Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 23 7 2006 Madrid 41 Un médico del Severo Ochoa revela que Montes rompía la solicitud de ingreso en planta de muchos pacientes Reconoce que las contraórdenes eran habituales en urgencias b Controlaba absolutamente la admisión- -relata- -y aquellos pacientes que consideraba terminales quedaban condenados a estar en urgencias SARAH ALLER MADRID. Cometían un error de concepto. Parece que no tenían ninguna otra herramienta para manejar a los pacientes terminales más que las sedaciones. No se trataba con medidas específicas el dolor o cualquier otro síntoma, como pueden ser los vómitos o la disnea. Es lo primero que hay que hacer y, si ese tratamiento falla, es cuando hay indicación de sedar Quien hace este relato es un médico del Severo Ochoa, que se ha entrevistado con ABC y prefiere ocultar su identidad por miedo a las represalias. Conoce perfectamente al doctor Luis Montes, su forma de trabajar y la polémica de las sedaciones que actualmente se dirime en los tribunales. Al que fuera responsable de urgencias le atribuye obsesión por supervisar la entrada de pacientes. Él controlaba absolutamente todo, menos la calidad de la medicina que se hacía. Especialmente los ingresos. Estaba siempre al tanto de la admisión. Se le ha visto romper los papeles de solicitud de ingreso a planta de muchos pacientes. Lo hacía cuando veía enfermos con cierto deterioro. Quedaban condenados a estar en urgencias subraya. Herido grave al caerse cuando trepaba a su casa por una tubería ESTHER B. SOTO MADRID. Un vecino de Alcalá de Henares resultó herido grave ayer por la mañana al caer desde un tercer piso cuando trepaba por una tubería. Al parecer, el hombre, de 31 años, se había olvidado las llaves en su domicilio, situado en el quinto piso del número 31 de la Vía Complutense, y en vez de llamar a los Bomberos intentó acceder a su vivienda a través de una ventana. Comenzó a subir por la fachada, agarrándose a la reja de la planta baja y, al llegar al primer piso, pasó a la tubería del gas. Siguió trepando hasta que, entre el segundo y el tercer piso, no pudo continuar su ascenso y cayó al vacío, impactando sobre un tejadillo de chapa situado en la primera planta. El estruendo alertó a los vecinos del inmueble, que inmediatamente avisaron a los servicios de emergencia. Según comentaron a este periódico algunos vecinos, el intrépido escalador parecía que había ingerido alguna bebida alcohólica Hasta el lugar acudieron dos dotaciones de bomberos de la Comunidad y una UVI móvil del Summa. Fue trasladado al Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá, donde ingresó con traumatismo craneoencefálico leve y fracturas en ambas piernas. El pronóstico es grave aunque su vida no corre peligro. El Hospital Severo Ochoa, de Leganés ÁNGEL DE ANTONIO Ha sido un secreto a voces. Quizá todos tenemos culpa por mirar a otro lado Que estuvieran bien vistos, bien diagnosticados o no, importaba un bledo. Hallar una relación entre las sedaciones y esos fallecimientos es muy difícil porque no hay autopsias, pero aquello era un círculo cerrado La presión forma parte ahora del día a día en el Hospital Severo Ochoa. La publicación de la denuncia anónima nos hundió a todos y se ha ido achacando uno a uno a todos los que no se han posicionado a favor de Montes. Apoyo de profesionales médicos no ha tenido mucho. Ha sido del personal de enfermería y administrativo, que desconoce lo que ha ocurrido. Ha llegado al esperpento dice el doctor. las puertas cerradas y fue uno de los apoyos de Montes. A lo mejor- -subraya- -todos tenemos algo de culpa porque miramos un poco para otro lado, pero no era cuestión fácil. De hecho, a día de hoy, hay gente que sigue con incertidumbre sobre si lo que esos médicos hacían era legal o no Lo que no se puede hacer es defender una actuación médica, en pleno siglo XXI, con barricadas, como se ha pretendido afirma. Sedaciones muy rápidamente Esa forma de trabajar- -dice- -era conocida por muchos. En las áreas médico- quirúrgicas era conocido este asunto. Se indicaban sedaciones muy rápidamente cuando lo que hay que hacer primero es cimentar esa terminalidad recabando toda la información posible. Había médicos que lo hacían y otros no El doctor Montes y Miguel López Varas son dos de los facultativos que apunta con el dedo. Porque se ponga la etiqueta de paciente terminal a alguien no quiere decir que haya que sedarlo. Es lo que ocurría en urgencias. En la literatura médica se habla de paciente terminal cuando se dan seis meses de vida, pero a uno le pueden quedar cuatro y estar perfectamente caminando, haciendo una vida normal. Han sedado a pacientes ancianos, con patologías propias de la edad. Para ellos, eso era suficiente. Su error no sólo está en los tratamientos sino en el propio concepto de qué es un paciente terminal La filosofía de Montes- -dice- -estaba bastante clara. Sabía lo que hacía. Es obsesivo y creo que piensa que está haciendo un bien. Los médicos no po- Atacan a un marroquí con un pitbull para robar su moto ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido en Galapagar a dos jóvenes que utilizaron a su perro pittbull para robar la motocicleta a un ciudadano marroquí, quien resultó herido por los mordiscos del can y por los golpes con palos que le propinaron los delincuentes. Según la Guardia Civil, las detenciones se produjeron entre el miércoles y el jueves pasado y a los dos se les considera autores de un delito de robo con violencia. Los hechos tuvieron lugar en la tarde del día 13, cuando la víctima, un vecino de Galapagar y natural de Marruecos, fue atacado por un perro pitbull y por tres jóvenes que, portando palos, la emprendieron a golpes con él, con la intención de sustraerle la motocicleta. Los agresores son dos hermanos- -de 19 y 28 años- -con antecedentes por robo y lesiones y uno de ellos cuenta además con 6 detenciones anteriores. El tercer implicado ya ha sido identificado. Falta de control En Leganés parece que todos los teóricos mecanismos de control fallaron. Hay que tener en cuenta que entonces había un director médico en el hospital, el doctor Gimeno, que te tenía demos decidir cuándo se tiene que morir alguien. Creo que su planteamiento era: gente con un deterioro importante, que consume muchos recursos, que ingresará varias veces... Lo que pasa es que esto es muy difícil de demostrar. No puede tolerar la muerte y sufría verdaderamente viendo a alguien morir Brecha insalvable A Montes lo que le interesaba era que todo fuera rápido y cuantos menos ingresos, mejor. Que se administre él esos sueros para demostrar que no pasaba nada Precisamente, la combinación de fármacos y las dosis abrieron una brecha insalvable entre los médicos. Desde que llegó Montes al servicio, en 2000, la polémica estuvo servida. Los residentes aprendían de él. El resto, en contra. Sí tenía problemas con los médicos, pero era implacable: autoritario, no admite opiniones. Había unos que ponían un tratamiento con sedantes y otros los retiraban. Llegó un punto en que esas contraórdenes eran habituales. La cuestión es clara. Si tienes un paciente en coma con convulsiones le tratas con anticonvulsionantes. Si son estertores respiratorios, le aspiras secreciones. No le sedas