Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Espectáculos VIERNES 21 7 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO Desde que amanece, apetece Zulo El chatín y el pasmao España, 2005. 115 min. Director: Antonio del Real Intérpretes: Arturo Fernández, Gabino Diego, Loles León JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Cómo rodar un sinsentido España, 2005, 82 min. Director: C. Martín Ferrera Intérpretes: Jaume García Arija E. RODRÍGUEZ MARCHANTE L o entiendo. Se ve el título y a uno le dan ganas de meterse debajo de la cama. Pero se van a reír, que para eso está hecha esta película. Una especie de landada en tiempos modernos, sin falsas posturas, sin complejos y sin temores a los intelectuales de pro. Aquí, Antonio del Real muestra la carne y el alma de lo que muestra, simple como un gua, sin tapujos, tal y como son todos. La base del proyecto es Arturo Fernández haciendo de Arturo Fernández, lo que es un tema complejo, un tipo que tiene 76 tacos y sigue pareciendo que tenga cuarenta el tipo, un Dorian Gray moderno e hispano, un actor capaz de despertar la vena cómica a un muerto, pero un tipo al que se le admira de forma entrañable (qué bien estuvo en Truhanes o se le odia de forma extrema. Más o menos lo mismo que le pasa a Gabino Diego, que aquí también hace de Gabino Diego, es decir de pasmao papel que clava como nadie. En ambos basa Del Real esta historia trivial y sin ninguna enjundia, en esa combinación de listillo- idiota que tanto juego da. La película en sí es una patochada. No tiene altura ni fondo ni trascendencia alguna, pero al menos se la ve venir desde Siberia lo que pretende e intenta, que es nada, pasar un ratillo entretenido y ya. De hecho, en esa humildad y falta de metas tiene su liviano valor. Si uno quiere reírse sin más, se va a reír, que tampoco es tan fácil en estos tiempos de comedia pretenciosa que pulula por el mundo. Aquí lo que hay es comedia nacional pura y dura, con el chatina de por medio y con la baba cayéndosele a Gabino por esa boca de bobo entero que pone cuando le da la gana. Ah, también sale Kira Miró, pero uno lamenta no poder hablar de su buena altura, que la tiene, como actriz. Cada vez que se la mienta, a uno le dan unos vahídos dignos de ser tratados por House. Qué malo es eso de estar tan tremenda. Se siente chatina... odría encabezar la lista de proyectos sencillos y, al tiempo, la de proyectos complicados. Un agujero, un actor a cara descubierta, dos actores encapuchados y una cámara que no ha de seguir la acción a ningún sitio, porque la poca que existe está allí mismo, en el agujero. Zulo es la primera película de C. Martín Ferrera y se supone que aborda un secuestro desde el instante en el que dejan a la víctima en el fondo de un pozo: no hay referencias espaciales, ni temporales, ni de ningún tipo que sitúen al espectador (ni al secuestrado) tampoco se sabe nunca ni qué piden ni qué pretenden los secuestradores. La trama consiste, según se aprecia, en mostrar la degradación física y psíquica de la víctima, sin que se intuya ninguna mirada más allá del propio zulo. En frío, no se ve con claridad cuál es el interés de observar tan minuciosamente cómo se degrada a un ser humano sin, al tiempo, mirar con la misma frialdad a sus secuestradores y los P motivos que los impulsan, si es que los hubiere. La película es corta (en realidad, larga, pues podría haber sido un corto o un mediometraje) pero le da a uno tiempo suficiente para pensar en el supuesto mensaje que lanza el director, algo parecido a puede que todos estemos en un zulo sin saberlo siquiera... o a cualquiera le puede estar esperando su zulo En fin, una idea que tal vez tuviera algún sentido en otro lugar, pero no en España, donde es imposible ver esta película y no pensar en Ortega Lara y la ETA, con lo que esos mensaje de zulos personales, virtuales, o eso de que todos vivimos en un zulo, suenan a gran chorrada frente a la terrible realidad. Dejemos pues esta película en el esfuerzo del actor que pone la cara, Jaume García Aija, y en la propuesta compleja de rodar una película en un agujero; aunque no hubiera estado de más buscarle a todo eso un sentido.