Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Madrid VIERNES 21 7 2006 ABC Así que monstruos no he hallado Inesperada fortuna Delirante chiflado o El mensajero divino son algunos de los títulos simbólicos con los que el artista Cristóbal Gabarrón desvela a los paseantes misterios y silencios de Colón Colón se descubre en el paseo del Prado TEXTO: MABEL AMADO FOTOS: CHEMA BARROSO Cristóbal Gabarrón junto a una de sus obras de gran formato titulada Inesperada fortuna MADRID. No son la Pinta, la Niña o la Santa María. Pero sus formas abiertas y cambiantes impresionan al paseante moderno como quizá también sedujeron las carabelas al navegante. Son las esculturas de Cristóbal Gabarrón que desde ayer habitan un tramo del Paseo del Prado. El alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, en compañía del artista, la comisaria de la exposición y directora del IVAM, Consuelo Císcar, y el coordinador del Área de Las Artes, Carlos Baztán, inauguró ayer la exposición Los silencios de Colón Esta muestra de arte público se podrá contemplar hasta el 25 de septiembre, antes de iniciar su periplo hacia Nueva York y Alicante, dos lugares que, al igual que Madrid y previamente Valencia, Valladolid y Santiago de Compostela, tuvieron una significación especial en la empresa colombina y en la vida del descubridor. No en vano, en su primer viaje tocó Galicia y allí se enterró al primer indio, en Valladolid murió, en Madrid se entrevistó por segunda vez con los Reyes Católicos... En fibra de vidrio policromada Las diez esculturas de Gabarrón, realizadas en fibra de vidrio policromada, alcanzan una altura de entre 2,40 y 3 metros. Con el impacto visual y sus simbólicos títulos, este artista murciano descubre la figura de Cristóbal Colón y reinterpreta sus gestas bajo el ideario del encuentro de culturas. Como él mismo afirma, Colón era un hombre de grandes contradicciones- -tremendamente generoso unas veces y cruel otras, encantador de serpientes pero también incomprensible... -y esta serie es una fábula que recrea esos misterios que giran en torno a su figura. En ellas el color cobra especial relevancia. Y es que Colón se