Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Tras el éxito llega el momento de la huida: Cumplir con los compromisos adquiridos, cortar por lo sano y desaparecer del mundo para volver a escribir toda esa pequeña industria de trivialidades y empezar a creerse que uno es el personaje que acude a todos esos eventos a discutir bobadas. A veces es una cuestión de supervivencia económica, o de vanidad o de esconderse tras el espejismo de ceremoniales varios. ¿Cómo se escribe después del éxito, si es que se puede escribir? ¿Esperando un avión o en un hotel después de firmar centenares de libros? No se puede, o al menos yo no lo sé hacer... Llega el momento de la huida: Cumplir con los compromisos adquiridos, cortar por lo sano y desaparecer del mundo, a riesgo de ofender o molestar a quienes cuentan contigo para mil y un eventos. En algún momento has de saltar de ese tren y volver al trabajo real, al de escribir. Es algo por lo que pasa cualquier autor que alcanza cierta notoriedad, y que se aprende a navegar con la práctica. Cuando estas líneas vean la luz, el escritor volará a Los Ángeles para dar el último retoque a esa esperada novela que verá la luz en 2007... En la capital californiana está divinamente, aunque no crea que no hay riesgos de ese tipo allí. De hecho, buena parte de esa vida pública 2 que se me ha comido mucho tiempo en los últimos años ha tenido lugar en los Estados Unidos... Por mucho que lo matice, en LA se siente como pez en el agua. He vivido allí once años, tengo buenos amigos y California es un poco mi mundo Cambia su sentido de la identidad... Cuando te vas nunca vuelves del todo. Conoces a otras personas que siguen tu misma ruta vital, surge la afinidad, conectas con otras culturas y experiencias que quien no las ha vivido no puede compartir... Perteneces a una nación flotante: las personas que viven en muchos sitios diferentes. Millones de lectores siguen caminando con Daniel Sempere sobre los días de ceniza y posguerra. Él volverá cuando el otoño cubra Barcelona con un manto de hojarasca que revoloteaba en las calles como piel de serpiente Prendidos a una novela como el dragón en la solapa de su escritor. Siete millones de lectores Entre los críticos y las ventas Carlos Ruiz Zafón (Barcelona, 1964) ha protagonizado uno de los éxitos más estruendosos de éxito de una novela y también de disociación entre la prescripción del gusto desde el establishment mediático- editorial y las afinidades lectoras. Finalista del premio Fernando Lara, La sombra del viento aterrizó sigilosamente en 2001 en los anaqueles de las librerías y fue tomando altura hasta alcanzar hoy los siete millones de ejemplares vendidos en una treintena de lenguas. Inscrita en la novela del XIX, La sombra del viento está aderezada con técnicas audiovisuales. De su trabajo de guionista en Los Ángeles, Ruiz Zafón coligió que la gramática del cine deriva de la novela. Lo vemos en la publicidad, en la fotografía, en el diseño, en los videoclips, en el manga. El autor piensa en imágenes y en cada escena el componente visual es decisivo: Depende de la luz, del movimiento, de la textura, y no solamente de un contexto verbal concluye.