Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL SITUACIÓN EN CANARIAS SÁBADO 22 7 2006 ABC Un inmigrante fallece en la travesía a las Islas E. C. SANTA CRUZ. Comienza a hacerse habitual la llegada de inmigrantes fallecidos a las costas canarias. La dificultad de la travesía desde el vecino continente volvió a cobrarse ayer la vida de un subsahariano que viajaba a bordo de un cayuco con otros 45 indocumentados. El mal estado de los ocupantes de la embarcación se debe probablemente, señalaron fuentes de Cruz Roja a ABC, a que llevaban muchos días en alta mar. Otros seis, en estado grave, fueron ingresados a su llegada a Tenerife. Dos embarcaciones más fueron escoltadas por Salvamento a Tenerife y Gran Canaria según las mismas fuentes. La de ayer no es la única víctima de la semana. Este martes fallecía un pequeño de dos semanas que viajaba a bordo de una patera con su madre, que se encuentra en estos momentos en un centro de la Cruz Roja en Fuerteventura. A ellos hay que sumarles los tres fallecidos hace dos semanas camino a las Islas y los 16 que recogió el Esperanza del Mar en marzo. Organizaciones no gubernamentales cifran en miles los fallecidos en el Océano. Uno de los inmigrantes rescatados ayer de un cayuco llega al puerto de Tenerife EFE El Gobierno deja a las autonomías la decisión de acoger a parte de los 455 inmigrantes menores de Canarias Convocará a las comunidades tras la petición formal del Ejecutivo autonómico MANUEL ERICE MADRID. El drama humano de la inmigración ilegal tiene en los menores el punto más frágil y preocupante. En Canarias, la llegada continua de pateras los últimos años, devenida en la más reciente oleada de cayucos, ha dejado ya a 455 inmigrantes menores- -casi el doble de la capacidad instalada (en torno a 250) -en manos de las administraciones del archipiélago, según los últimos datos aportados a ABC por el Gobierno de Canarias. Del total de menores, sólo este año han llegado más de 280. Tras algunos choques por el desbordamiento reconocido por las instituciones canarias, la solución al problema tendrá que pasar por la solidaridad de las comunidades autónomas para que pueda realizarse una distribución de menores en sus territorios, ya que el Gobierno ha descartado tomar una iniciativa similar a la que lleva a cabo con sin papeles adultos, que son trasladados periódicamente en avión a centros de la Península. Según avanzaron ayer a este periódico fuentes del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la secretaria de Estado, Consuelo Rumí, convocará en breve el Consejo Superior de la Política de Inmigración, tras la petición que formalizó el jueves la consejera del Ejecutivo canario, Marisa Zamora. El objetivo del Gobierno de las islas es que las autonomías, que integran este órgano presidido por Rumí, acojan a al menos un número sustancial de menores. Hasta ahora la petición canaria sólo ha encontrado buena acogida en la Ge- neralitat catalana, que ya ha comunicado al ministerio su disposición a acoger menores inmigrantes y ha ofrecido plazas concretas, algo que ayudaría a aliviar el elevado coste de mantenimiento, la dispersión- -no hay un gran centro disponible- -y el añadido problema de convivencia que conlleva la atención masiva a menores. Hasta ahora, la postura del Gobierno de la nación ha sido contraria a coordinar una distribución por el resto de España, al menos por iniciativa propia. Al igual que el acuerdo adoptado recientemente con Marruecos, el ministerio que dirige Jesús Caldera se ha mantenido en una oferta de construcción de un centro en el archipiélago- -dos en el caso del país alauí- financiado por este departamento, con la condición de que el Gobierno de Canarias pusiera el suelo. Propuesta que el Ejecutivo insular, sin descartarla del todo, rechaza como solución definitiva. Precisamente, durante la reciente visita de Zapatero a las islas, no dio una respuesta concreta a la demanda de su homónimo canario, Adán Martín. La reivindicación canaria tuvo recientemente importante eco en el Parlamento Europeo. Una delegación enviada desde Estrasburgo a Tenerife y Fuerteventura- -las islas con más sin papeles -a raíz de la llamada crisis de los cayucos puso el acento en la dificultad de la integración de los niños in- migrantes. El informe de la delegación, fechado el 26 de junio, hace hincapié en la masificación de algunos de ellos, especialmente el de Tenerife. La responsable de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, exigió al Gobierno que dé una solución a un problema que requiere una emergencia real en Canarias, algo que a su juicio se afronta con debilidad en el reciente Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia aprobado por el Gobierno. Según Pastor, de dicho plan no se deduce que la Delegación del Gobierno de Canarias vaya a articular adecuadamente la repatriación asistida, ni que se vaya a dotar a las autoridades de las islas de recursos para los centros Llegan a Nuadibú los cinco marineros subsaharianos abandonados en el desierto LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Las autoridades mauritanas han permitido llegar a Nuadibú a los cinco marineros subsaharianos que llevaban más de tres semanas abandonados en el desierto que separa este país magrebí del Sahara Occidental. Todos ellos se encuentran acogidos en la Misión Católica a la espera de poder ser repatriados a sus países. Las autoridades locales autorizaron el pa- sado miércoles a Médicos del Mundo el traslado a la ciudad después de que fueran expulsados por las autoridades marroquíes de la ex colonia española el pasado 28 de junio. Se trata de dos ciudadanos de Gambia, uno de Senegal, uno de Sierra Leona y uno de Ghana. Todos ellos fueron contratados para trabajar en el buque español Captain MV Sola que iba de Gambia a Canarias. El bar- co, por una avería o por falta de combustible, no pudo seguir su ruta y sus siete tripulantes subsaharianos y el patrón español llegaron al puerto de Dajla, la antigua Villa Cisneros española. El español fue autorizado volar hacia Las Palmas mientras que los marineros fueron abandonados en una zona minada conocida como Kandahar. Dos de los siete lograron llegar a pie a Nuadibú. El resto ha tenido que esperar en medio del desierto hasta que Médicos del Mundo, que se ha encargado de atenderlos desde el 3 de julio, recibió la autorización para rescatarlos. Hoy está previsto que vuelen a Dakar y después a Banjul, capital de Gambia.