Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 7 2006 Deportes 77 GOLF OPEN BRITÁNICO Sergio García lo borda y se coloca a un golpe del líder Woods El español igualó el récord del campo y hoy buscará su primer grande en el partido estelar MIGUEL ÁNGEL BARBERO LIVERPOOL. Sergio García llegó al campo de Hoylake sin grandes expectativas. Después de un mes de enero espectacular (tercero en Abuh Dabi, séptimo en el Mercedes y octavo en el Buick) cayó en picado sin razón aparente. Su temporada se vino abajo y en los grandes falló estrepitosamente. En el Masters deambuló sin saber lo que le pasaba y en el Open USA, tocado por una lesión de espalda, ni siquiera pasó el corte. Volvió a Europa para recargar pilas y, afortunadamente, parece que el retorno le ha recuperado. La semana pasada terminó noveno en Escocia y hoy afronta la última vuelta del Open Británico desde el partido estelar. Para verlo y no creerlo. En la tercera ronda igualó el récord del campo (65 golpes) y se colocó como líder en la casa club, algo que sólo Tiger Woods pudo superar gracias a un birdie in extremis. La verdad es que le he pegado estupendamente a la bola- -declaró el español- -y he disfrutado como hacía tiempo que no lo hacía. Por fin he podido controlar el vuelo de la pelota y mandarla donde yo quería Los hoyos de salida los jugó de cine (seis abajo) ayudado por un eagle en el 2 desde la calle y cuatro birdies entre el 5 y el 9. Ayer le tocó a él ese golpe de suerte que el viernes correspondió al número uno mundial. Salí con una muy buena madera 5 al centro de la calle y después le pegué un hierro 9 que desde el primer momento sentí perfecto. Confiaba en que la dejaría al lado para un birdie fácil y el resultado salió mejor de lo esperado Si no acabó con una cifra aún mejor fue porque en la segunda vuelta dejó de ver las caídas en los tapetes. Encadenó ocho pares seguidos hasta que el hoyo 18 le permitió poner otro número rojo en su cartulina. La verdad es que a estas alturas de la semana los greenes están muy parduzcos, con distintas tonalidades de verde, y cuesta adivinar la línea correcta Para la última ronda sólo aspira a salir al campo a disfrutar. Espero poder empezar fuerte y no presionarme mucho. Me encanta salir en el último partido y sentir el ca- lor del público. Voy a tratar de concentrarme al máximo en cada golpe y situarme en una buena disposición para ganar Que a Sergio se le da bien el British es innegable (ha sido top- 10 en cuatro de sus últimos cinco torneos) Ahora bien, hay que confiar en que tener un mano a mano con Tiger el último día no le pese demasiado. Su estadística es demoledora: las diez veces que ha encabezado un salmón el último día lo ha terminado ganando. Y la única ocasión en la que García coincidió con él en esa situación, el US Open de 2002, el estadounidense le venció por goleada. Tiger elogia al español No obstante, hay que ser positivos y darle valor a lo logrado por el castellonense hasta ahora. Con su mejor resultado en un grande justo en el día del movimiento, esa tercera ronda en la que los favoritos toman posiciones, ha ganado muchos enteros. Ni siquiera los líderes matinales pudieron estar tan acertados. Woods y Ernie Els se quedaron en 71 impactos y con la sensación de que habían abierto mucho la puerta a los rivales. La vuelta de Sergio fue magnífica- -reconoció el americano- -porque con las posiciones de bandera y la rapidez de los greenes era muy difícil dejarla cerca. Me apetece jugar con él en el partido estelar, pero no hay que olvidar que hay un ramillete de jugadores al acecho que no nos lo van a poner fácil En efecto, tiene a Sergio García demostró su calidad técnica en el campo de Hoylake cinco hombres en dos golpes e incluso Goosen, a cinco, podría dar un susto si hoy hace un gran resultado. El resto de los españoles no tuvieron un buen día. Gonzalo Fernández- Castaño (73) le dio bien a la bola pero se desesperó con el putter (un green a AFP cuatro putts y dos a tres) lo que le retrasó en la tabla. Miguel Ángel Jiménez (76) sigue sin recuperar las sensaciones del primer día y perdió todas sus opciones, lo mismo que un Chema Olazábal (76) al que un triple bogey en el 11 terminó por hundirle. Un torneo tan elitista como popular Cincuenta mil personas se agolpan en las 60 hectáreas de Hoylake M. A. B. LIVERPOOL. Acceder a un Open Británico sólo está al alcance de unos pocos. Al menos por lo que respecta a los que disputan el torneo con unos palos en las manos. Pero para los demás, no hay nada más sencillo. Sólo hay que acercarse hasta el Royal Liverpool, pagar 20 libras en taquilla (unos 30 euros) y disfrutar de un día de campo con un clima veraniego impensable por estas tierras. Y cuando decimos día de campo, es en toda su literalidad: cervecita, pantalones cortos, chanclas, camisetas quitadas y a lucir bronceado Ya se sabe cómo son los ingleses en cuanto ven un rayo de sol... La organización es impecable y ejemplar; todo en el British está en su sitio. La zona comercial, los restau- rantes, los aseos, las zonas de paso, los voluntarios, las pantallas gigantes, los policías... Es cierto que llevan haciéndolo 135 años, pero da gusto pasear por el campo y ver cómo hay 50.000 personas disfrutando cada una a su manera. Aficionados por todas partes Evidentemente, esto no es un estadio de fútbol o un circuito de carreras. Hay 60 hectáreas de terreno disponible y nunca está todo el público concentrado en el mismo sitio. Pero vayas donde vayas siempre hay alguien. Ya sea siguiendo a Andrew Marshall a las 8 20 de la mañana (como superaron el corte en número impar no tuvo compañero de partido) o en el duelo estelar de Tiger Woods y Ernie Els, en el que a pesar de las cin- Clasificación Tercera jornada: 1, Tiger Woods (EE. UU. 203 golpes; 2, Sergio García, Cris DiMarco (EE. UU. y Ernie Els (Af. S. 204; 5, Jim Furyk (EE. UU) y Ángel Cabrera (Arg. 205. Otros españoles: 33, Gonzalo Fernández- Castaño, 212; 39, Miguel Ángel Jiménez, 213; 58, José María Olazábal, 217. co filas de gente siempre se encuentra un hueco para asomar la cabeza. Porque siempre es mejor eso que soportar las colas de acceso a las gradas existentes en todos los hoyos. Para manejar todo este aluvión a diario, la zona está completamente tomada por el Open. Se han habilitado aparcamientos disuasorios en descampados cercanos desde los que acceder en autobuses gratuitos y los vecinos de Hoylake (zona residencial de Liverpool) han hecho su agosto adelantado alquilando habitaciones a jugadores, caddies periodistas y aficionados llegados desde todas las latitudes. Y los precios, por las nubes. Tres euros por un botellín de agua, y con el calor que está haciendo. Está claro que hay que sacar libras de donde sea.