Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 19 7 2006 49 La reserva hidráulica cae en una semana más de lo que almacenan las cuencas del Júcar y Segura juntas El número de adopciones internacionales en España descendió el año pasado por primera vez Los estudiantes de FP deberán hacer prácticas en empresas Los estudiantes de Formación Profesional (FP) deberán realizar un período de formación en empresas, que será obligatorio y evaluable, para alcanzar el título profesional, según el Real Decreto que regula la ordenación de estos estudios y que el Ministerio de Educación tendrá listo en diciembre, tras la consulta en la que se encuentra actualmente con los agentes sociales y las comunidades autónomas, según informa Europa Press. Estas prácticas en centros de trabajo constituirán un módulo obligatorio, que tendrá que ser aprobado igual que los restantes módulos del título de FP que se cursa y cuya evaluación y peso concretos dependerá de la configuración de cada título. Para esta formación, los estudiantes contarán con tutorías tanto por parte de profesores del sistema de FP como por trabajadores de la empresa donde se hacen las prácticas. El objetivo de esta novedad, anunciada ayer por la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, durante la presentación de la nueva campaña de Formación Profesional, es darle un papel central a la formación práctica. Según explicó Cabrera, el futuro decreto organizará la FP en 26 familias profesionales (frente a las 22 vigentes ahora) distribuidas en dos grados: medio y superior. José Bono charla con el arzobispo de Toledo, monseñor Cañizares, en la Universidad Rey Juan Carlos EFE Bono aboga por un acuerdo entre PP, PSOE y Episcopado sobre la Religión España cumplirá escrupulosamente los acuerdos con la Santa Sede b En el último Congreso del Parti- do Socialista, más del 68 por ciento de los delegados se declararon católicos practicantes afirma Bono J. B. MADRID. El futuro de la enseñanza de la Religión en la escuela volvió a ser ayer el centro neurálgico de los debates que esta semana se suceden dentro de los cursos de verano de la Universidad Rey Juan Carlos en el campus de Aranjuez. Si el lunes intervinieron el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y el vicepresidente del Episcopado, Antonio Cañizares, en la sesión de ayer el protagonismo corrió a cargo del ex ministro de Defensa, José Bono, quien abogó por un pacto PSOE- PP- Iglesia para resolver definitivamente la situación de esta asignatura, y el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, quien alertó del futuro incierto y poco tranquilizador de esta materia en la LOE El primero en intervenir fue Rouco Varela, quien durante su conferencia alertó del peligro de agravamiento del fundamentalismo laicista, que plantea la LOE con respecto a leyes anteriores, en especial en lo referente al estatus de esta asignatura y a la creación de otras, como la consabida Educación para la Ciudadanía. El futuro de la asignatura de Reli- de las actitudes de intolerancia, injusticia y exclusión. Ética y política. Se tratarán temas relacionados con la democracia y los valores constitucionales. Problemas sociales del mundo actual. En este apartado se estudiarán los factores que generan problemas y discriminaciones a distintos colectivos y se plantearán propuestas de actuación. Se hablará de la cultura de la paz y de los movimientos comprometidos en la defensa de los Derechos Humanos. gión es incierto y poco tranquilizador añadió Rouco Varela, quien asumió que la negociación con el Gobierno acerca del estatus de la misma en la LOE encierra muchas preguntas Durante su intervención, el cardenal de Madrid recordó que la historia de Europa, en especial la del siglo XX, ha demostrado que cuando el Estado pretende hacerse cargo de la educación moral de sus ciudadanos el resultado aboca forzosamente en un totalitarismo Para Rouco Varela, en el momento actual debe quedar claro que la educación moral no pertenece al Estado sino a la familia y a la sociedad Al albur de cambios de Gobierno Tras el cardenal de Madrid le tocó el turno al ex ministro de Defensa, José Bono, quien abogó por un acuerdo entre el PSOE, el PP y la Iglesia en torno a la clase de Religión, para que ésta no quede al albur de los cambios de Gobierno. En este sentido, se mostró esperanzado ante posibles cambios en la actual tramitación de la LOE, puesto que, en su opinión, exis- La igualdad entre hombres y mujeres. Los alumnos conocerán las causas y factores de la discriminación de las mujeres, las alternativas a esa situación, así como la prevención y protección de la violencia contra las mujeres. Contenidos comunes. Se insistirá en la resolución dialogada y negociada de los conflictos. La búsqueda y práctica de formas de vida más justa, así como la participación en proyectos que impliquen solidaridad dentro y fuera del centro. No es progresista fomentar actitudes anticlericales asegura el ex ministro de Defensa te en el PSOE suficiente masa crítica como para que la enseñanza religiosa no sea estigmatizada Del mismo modo, Bono recalcó que España cumplirá escrupulosamente los Acuerdos con la Santa Sede en materia educativa, tal como ha dicho reiteradamente el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, quien además se comprometió a no modificarlos. El ex ministro, que se declaró español, socialista y cristiano afirmó que no está solo en su partido. A modo ilustrativo, indicó que en el último Congreso del PSOE, más del 68 por ciento de los delegados socialistas se declararon católicos practicantes si bien reconoció que, a lo largo de la historia, ha faltado finura entre la Iglesia y la izquierda Dirigiéndose a sus compañeros socialistas, el ex ministro de Defensa criticó que hay gentes en la izquierda que se congratulan más en el conflicto que en los acuerdos apuntando que no es progresista fomentar actitudes anticlericales No obstante, también cargó contra la jerarquía episcopal, a quienes instó a que no aparezcan orquestando una protesta Bono lamentó que a veces, desde la Iglesia, se acepta mejor al no creyente que al creyente que tiene fe y discrepancias y recordó a los obispos que se les va a juzgar más por llenar los seminarios y las iglesias que por llenar las calles y las plazas en manifestaciones