Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DOMINGO 23 7 2006 ABC Los sindicatos del metro de Valencia denunciaron en 1994 graves riesgos que el PSOE no subsanó El comité de empresa retiró la demanda en 1996 tras pactar con los nuevos gestores del PP año de Gobierno socialista, los trabajadores denunciaron ante la Inspección de Trabajo graves deficiencias de seguridad y numerosas anomalías A. CAPARRÓS VALENCIA. El debate sobre la seguridad en el metro de Valencia viene de lejos. La controversia abierta en las últimas semanas, tras el accidente que costó la vida a 43 personas y el recuerdo del siniestro de Picanya en 2005, cuenta con precedentes que involucran directamente al PSOE, ya que se remontan a la etapa de Gobierno de Joan Lerma. Mientras que los socialistas se afanan ahora en demostrar las carencias en materia de seguridad de la red de metro, y apelan a las advertencias de los sindicatos ante las que, según su versión, no reaccionó el Gobierno de Camps, en los archivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se halla una denuncia del entonces presidente del comité de empresa, Santiago Prieto, fechada el 27 de octubre de 1994- -todavía bajo mandato socialista- -ante la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia. En ella, se alerta de graves deficiencias que, a nuestro entender, ponen en grave peligro la seguridad, tanto de los trabajadores como de los usuarios a raíz de la implantación, a partir del día 10 de mayo de aquel año, de la conducción con agente único. b En el último Denuncia ante la Inspección de Trabajo del comité en 1994 Agente único. Esta conducción pone en grave peligro la seguridad, tanto de los trabajadores como de los usuarios Posibles siniestros. Existen graves riesgos de accidentes, que pueden ser provocados, principalmente, por riesgos derivados de la fatiga profesional y por no existir un sistema de frenado automático (sistemas que provocan un frenado de urgencia ante la omisión de señales) Accidentes ferroviarios. Existe riesgo de accidentes por arrollamiento en uno de los múltiples pasos a nivel sin cubrir o en los tramos sin protección de vallas; falta de comunicación con el puesto de mando por ser deficiente Mantenimiento. Deficiente mantenimiento y revisión de los sistemas de seguridad de las unidades del tren, que se sacan a circular a la línea después de que las haya retirado un agente Anomalías diversas. Riesgo de atrapar a viajeros con las puertas, ya que ni se limpian los espejos ni están calefactadas, y hasta las diez de la mañana y a partir de las siete de la tarde están empañados por la diferencia de temperatura; no funcionan las cámaras con el riesgo grave de que cunda el pánico entre los pasajeros ante una detención del convoy dentro del túnel jos Ante esta situación, el comité alertaba del riesgo inminente de un posible accidente reclamaba una pronta actuación del Gabinete de Seguridad e Higiene y solicitaba a la Inspección Provincial de Trabajo que practicara las diligencias oportunas. A pesar de la contundencia de los he- Imagen de la línea 1 del metro captada desde la cabina de un convoy chos expuestos por el comité, no sería hasta el 29 de enero de 1996, una vez las riendas de FGV habían sido ya tomadas por la Administración del PP, cuando el comité de empresa dio por superado este asunto tras las diversas actuaciones y acuerdos entre la compañía y la representación sindi- E. MANZANA No se limpiaban los espejos Los representantes de la empresa en el comité de seguridad en la circulación prometieron verbalmente que, en un plazo breve, se subsanarían los problemas denunciados, pero, según consta en la exposición de hechos de la denuncia, las deficiencias, lejos de solventarse, se han agravado En aquella comunicación a la Inspección de Trabajo también se reiteraba el grave riesgo de accidente derivado de la fatiga profesional o por no existir un sistema de frenado automático La denuncia, además, enumeraba un amplio listado de anomalías. Desde múltiples pasos a nivel sin cubrir o tramos de protección sin vallas hasta falta de comunicación con el puesto de mando pasando por el deficiente mantenimiento y revisión de los sistemas de seguridad de las unidades de tren Incluso, se indicaba la posibilidad de atrapar a un pasajero con las puertas, ya que no se limpian los espe- cal Santiago Prieto suscribió un escrito, al que ha tenido acceso este periódico, consensuado con el representante de FGV y a la sazón secretario del comité de seguridad en la circulación, José Plana López de Ochoa, en el que se acordó instar el levantamiento de la denuncia El pirómano de Villamarchante trabajó en Protección Civil y dejó su empleo por problemas con un jefe P. A. O. VALENCIA. El alcalde de Villamarchante, Vicente Betoret, explicó ayer que el joven detenido como el causante del fuego que ha arrasado alrededor de 194 hectáreas en una partida forestal de esta población, trabajó en la zona como voluntario para Protección Civil, pero lo dejó por problemas con su superior. Betoret explicó que el detenido, que ingresó en prisión sin fianza el viernes por la noche, había estado en Protección Civil como voluntario hacía un par de años en la localidad, y añadió que dejó estas labores porque tuvo problemas con el responsable de Protección Civil, y se le dijo que no volviera más De igual modo, confirmó que el presunto pirómano fue uno de los primeros que llamó a Emergencias alertando del fuego, lo que despertó las sospechas de la Guardia Civil, que ya proce- dió a su detención el jueves por la tarde. El detenido, domiciliado en Manises, pero también con casa cerca de Villamarchante, negó en un primer interrogatorio la autoría del incendio, pero finalmente lo admitió tras derrumbarse, lo que permitió que pudiera pasar a disposición judicial ayer por la tarde. Así, el titular del juzgado de guardia de Llíria decretó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza por un delito de incendio en bosques o masas forestales. Por otra parte, los cerca de 400 vecinos que habían sido desalojados de sus viviendas como medida de prevención a causa del fuego, han podido ya regresar a ellas, después de que el incendio se diera por controlado.