Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 25 7 2006 Nacional 17 Institucionales que gestiona el líder de ICV, Joan Saura, ha doblado los recursos destinados a la memoria histórica. Los principales dirigentes republicanos, especialmente los catalanes, figuran en el nomenclátor de todos los pueblos de Cataluña. Incluso la figura institucional de la Republicana Catalana tendrá una calle en el municipio de Reus (Tarragona) después de que el Consistorio aprobara una moción de ERC, que contó con los votos del PSC, CiU e ICV y el rechazo del PP. Vecinos enfrentados En Sevilla esta recuperación de la Memoria Histórica ha llegado a enfrentar a los vecinos con el Ayuntamiento, según informa A. E. Yáñez. El conflicto surgió después de que se aprobara el cambio de nombre de la plaza Alianza- -en recuerdo a un antiguo comercio- -por el de Indalecio Prieto, que se sumará a otros símbolos republicanos del callejero sevillano, como la calle Dolores Ibárruri o la de Diego Martínez Barrio, en homenaje al último presidente de la República. Al igual que ocurre en Cataluña, en el País Vasco las calles se fueron llenando de símbolos republicanos nacionalistas, como la avenida Lehendakari Aguirre de Bilbao, en honor del primer jefe del Gobierno vasco, José Antonio Aguirre Lecube, quien ocupaba este puesto cuando estalló la Guerra Civil. Ahora el primer lendakari acompaña en el callejero al fundador del nacionalismo vasco Sabino Arana, que también es honrado con una calle. En Asturias, el recuerdo de la República está presente en calles y plazas, pero una de las denominaciones que más llama la atención se encuentra en el municipio de El Llano, donde se le ha dedicado una vía a uno de los republicanos asturianos más conocidos, pero también más controvertido: Santiago Carrillo. El ex secretario general del PCE participó como consejero de Orden Público en los trágicos acontecimientos de Paracuellos del Jarama, en los que se fusiló a entre 2.000 y 5.000 personas. En su Gijón natal se encuentra la plaza de la República y en Avilés otra calle está dedicada a las Brigadas Internacionales. Estatua de Largo Caballero, el Lenin español situada junto a los Nuevos Ministerios de Madrid Es el caso del dirigente anarquista Buenaventura Durruti, fallecido durante la defensa de Madrid en 1936, y que cuenta con una plaza en el distrito de Sants desde 1990. Durruti está acompañado por otras figuras del movimiento libertario como Àngel Pestaña, Joaquim Maurín o Federica Montseny. El recuerdo republicano en Barcelona se extiende a muchos otros nombres de artistas e intelectuales que, si bien no actuaron en primera línea de la acción política, sí pusieron su arte y trabajo al servicio de sus valores. En la Ciudad Condal también hay una docena de monumentos dedicados a conmemorar aquella época. Por ejemplo, el pabellón de la República, en el barrio de la Vall d Hebrón, que acoge el Centro de Estudios de Historia especializado en la Guerra Civil española; el monumento de las Brigadas Internacionales, en el célebre barrio del Carmelo; el de las víctimas de los bombardeos de mayo de 1938, en la Gran Vía de las Cortes Catalanas o el dedicado a los fusilados en el Campo de la Bota, instalado en el recinto del Fórum. por parte del jefe de filas del PP en el Consistorio, Alberto Fernández. En paralelo, la recuperación de la Memoria Histórica ha sido una de las prioridades del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que el pasado mes de mayo reivindicó los valores republicanos en un acto solemne cele- JULIÁN DE DOMINGO brado en el Teatro Nacional de Cataluña. Hoy nos proclamamos herederos de la República dijo el presidente catalán entre los vítores y aplausos de los representantes de parte de la sociedad civil catalana. A cien días de su extinción, el gobierno catalán y, en concreto, el departamento de Relaciones Todo tipo de honores para Martínez Barrio en el año 2000 ABC El 14 de enero de 2000 volvieron a Sevilla los restos mortales del que fuera el último presidente de la II República, Diego Martínez Barrio, tras reposar durante 28 años en un cementerio parisino. El deseo del político sevillano, quien vivió un largo exilio durante la dictadura franquista en México y Europa, de que su cuerpo descansase en su ciudad, se pudo cumplir. Al acto de homenaje, celebrado con todo tipo de honores en el Ayuntamiento sevillano, acudieron, entre otros, el presi- Actos de la Generalitat La serie de actos programados en conmemoración del 75 aniversario de la República le supuso al Ayuntamiento de Barcelona un coste de 800.000 euros, una cantidad considerada excesiva dente de la Junta, Manuel Chaves, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el presidente del Parlamento andaluz, Javier Torres Vela. Fue una celebración multitudinaria y emotiva en la que no faltaron banderas, flores y coronas con los colores republicanos, al igual que ocurrió en el entierro posterior, cuando, incluso, se entonó el Himno de Riego. A lo largo de su trayectoria política, Martínez Barrio fue, además de presidente de la II República, ministro, presidente de las Cortes y del Consejo de Ministros. Chaves y Monteseirín pasan junto al ataúd de DÍAZ JAPÓN Martínez Barrio, sobre el que hay una bandera republicana