Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 22 7 2006 ABC AD LIBITUM DESDE MI BUHARDILLA OTRO DELIRIO NACIONALISTA finales del siglo VIII comenzó a tomar cuerpo en Galicia la devoción por el Apóstol Santiago y tan vertiginoso fue su crecimiento que, en el año 829, Alfonso II, rey de Asturias, concedió a la ciudad de Compostela los privilegios de ser sede episcopal, unida a la de Iria Flavia, con un señorío jurisdiccional de tres millas. Lo recuerdo y subrayo porque, en uno de esos ejercicios de desmemoria que nos sirve a diario el afán de retorcer los recuerdos con intención de uso político, el BNG acaba de anunciar que no participará este año en la tradicional ofrenda que hace grande a la capital de Galicia, por sus reminiscencias fraguistas Cada cual es muy dueM. MARTÍN ño de ser proclive u FERRAND opuesto, incluso indiferente, ante cualquier causa política, religiosa o estética; pero ¿nos asiste el derecho al desempeño bobalicón de un cargo público? El ejercicio representativo ¿no obliga al representante a un cierto compromiso y respeto hacia sus representados? A título personal, Anxo Quintana, vicepresidente del Gobierno gallego y sumo y discutido sacerdote del BNG, puede acudir a la tradicional Ofrenda al Apóstol Santiago o aprovechar la fiesta para ir a la playa. En razón de su representación, que no es menor, y dado lo que la imagen del Apóstol significa para los gallegos, creyentes o no, tendría que dar una explicación solvente, fundamentada, para justificar su ausencia. Lo del fraguismo es tan chusco, tan insustancial, que más bien parece un chascarrillo de sobremesa larga en tiempo y aguardiente. La política en Galicia es, como tiende a ser en muchas autonomías, un difícil equilibrio entre el entendimiento del bien común de los españoles y el bien específico de los gallegos; pero entendido éste con los códigos y deformaciones que exige el nacionalismo para tener alguna razón de ser. En ese sentido, y ya que el BNG marca el recuerdo de Manuel Fraga, viene a cuento recordar algo que le dijo José María Pemán- -uno de los tres mejores articulistas que ha tenido ABC en sus 103 años de vida- -al entonces ministro de Información y Turismo: Para los gallegos el poder no es un sustantivo: es un verbo deslizante, es lo que se puede El genial gaditano, con sólo un trazo, retrató el código fundamental de la política gallega y dejó escrita una brillante síntesis biográfica, válida hasta hoy mismo, del tantas veces ex y, principalmente, ex presidente de la Xunta. La membrillada de Quintana y sus muchachos- -pobre tierra mía- -debe inscribirse en el capítulo general que, con el pretencioso titular de Memoria Histórica viene escribiendo José Luis Rodríguez Zapatero con el único afán inteligible de distorsionar el entendimiento del pasado y el fluir sentimental que le corresponde. Algo que, posiblemente, tenga rentabilidad electorera; pero que parece, en términos éticos e incluso políticos, una felonía. Será, de serlo, lo que se puede hacer, pero no lo que se debe. LOS VUDÚCRATAS A N le diré que bueno, que qué le vamos a hacer. Sí que AVEGANDO por la red, me topé el otro día tengo una alternativa, y es la de no volver a mi país con uno de esos nuevos artilugios, tan prode vacaciones. pios de nuestro tiempo, que te dejan a medio No la descarto. Entre las historias de terror de la camino entre la risa boba y la sangre granizada. Los Terminal 4, el acoso a los fumadores, el carné por llaman vudúcratas Parece ser que el invento es puntos y otras normativas de muy reciente cuño y mexicano. Son figuras humanas de papel, como siniestras resonancias, nuestra mutante nación de aquellas muñecas recortables de nuestra infancia, naciones se está convirtiendo en un embudo con un somero cuerpo de persona y la efigie infernal, de boca ancha y fondo estrecho. Yo de los distintos políticos, a gusto del resentipreferiría tocar fondo de golpe. Que nos prohído comprador. Los venden con un juego de ban taxativamente fumar, beber alcohol, coalfileres para que uno pueda entretenerse mer grasa, cultivar la inteligencia, gestionar practicando el vudú con el burócrata que más la memoria y, naturalmente, disentir de las le reviente. Seguramente porque responde, esmuy nobles decisiones del aparato. Que el ta vez sí, a una necesidad social, el jueguecito que se salga de esta foto sea condenado al linestá causando furor al otro lado del charco. LAURA chamiento o al abucheo. Que nos digan a las No he podido evitar imaginármelo en versión CAMPMANY claras que eso de la libertad es un lujo excesiautóctona. vo para un gobierno de saldo. Les confieso que el producto ha llamado a mi puerY ahora pónganse ustedes la mano en el corazón y ta en un momento especialmente propicio. Por no díganme si, aunque sea de pensamiento y con propóperder la costumbre de tenerles al tanto de mis perisito de enmienda, no sucumbirían a la tentación de pecias, les contaré que dentro de unos días viajaré adquirir un vudúcrata y seguir las instrucciones. en avión a España con mi hija de tres años. Cargaré Nada, lo que se dice un inocente desahogo. Un tirón con una pesada maleta y un bolsón atiborrado de muscular por aquí, un orzuelo por allá, una mala cachivaches playeros. Si no me lo estorba alguna digestión por acullá... Lo justo para que nuestros huelga entrañable, aterrizaré en un aeropuerto de electos se acuerden de vez en cuando de que son la costa que prefiero no mencionar (mejor no dar humanos- -algo que los césares, ya saben, tienden a pistas) y allí tendré que tomar un taxi que cubra los olvidar- -y de que, cuando ponemos en sus manos la bastantes kilómetros que aún me separarán de mi administración del Estado, no les estamos dando destino. El taxista que se apiade de nosotras me excarta blanca, ni una bula papal, ni derecho a goberplicará que tendría que haber cargado también con nar nuestras haciendas y nuestras vidas a su antojo. una sillita en regla (con su sistema homologado de Con que medren a nuestra costa ya es suficiente. Yo anclaje, su nula posibilidad de plegarse y su muy hasta estaría dispuesta a pagarles un plus de inactigravosa corporeidad material) Yo le contaré que, vidad legislativa con tal de que me garantizaran como comprenderá, no hay manera humana de viaque, una vez instalados en sus cargos, van a dedicarjar con un trasto semejante, que con mi loca bajita y se a disfrutar de la vida. A dormir la siesta, a practiel equipaje ya tengo suficiente, y entonces él me rescar la vela o a tomarse unas cañas. A lo mejor nos ponderá que de acuerdo, pero que, si nos para la daban un respiro, y ellos se ahorraban los dolores Policía, la multa, sanción, pena de cárcel o lo que se del parto. tercie caerá exclusivamente sobre mis espaldas. Y -Es injusto que a usted le califiquen de antisemita por defender a los palestinos. Como también debe de parecerle mal que a quien no trague su socialismo ustedes le llamen facha