Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional LUNES 24 7 2006 ABC El antiguo Zaire celebra el próximo 30 de julio las primeras elecciones democráticas desde su independencia, hace 45 años, cuando se desprendió de la tutela de Bélgica con sólo 17 titulados universitarios Diccionario político congoleño ALFONSO ARMADA. ENVIADO ESPECIAL OCÉANO ATLÁNTICO KINSHASA. Más de tres millones de personas murieron entre 1998 y 2002 en la selva congoleña por actos violentos, hambre y enfermedades en el más mortífero conflicto surgido en el mundo tras la Segunda Guerra Mundial. Y uno de los más olvidados. La República Democrática del Congo (antiguo Zaire) que ingresó en los anales de la infamia desde que el periodista Henry Morton Stanley se lo apropió para el despiadado Leopoldo II, el rey de los belgas. Ahora está a punto de celebrar sus primeras elecciones democráticas en 45 años. Las Naciones Unidas y la Unión Europea (UE) se han volcado financiera y militarmente para que esta vez empice bien. Este diccionario intenta esclarecer un verdadero laberinto político en el corazón de África. República Democrática del Congo REP. CENTROAFRICANA Gbadolite Ituri Bunia L. Alberto SUDÁN UGANDA CONGO Mbandaka Kisangani Goma Lago Kivu L. Eduardo RUANDA Bandundu CABINDA (ANG) Kinshasa Kikwit Matadi Bena Bukavu BURUNDI Kindu Lago Tanganica Kananga Mbuji- Mayi Kalemie TANZANIA Candidatos: 33 a la presidencia, 9.700 a un puesto en el Parlamento, una ensalada de 260 partidos para 26 millones de electores. Coltán: Colombo- tantalita, componente esencial de los teléfonos móviles, rico en Ituri y los dos Kivus, regiones fronterizas con Uganda y Ruanda, explotadas a mansalva por los dos regímenes hasta la paz firmada en 2003. Elecciones: Para la muy presente comunidad internacional (es decir, los grandes países occidentales más Suráfrica) se trata sobre todo de legitimar y estabilizar el poder existente a fin de permitir la reactivación de la economía y la reconstrucción del país. Para la población congoleña, a la que después de 46 años se le proponen las primeras elecciones realmente libres, se trata de salir por fin de un sistema de cooptación de las élites... Así ve la periodista belga Colette Braeckman, experta en el Congo, el acuerdo firmado en 2003 en el enclave surafricano de Sun City, que fijó la salida de los ejércitos extranjeros (Zimbabue, Angola y Namibia apoyaban a Kabila padre; Uganda y Ruanda, sus antiguos valedores, quisieron librarse de él y terminaron enfrentándose por el control de las riquezas minerales del este) además del desarme de las guerrillas, como RCD- Goma (Agrupación Congoleña para la Democracia, pro- Ruanda) y MLC (Movimiento para la Liberación del Congo, pro- Uganda) Sin embargo, el pueblo ha demostrado que quiere votar: 25 millones de congoleños ratificaron en diciembre de 2005 la nueva Constitución. ANGOLA 0 200 Km. Kamina L. Moero Kolwesi ZAMBIA Lubumbashi ÁFRICA Infografía ABC Joseph Kabila, presidente congoleño AFP de Fizi- Baraka, junto al lago Tanganica, prefería los cabarets y el alcohol de Tanzania, Joseph, de 35 años, es el más probable ganador de las elecciones, la figura por la que ha apostado Occidente, ya que piensan que es el único capaz de manejar un país desarticulado, y sus manos están menos manchadas de sangre que algunos de sus rivales. Controla las fuerzas de seguridad y los medios de comunicación estatales, que han hecho popular su adusta imagen. Educado en Tanzania, fue mano derecha de su padre cuando dejó por un tiempo la guerrilla para dedicarse al comercio. Estuvo junto a su progenitor durante la ofensiva de la Alianza de Fuerzas Democráticas de Liberación de Congo- Zaire, y se cree que comandó la toma de Kisangani. En 1998 partió a China para adquirir formación militar, antes de ser nombrado jefe del Estado Mayor y después comandante de las fuerzas terrestres. Cuando mataron a su padre estaba en Katanga. Regresó a Kinshasa escoltado por tropas de Zimbabue y poco después fue designado presidente. No se ha diluido la controversia sobre su pasado y algunos apuntan que su verdadero padre era ruandés. Mobutu: Dictador durante más de 32 años, amigo de Occidente en la guerra fría, se aupó al poder tras vender a Lumumba e hizo del robo sistemático de un Estado, que rebautizó Zaire, su modus operandi MONUC (Misión de la ONU para el Congo) La operación consume 608 millones de dólares al año, pero será la UE quien corra con el 80 por ciento del coste electoral, gravoso por carecer el país de carreteras (apenas 2.000 kilómetros asfaltados para un Estado tan extenso como media Europa) La MONUC- -responsable de abusos y violaciones- -ha desplegado 17.000 cascos azules que han logrado casi pacificar el país y prestar apoyo logístico para los comicios, apoyados por 2.000 soldados de la UE, que sectores congoleños consideran fuerza de ocupación desplegada para proteger los intereses mineros y comerciales occidentales de un futuro Congo pacificado. Sun City: El acuerdo que puso fin al conflicto más devastador después de 1945, favoreció más, según Braeckman, a los señores de la guerra que a la sociedad civil y a la antigua clase política: Aunque vilipendiada por la población, que la veía como un premio a la impunidad, se adoptó la fórmula de uno más cuatro el presidente Kabi- la compartiría el poder- -hasta las elecciones del 30 de julio- -con cuatro vicepresidentes surgidos de las facciones rebeldes, la oposición y la sociedad civil. Jean- Pierre Bemba, acusado por la ONU de saquear la región de Ecuador, se convirtió en presidente de la Comisión de Ecomomía y Finanzas, y Azarias Ruberwa, responsable de matanzas al este con respaldo ruandés, se encargó de Defensa y Seguridad. Por la oposición civil, Z ahidi, por el entorno presidencial: Yerodia Abdoulaye. No se ha logrado, apunta el estudioso Ramón Arozarena, casi ninguno de los objetivos pactados: pacificación y restablecimiento de la autoridad del Estado en todo el territorio, reconciliación, reconstrucción del país, formación de un ejército nacional reestructurado e integrado y el ruido de botas ha sido constante en Ituri y los dos Kivu. Minas: Kabila, Joseph: Sustituyó a su padre al frente del país cuando fue asesinado por miembros de su guardia personal en 2001. Más discreto que su extrovertido padre, Laurent, que se granjeó las críticas del Che Guevara cuando en vez de combatir en la región congoleña Considerado un escándalo geológico desde tiempos de Leopoldo II saqueo y Congo han sido sinónimos: diamantes, oro, niobio, coltán, cobre, estaño, carbón y uranio (por no hablar de las reservas de petróleo, formidables reservas de agua y potencial eléctrico) El Gobierno de Joseph Kabila ha reactivado la privatización de compañías mineras estatales, como Gecamines o la MIBA, en lo que Braeckman califica de tercer saqueo del Congo Joseph Kabila es el más probable ganador de las elecciones, la figura por la que ha apostado Occidente Tshisekedi, Étienne: El opositor por antonomasia, al frente de la Unión por la Democracia y el Progreso Social (UDPS) uno de los principales partidos congoleños, ha decidido boicotear las elecciones. Nacido en la provincia de Kasai en 1932, atesora una larga trayectoria política: ha sido embajador, diputado y primer ministro más de una vez con Mobutu (cargo que, paradójicamente, compaginó con el de jefe de la oposición) aunque a menudo sufrió cárcel y desdén por desencuentros con el presidente. Cuando las tropas de Kabila llegan en 1997 a las puertas de Kinshasa, con unidades de Ruanda y Uganda, un doliente Mobutu le devolvió el cargo. Relegado por las nuevas autoridades, frente a Kabila padre primero y Kabila hijo después ha retomado su papel de opositor a ultranza.