Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 24 7 2006 Nacional 13 La dirección de Eusko Alkartasuna debate ya la ruptura de la coalición electoral con el PNV Los alcaldes del PSE rechazan romper los acuerdos municipales con el PP como anunció Patxi López las elecciones locales de la próxima primavera, el mapa de muchos ayuntamientos vascos cambiaría sustancialmente CHARO ZARZALEJOS MADRID BILBAO. La dirección de EA ha puesto sobre la mesa de debate interno la ruptura de la coalición electoral que mantiene con el PNV, y ello con vistas a las próximas elecciones municipales. El debate iniciado hace algunas semanas culminará en el próximo otoño, casi con el tiempo justo para preparar los inmediatos comicios. Las opiniones son encontradas. Los partidarios de la ruptura creen que ha llegado el momento de tener perfil propio bien definido y sobre todo hacer ver a la opinión pública que los proyectos políticos del PNV y de EA son diferentes. Y ahora, aunque tenemos grupos parlamentarios distintos, incluso en los ayuntamientos, corremos el riesgo de convertirnos en una especie de CiU Asumen los partidarios de esta tesis que, efectivamente, no deja de ser un riesgo ir a solas, pero no debemos tener miedo En las ultimas autonómicas quien bajó fue el PNV y nosotros mantuvimos posiciones Pero las reflexiones de los partidarios de la ruptura van más allá. Creen que es buen momento para dar el paso, que sería el primero para la reordenación seria del mapa político vasco, distorsionado por la violencia El nacionalismo es más plural de lo que parece. El PNV parece que lo llena todo y que fuera de él sólo está la izquierda abertzale más radical. Nosotros somos socialdemócratas e independentistas. Siempre lo hemos dicho y en nuestros estatutos está reflejado con claridad b Si Batasuna compareciera a ro que de nosotros lo que busca son los votos En ese debate pesa- -y mucho- -el proceso abierto por el presidente del Gobierno. Se respira optimismo porque creen que la necesidad que tienen tanto Zapatero como ETA es una garantía de que el proceso va a salir bien Si esto fuera así y Batasuna- -ya legal- -compareciera a las elecciones municipales, el mapa político de los ayuntamientos vascos podría sufrir una seria modificación, sobre todo en Guipúzcoa, donde tradicionalmente el partido de Otegi ha tenido una fuerte implantación en municipios no menores. En este supuesto, si acudiera a solas, Eusko Alkartasuna podría convertirse en el fiel de la balanza y, aunque tuviera los mismos resultados, tendría mayor protagonismo. Un buen paraguas En el PNV existe conciencia de que en EA hay sectores que quieren la ruptura, pero la estrategia es mostrar respeto a sus decisiones De todos modos, son más los que creen que, al final, iremos juntos porque somos un buen paraguas En los últimos tiempos, y aunque en el seno del Gobierno vasco no ha habido tensión alguna, sí se aprecia con claridad que, mientras que EA se ha implicado al máximo en la apuesta por la paz -apoyando a Batasuna en algunos de sus actos públicos y manifestaciones- el PNV ha optado por mantener una calculada distancia, pese a que algunos nacionalistas bien significativos como Egibar y Arzalluz, en ocasiones, han hecho declaraciones y gestos no coincidentes con los de Imaz. Esta posible ruptura de coalición no será el único movimiento al que habrá que prestar atención. Los populares tenían en su agenda que el próximo otoño el PSE rompía los acuerdos de los ayuntamientos. Sin embargo, han sido los alcaldes socialistas los que han rechazado esta posibilidad anunciada hace unos días por el propio Patxi López. Nuestros concejales- -se afirma desde las filas populares- -recibieron llamadas de los alcaldes diciéndoles que de romper nada de nada Creen en el PP vasco que los socialistas ahora tendrán que diferir la ruptura La harán de otra manera y creemos que lo harán en la precampaña. Nosotros no vamos a romper nada. Dimos nuestro apoyo a cambio de nada, por convicción. Si ellos rompen, serán los alcaldes socialistas que cuentan con nuestro apoyo quienes estarán en apuros. Lo harán de manera que irán a la campaña como si nunca hubiéramos estado juntos Durante esta semana concluirá la que se puede considerar primera ronda de contactos para la configuración de la mesa política. El miércoles PNV y EA celebrarán una reunión, después de que el partido de Begoña Errazti se haya entrevistado con el PSE. Juan José Ibarretxe y Begoña Errazti, en un acto político reciente partidarios de mantener la coalición creen que esta fórmula es un dique de contención a una eventual radicalización del partido, que quizás se sentiría tentado de realizar alguna concesión innecesaria a los más radicales para atraerlos En todo caso, unos y TELEPRESS otros tienen asumido que, en cualquier circunstancia, el PNV se las arreglaría porque Josu Jon Imaz es muy pragmático y creen que su primera obligación es mantener el poder. El con quién puede ser secundario Otegi, por su parte, siempre ha tenido cla- Notable riesgo Cree ese sector de EA que yendo a solas y a corto plazo sus siglas pueden aglutinar los sectores más moderados de la izquierda abertzale y a bastantes gentes del PNV que no lo acaban de ver como un partido decidido a dar pasos serios Consideran que conectan con militantes y votantes de edad inferior a los cincuenta años y que no ven en el partido una mera herramienta para llegar o estar en el poder Las apreciaciones de los que apoyan la ruptura son diametralmente opuestas a las de aquellos que apuestan por dejar las cosas como están y comparecer junto al PNV. Estos últimos sostienen que aún no se dan las condiciones para ese paso y que ir solo supondría para el partido un notable riesgo Además, es mejor dar sensación de unidad dentro del nacionalismo. Nuestra aportación a la gobernabilidad y a la dirección política del país ha sido y es muy importante. Muchos avances se han debido a nuestra presión Los