Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Internacional DOMINGO 23 7 2006 ABC Ocho muertos en dos atentados suicidas en el sur de Afganistán ABC KANDAHAR. Dos explosiones casi simultáneas provocadas por sendos suicidas acabaron ayer con la vida de, al menos, ocho personas en la ciudad de Kandahar, en una provincia del sur de Afganistán. En el primer atentado, un suicida empotró su coche cargado de explosivos contra un vehículo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, matando a dos de sus ocupantes e hiriendo a otros siete, según informó Scott Lundy, portavoz de las fuerzas de coalición. Poco tiempo después, un segundo suicida se acercó a pie hasta una aglomeración de gente y detonó el cinturón de explosivos que llevaba, matando esta vez a seis civiles e hiriendo a otros veinte, explicó Dawood Ahmadi, portavoz del Gobierno de Kandahar. Precisamente, la provincia de Kandahar había recibido en las últimas dos semanas a unos 4.000 refugiados provenientes de la provincia vecina de Helmand, al sur de Afganistán, donde tropas de la coalición y militantes talibanes luchan todavía por el control de algunas localidades como Garmser, donde en los últimos días han muerto 40 talibanes. La OTAN está incrementando sus efectivos en Afganistán de 9.700 a 16.000. EE. UU. mantiene 21.000 soldados. Marines de EE. UU. en el momento de entrar en la casa donde se refugiaban los secuestradores de la periodista italiana A YBARRA EE. UU. detiene en Irak a los autores del secuestro de la periodista italiana Sgrena También participaron en el asesinato de la cooperante británica Margaret Hassam b Varios miembros de los escua- drones que participaron en la operación destacan el compromiso y la frialdad de los familiares con las actividades de los detenidos ÁLVARO YBARRA. SERVICIO ESPECIAL FALUYA. Seis horas ha durado la operación en la que la compañía Bravo de los marines estadounidenses destinada en Faluya capturó a los dos hermanos responsables del secuestro de la periodista italiana del diario Il Manifesto Giulana Sgrena y del asesinato de la cooperante de nacionalidad británica y responsable de Care Internacional en Irak, Margaret Hassam. La operación, que tuvo lugar en varias zonas de la ciudad, acabó una vez que los dos miembros de la red terrorista del brazo armado de Al Qaida en Mesopotamia se rindieron frente a los efectivos estadounidenses. La identidad de los detenidos permanece bajo secreto militar hasta que finalicen las investigaciones. Varios miembros de los equipos implicados en la operación, una vez finalizado el registro, no dudaron en destacar la frialdad y complicidad de los familiares con las actividades de los detenidos. Nadie habría sospechado nunca de la rutina cotidiana de estas dos familias. Una vida tranquila y modélica era la mejor coartada que cubría la vida en la sombra de estos dos hermanos. Una casa llena de juguetes, niños jugando por todos los rincones y una sala de estar repleta de amigos y familiares atendiendo las últimas noticias que llegaban desde el Líbano a través de la cadena de televisión Al Yasira. Así fue como el tercer equipo de asalto se encontró el hogar de uno de los dos hermanos detenidos en la operación. Gritos de mujeres Los gritos de las mujeres se sucedían mientras que varios marines inmovilizaban a los hombres que en esos momentos se encontraban en el interior de la casa. Durante el registro se encontró abundante documentación que implicaba aun más a estos dos hermanos en una larga lista de secuestros, chantajes y asesinatos. Varios mandos militares que estuvieron presentes en la operación catalogaron esas detenciones como un importante avance en la lucha contra el terrorismo El secuestro de la periodista italiana del diario de Il Manifesto ha sido uno de los secuestros más mediáticos de la llamada posguerra iraquí. Contraria a la ocupación y al envío de tropas italianas a la región, Sgrena fue secuestrada por un grupo de guardias de seguridad mientras realizaba su trabajo. La poli- tización de su rescate, el gran impacto que tuvo en la opinión pública italiana y sobre todo las sospechas de pagos ocultos para conseguir su rescate, provocaron que prácticamente todo el mundo siguiera en directo las noticias que llegaban sobre la evolución de su cautiverio. La liberación tampoco estuvo exenta de polémica ya que cuando se dirigía al aeropuerto de Bagdad en compañía de un grupo de agentes secretos italianos, esta fue interceptada por un control militar estadounidense en un confuso incidente en el que murió uno de los policías italianos por disparos de los marines. El secuestro de la cooperante británica Margaret Hassam no tuvo el mismo final. Mujer valiente y comprometida con su labor de denunciar al mundo el sufriemiento de la población iraquí por culpa de las guerras y las sanciones de Naciones Unidas, fue secuestrada en Bagdad mientras que acudía a su trabajo, y posteriormente asesinada. Las tropas etíopes entran en otra ciudad en el sur de Somalia ABC MOGADISCIO. Unos 200 soldados etíopes a bordo de al menos cinco camionetas armadas con ametralladoras pesadas y otros vehículos entraron ayer en Wajid, a unos 75 kilómetros al sureste de la frontera con Etiopía, hacia las 3: 00 (hora local) y tomaron el control del aeropuerto a la milicia que sirve a la administración local, según testigos presenciales y personal humanitario. Wajid es gobernada por una administración de clanes que no está aliada ni al Gobierno de transición ni a los milicianos islamistas que han tomado el control de Mogadiscio. Las tropas etíopes habían entrado en Somalia el jueves para proteger al Gobierno interino de la Unión. Una fuerza de unos 400 soldados entró en Baidoa, 240 kilómetros al noroeste de Mogadiscio. Ayer, el líder de la Unión de Tribunales Islámicos, el jeque Hassan Dahir Aweys, hizo un llamamiento a los somalíes a una guerra santa contra las tropas etíope. Siete chiíes asesinados La violencia volvió a marcar la jornada de ayer en Irak con la muerte de al menos siete trabajadores de la construcción, tiroteados por un grupo de hombres armados. La acción ocurrió en el oeste de Bagdad, informaron fuentes de la Policía. Según el relato de las fuerzas de seguridad, los siete obreros estaban trabajando en la construcción de un edificio en el barrio suní de Al Judra. Las fuentes agregaron que un octavo trabajador resultó herido. Siete trabajadores chiíes murieron ayer tiroteados por un grupo de hombres armados en el oeste de Bagdad