Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MIÉRCOLES 19 7 2006 ABC Deportes Landis usa la calculadora para desbancar a Pereiro Alejó a sus rivales en Alpe d Huez y el español cedió por diez segundos J. GÓMEZ PEÑA ALPE D HUEZ. El nuevo líder pedalea de oídas. Por el auricular de Landis corren los datos. Ciclismo de cálculo. Para mí el Tour es un juego táctico Es un modelo de ciclista matemático. Nunca llega al límite del dolor, jamás al borde de sus pulmones. En una esquina de su cerebro procesa todos los dígitos que le ofrece la tecnología. Que otros ganen la etapa. Yo quiero el Tour Por eso, la cima de Alpe d Huez fue para el luxemburgués Por eso también, cuando vio que por sólo diez segundos desvestía a Pereiro de su sueño amarillo, chasqueó el gesto. Según su calculadora, la ecuación para hallar el camino más corto hasta París no precisaba aún ese cambio. Mejor que Pereiro hubiera seguido de líder argumentó luego Juan Fernández, director de Landis. Para economizar así gastos en la etapa de hoy. Pese a esa leve errata, el Tour entero cabe en la cabeza de Landis. Descrifado en segundos, metros y calorías. Una carrera radiografiada en cifras. Landis las escucha. Ya las oye. Resta esfuerzo y rivales, y suma tiempo. Ya le cuadra la calculadora. Ya lo escucha. Su sinfonía. El sonido de París. A Landis le patrocina Phonak, un milagro, un aparato de ciencia ficción: para que oigan los sordos. Los auriculares más agudos. Y también la firma iShares, un entidad de inversión por internet. Mundo económico de balances. De previsión de riesgos. De datos. En Alpe d Huez, compró las acciones que quería. Dejó que batiera a Cunego en la etapa. Asistió al desgaste de Kloden, su rival más fiero, el único que le siguió. Rentabilizó el trabajo del Caisse d Epargne, el equipo de Pereiro, que se resistía a canjear el amarillo. Y alejó al resto de sus adversarios. Los etiquetó por dígitos. A Sastre lo archivó en la categoría de menos de un minuto: 25 segundos. A Menchov lo metió en la carpeta del minuto y pico. A Pereiro, que no quería pasar su página amarilla, lo colocó en el apartado 1.39. Igual que a Evans, canguro cojo. A Landis le salen las cuentas. Ya todos son sus acreedores. Su pasado amish Pero Landis no siempre fue así. De hecho, en Ephapata (Estados Unidos) la aldea donde nació, no había calculadoras. Ni luz eléctrica. Ni televisión. Ni ciclismo. Ni coches. Las bicicletas eran para desplazarse. Como los carros. Su familia es menonita. Vive anclada en otro siglo. Hablan su propio idioma. Con sus reglas. Visten de negro. Sin lujos ni adornos. Atados a su ley, el ordnung Fundamentalismo americano. Tan puritanos que el único vicio tecnológico admitido es la bici. Una llave para huir. Sobre ella se escapó Landis. Era fuerte. Piernas de pedernal. Nadie le ganaba en el pueblo por los caminos de barro. Comenzó a ilusionarse, a rebelarse. A los 18 años se fugó. A California. Allí era como un marciano. Conoció los auriculares. Pero no para los datos. Sino para escuchar la batería de Led Zepellin o de ZZ Top Se hizo devoto de esa música. Se dejó perilla, algo prohibido en su comunidad. Sacó su carácter pirático y se hizo ciclista. A la sombra de Armstong. Tampoco soportó esa religión. No había salido de un grupo amish para acabar en la jaula disciplinada del siete veces campeón del Tour. Landis se hizo conocido por una de la broncas que le dedicó Armstrong. Fue porque un día, gandúl, en lugar de salir con la bicicleta, se quedó en una terraza de Girona, donde vive, y encadenó trece cafés. No se cuidaba. Disfrutaba de su aterrizaje en el nuevo siglo. Y por no volver a los grilletes se largó. Curiosamente, la libertad le cambió. Ser líder del Phonak mutó su actitud. Olvidó su deriva y se convirtió en un ciclista matemático. Un economista, una profesión con un índice de paro total en la vieja comunidad menonita. Sin embargo, así ha regresado a la austeridad en la que le educaron. Sin una exhibición. Sin lujos sobre la bicicleta. Ayer pedaleaba con los ojos cerrados. De oídas. Oyó a Menchov y Evans boquear su asfixia. Sintió cómo la tormenta mojaba las opciones de Sastre. Notó a su lado una rueda a la que asirse sin gasto extra: la de Kloden. Y escuchó a Pereiro estirar el cuello, síntoma de que viajaba hacia la guillotina. El gallego era propietario de un maillot que ya no le pertenecía. Ése fue el único error de cálculo de Landis. En su ecuación, aún no le tocaba ser líder. Un mínimo borrón para una gran sinfonía. CLASIFICACIONES Sastre: Yo no reviento El abulense se declara satisfecho de su rendimiento en el Alpe: He sacado tiempo y conservo mis opciones J. G. P. AlPE D HUEZ. Sudaba y sólo pensaba en el frío. Sobre la brea de Alpe d Huez, Carlos Sastre, trémulo, tenía los músculos calcinados por la etapa de ayer y sólo pensaba en la de hoy. Perdonad, pero voy a ponerme algo El final de su etapa coincidió con un chubasquero. Ya a resguardo, se confesó: He ido al límite, más no puedo dar. Por eso estoy contento. Lo he dado todo Terminó noveno, a minuto y medio del luxemburgués y a apenas 25 segundos de Landis y Kloden, los dos mejores entre los candidatos al podio de París. De entre ellos, Sastre fue el tercero, ETAPA 15 ETAPA 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. RECORRIDO GAP D ALPE D HUEZ KM. 187 4.52: 22. a 11 s. a 1: 10. m. t. m. t. a 1: 14. a 1: 18. a 1: 28. a 1: 35. a 1: 49. GENERAL 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. Landis (EE. UU. Phonak) Óscar Pereiro (Caisse d Epagne) Dessel (Fra. AG 2 R) Menchov (Rus. Rabobank) Carlos Sastre (CSC) Kloden (Ale. T- Mobile) Evans (Aus. Davitamon) Rogers (Aus. T- Mobile) Leipheimer (EE. UU. Gerolsteiner) Haimar Zubeldía (Euskaltel) Moreau (Fra. AG 2 R) (Lux. CSC) Popovych (Ucr. Discovery Chanel) Juan Miguel Mercado (AG 2 R) Fothen (Ale. Gerolsteiner) Boogerd (Hol. Rabobank) Chavanel (Fra. Cifidis) 69.00: 05. a 10 s. a 2: 02. a 2: 12. a 2: 17. a 2: 29. a 2: 56. a 5: 01. a 6: 18. a 6: 20. a 6: 22. a 7: 07. a 7: 36. a 7: 39. a 8: 23. a 9: 15. a 9: 56. por delante de Menchov, Pereiro y Evans. Es lo bueno de esta etapa, que he sacado tiempo Lo decía en serio. Como es. Prudente. Fijándose en las dos etapas alpinas que aún restan y en la general: es quinto, a 2.17 de Landis y a 2.07 de Óscar Pereiro, y a rebufo de Dessel y Menchov. Ya, pero Kloden ha estado muy bien y lo tengo cerca Luchará por el podio. Mantengo mis opciones Se conoce bien. Yo no reviento Aguardará el desplome ajeno que para eso el Tour de Francia es una carrera de resistencia. Y vigilará de cerca al patrón de la carrera. Landis juega con elmargen que puede conseguir en la contrarreloj. Se deja llevar. Le conviene comenta con un inicio de temblequeo. Bueno, me voy. Por el frío, que me ha caído una churra de agua... (Lux. CSC) Cunego (Ita. Lampre) Garzelli (Ita. Liquigas) Landis (EE. UU. Phonak) Kloden (Ale. T- Mobile) Rubén Lobato (Saunier Duval) Chavanel (Fra. Cifidis) Mazzoleni (Ita. T- Mobile) Carlos Sastre (CSC) Leipheimer (EE. UU. Gerolsteiner) ESPAÑOLES 14. Óscar Pereiro (Caisse d Epagne) 20. Haimar Zubeldía (Euskaltel) 21. Mikel Astarloza (AG 2 R) 22. David Arroyo (Caisse d Epargne) 24. David de la Fuente (Saunier Duval) 27. José Luis Arrieta (AG 2 R) 28. Íñigo Landaluce (Euskaltel) a 2: 49 a 3: 04. a 3: 07. a 3: 18. a 3: 36. a 4: 11. a 4: 31. OTROS ESPAÑOLES 23. 33. 34. Íñigo Landaluce (Euskaltel) David Arroyo (Caisse d Epargne) Rubén Lobato (Saunier Duval) a 12: 24. a 20: 22. a 20: 25.