Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 DOMINGO 23 7 2006 ABC Deportes Landis sucede a Armstrong Óscar Pereiro no resistió en la contrarreloj final y será segundo en el podio de París, del que el alemán Kloden sacó a Carlos Sastre J. GÓMEZ PEÑA MONTCEAU- LES- MINES. Las agujas del reloj tardaron apenas media hora en tejer el maillot amarillo de Floyd Landis, ya ganador del primer Tour sin Armstrong. Para el ecuador de la contrarreloj, un americano menonita (ultrarreligioso) criado sin luz, televisión ni ordenador, irrumpía en las pantallas de medio mundo y desvestía de toda esperanza a un gallego entregado, Óscar Pereiro, líder regente. Líder temporal, ilusionado, que pedaleaba de pie en una modalidad para tipos estáticos. La crono se gana sentado. Como el viejo Gonchar, el primero en la meta. Como Landis, tercero ayer y primero en la general por delante de Pereiro. Fue la de ayer una doble derrota para el ciclismo español. Landis tumbó a Pereiro. Y Kloden apartó del podio a Sastre, al escalador abulense, melancólico y chato, al que el viento de Borgoña barrió del cajón parisino. Allí, por orden, estarán hoy Landis, Pereiro y Kloden. Los tres maillots tricotados ayer por las manecillas del reloj. Había en Montceau- les- Mines un perfume a tierra mojada. Landis olía a pueblo, a pan. Un chico de campo. Color de sol. Creció en otro siglo, pero se adaptó pronto a éste. Obligó a su madre a cometer el pecado de comprar una televisión para verle en el Tour. Sacrilegio. Salto en túnel del tiempo. En el túnel del viento, donde aprendió a convivir con el cronómetro. Se convirtió en una gota de agua, la estructura natural más perfecta para luchar contra la fricción del aire. Landis era esquiador. Así, con esa misma postura, corrió ayer. Comprimido. Compacto como una bala. Dos días antes, camino de su gesta alpina en Morzine, se había ganado el derecho a resucitar. Ayer lo ejerció. Rellenó el formulario rápido: un minuto y 29 segundos antes que Pereiro y tres minutos y medio más veloz que Sastre. A este Tour de sorpresas se le acabaron ayer. En la lucha contra el reloj siempre es tarde para todos, menos para uno. De la Fuente, el más combativo El cántabro del Saunier Duval recibió tal galardón por parte del jurado encargado de otorgar el premio. Profesional desde 2003 y debutante en el Tour, estuvo varios días de líder de la montaña y participó en múltiples escapadas. Recibirá un premio en metálico de 20.000 euros, que se se suman a los 15.000 del segundo puesto en la general de la montaña y los 5.000 de haber coronado en cabeza el Tourmalet. Landis salió con la ambición en ristre. Tras su hundimiento en La Toussuire había regresado al Tour a dentelladas. Con su rostro de calma enérgica. Es un tipo capaz de rectificar su destino. Y ha sido el mejor de esta carrera. Victoria de cara: con una fuga el jueves de 130 kilómetros que emocionó al pasado de la Grande Boucle Una gesta sin época. Para siempre. Eterna. Algunos, sin embargo, prefieren buscar el origen de este triunfo en errores ajenos. En aquella escapada consentida de Pereiro. O en la falta de fuerza y reacción de varios equipos cuando Landis se citó con la historia en el Joux Plaine. Al ciclismo no hay que mirarlo desde una esquina. Se ve mejor desde arriba. A vista de pájaro. Con perspectiva. Landis no ganó en Morzine porque no quisieran cogerle. Simplemente, no pudieron. Así rotularon su currículos apellidos como Merckx, Hinault Gaul o Coppi. Contra todos. Nadie pudo con él Cuando vence uno, pierden los demás. Vista la clasificación final, con Kloden como primer escudero de Landis, el supuesto error podría apuntar hacia el T- Mobile. Un día antes se decía que fue del CSC. Entonces Sastre era el segundo de la general. ¿Y el Caisse d Epargne? Vino al Tour como un conjunto hilado para arropar a Valverde. Pero en ruta hacia Morzine, conjurado en torno a Pereiro, no pudo con el solitario Landis. El ciclismo es más sencillo. Cuestión de fuerza, salteada con unas gotas de técnica y un toque de táctica. Aditivos apenas. Ayer se saboreó. Con el gusto de Landis. La mano derecha del estadounidense es la de la rabia, la que desplegó el jueves contra el aire de Morzine. Puñetazo al Tour. Ayer le sirvió para agarrarse a su manillar en cuesta. Inclinado por el dictado de la aerodinámica y porque justo así evita la punzada de su desportillada cadera. En esa postura me duele menos El dolor le alimenta. En un mes pasará por el quirófano. Ayer quizá disputó su último duelo contra el reloj. Fue suyo. Cuando su puño dejó de apretar el cuello de la bicicleta, le colocaron un ramo de flores. La llave de París. Ya hacía tiempo que los treinta segundos con los que había partido Pereiro eran ceniza. Sopló Landis. El gallego de carácter alegre, expansivo, infló el pecho en la salida y se cargó de adrenalina. Salió con las ruedas chirriando. Era su única opción: atemorizar al americano. Lo malo es que el reloj no sabe de sentimientos ni sueños. Sólo de cuentas. Para el kilómetro 25- -en total eran 57- Landis, atornillado a su bicicleta de tubos de resina salida de una factoría de Fórmula 1, ya vestía de amarillo. Poco después, Sastre cedía también sobre el asfalto. Dejaba de ser inquilino del podio. Siempre a la puerta. Siempre a un paso. Segundo en las etapas de montaña. Segundo hasta ayer de la general y sólo primero en la lista de los que se quedan fuera del podio. Ni él ni Pereiro pudieron ganar el loco y emocionante Tour que hoy viste a Landis. Lo merece. Palabra de reloj. CLASIFICACIONES ETAPA RECORRIDO LE CREUSOT MONTCEAU KM. GENERAL 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. Landis (EE. UU. Phonak) Óscar Pereiro (Caisse d Epagne) Andreas Kloden (Ale. T- Mobile) Carlos Sastre (CSC) Cadel Evans (Aus. Davitamon) Denis Menchov (Rus. Rabobank) Cyril Dessel (Fra. AG 2 R) Christophe Moreau (AG 2 R) Haimar Zubeldía (Euskaltel) Michael Rogers (Aus. T- Mobile) Frank (Lux. CSC) Damiano Cunego (Ita. Lampre) L. Leipheimer (EE. UU. Gerolsteiner) Michael Boogerd (Hol. Rabobank) Markus Fothen (Ale. Gerolsteiner) Pietro Caucchioli (Ita. C. Agricole) Tadej Valjavec (Esl. Lampre) Michael Rasmussen (Din. Rabobank) Jose Azevedo (Por. Discovery) Marzio Bruseghin (Ita. Lampre) David Arroyo (Caisse d Epagne) 85 h. 42: 30 a 59 s. a 1: 29 a 3: 13 a 5: 08 a 7: 06 a 8: 41 a 9: 37 a 12: 05 a 15: 07 a 17: 46 a 19: 21 a 19: 22 a 19: 46 a 19: 57 a 21: 12 a 26: 25 a 28: 14 a 38: 08 a 43: 05 a 44: 00 19 ETAPA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 57 1 h. 07: 45 a 41 s. a 1: 11 a 2: 40 a 3: 18 a 3: 35 a 3: 41 a 3: 41 a 3: 43 a 3: 44 Mos, el pueblo de Pereiro, se paralizó para animar a su vecino más famoso Más de mil aficionados de Mos se reunieron en el pabellón que lleva el nombre de Pereiro para presenciar, a través de unas pantallas gigantes, la contrarreloj. El pueblo se paralizó, un día más, con el fin de apoyar a su vecino en la carrera de su vida. Los más viejos del pueblo pontevedrés no recuerdan algo parecido. Lo que ha hecho es increíble. Gracias a él, las televisiones de toda España no salen de aquí y eso no hay dinero que lo pague indicaba Manuel, de 77 años. Las calles se quedaron vacías a las cuatro de la tarde. El pabellón cantaba Pereiro, Pereiro Al final, el Cascarilla perdió el liderato, pero todos estaban orgullosos. Mañana habrá fiesta, fuegos artificiales y una sorpresa para su paisano más importante. Serhiy Honchar (Ucr. T- Mobile) Andreas Kloden (Ale. T- Mobile) Floyd Landis (EE. UU. Phonak) Óscar Pereiro (Caisse d Epargne) Sebastian Lang (Ale. Gerolsteiner) David Zabriskie (EE. UU. CSC) Viacheslav Ekimov (Rus. Discovery) Cadel Evans (Aus. Davitamon) Bert (Ale. Phonak) Damiano Cunego (Ita. Lampre) OTROS ESPAÑOLES 20. Carlos Sastre (CSC) 25. Haimar Zubeldia (Euskaltel) 59. Xavier Zandio (Caisse d Epargne) 62. Eduardo Gonzalo (Agritubel) 65. David de la Fuente (Saunier Duval) 70. Aitor Hernández (Euskaltel) a 4: 42 a 5: 30 a 7: 45 a 7: 53 a 7: 58 a 8: 17