un pesquero e interceptada posteriormente por una embarcación. A su llegada a puerto, donde se había montado un dispositivo por parte de Cruz Roja, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía, cuatro de los indocumentados, entre los que se desconoce si hay algún menor, tuvieron que ser atendidos.