Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 MIÉRCOLES 19 7 2006 ABC Madrid Argüelles sufre un reguero de cortes de luz tres días después de los apagones Iberdrola dice que son localizados y breves mientras recibe 50.000 llamadas de afectados b La eléctrica recibe 200 reclama- AFECTADOS ciones en el autocar estacionado en la calle del Buen Suceso. Los alimentos tirados a la basura y el tiempo perdido, principales quejas CRISTINA ALONSO MADRID. Es posible que durante los próximos días se produzcan cortes localizados y de corta duración, consecuencia de la normalización de las instalaciones rezaba ayer un comunicado de Iberdrola, que manifestaba que la avería en el suministro eléctrico había sido repuesta al cien por cien hacia las 2: 40 del lunes. Sin embargo Francisco Budia, peluquero, no se verá afectado por estos apagones efímeros porque desde el domingo a las diez de la noche- -hora en que comenzó el incendio de la subestación de Iberdrola que dejó sin luz a 200.000 madrileños- -trabaja a oscuras. Ante el contratiempo de llevar sin luz más de 40 horas ininterrumpidas, Francisco se ha visto obligado a agudizar el ingenio en su peluquería, en la calle Ferraz. Por ello, ha desmontado el escaparate y trasladado una silla de cuero negro hasta la puerta de entrada de su negocio en busca de un poco de luz natural. Allí, mitad dentro, mitad fuera, corta el pelo al que se atreve a sentarse Uno de los 32 grupos electrógenos auxiliares, en la calle de Ferraz VÍCTOR INCHAUSTI Covadonga Parrondo Restauradora Hemos tenido miles de euros de pérdidas y una gran cantidad de comida ha acabado en el contenedor. Es lamentable Simancas califica de inaceptable la caótica situación El secretario general del PSM, Rafael Simancas, visitó ayer la subestación de Iberdrola de la calle del Buen Suceso. Ni las compañías invierten en la mejora y modernización de la red de suministro eléctrico ni el Gobierno regional controla el suministro precisó. Simancas pidió responsabilidades a las compañías eléctricas y explicaciones a la Comunidad de Madrid. También calificó de inaceptable e inadmisible la situación que vivió Madrid y enumeró las consecuencias de estos apagones: 250. 000 personas afectadas, pérdidas económicas, inseguridad y deterioro de la imagen turística de la ciudad. Por otra parte, una delegación de Iberdrola se reunió ayer con el consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Fernando Merry del Val. Este encuentro se enmarca dentro del expediente informativo abierto por la Comunidad con el fin de esclarecer los incendios y el corte del suministro eléctrico. Francisco Budia Peluquero Sólo puedo lavar el pelo a los clientes con agua fría y cortar el pelo, todo lo que son secadores y tratamientos especializados tengo que dejarlo para otro día Idas y venidas de luz Es el caso más grave, pero no el único. Varios comercios de la zona de Argüelles experimentaron ayer las anunciadas idas y venidas de la electricidad, días después de la avería. De hecho, muchos vecinos, a la espera de más cortes, se negaban a reclamar hasta que el apagón finalizara por completo. Para lograrlo, alrededor de medio millar de operarios de la empresa Iberdrola están trabajando desde la madrugada del lunes para recuperar total y definitivamente el suministro eléctrico. En total, la empresa ha habilitado 32 grupos electrógenos para restablecerlo en toda la zona. Los breves cortes que comunicaba ayer Iberdrola y que, según fuentes de la compañía, tendrían una duración estimada de unos quince minutos, supusieron dos horas de apagón en más de un restaurante que estaba a punto de servir la comida a sus comensales. Además, muchos extractores, cocinas Fernando Serrano Dueño de cafetería Estoy sin extractor, sin frío y he tenido dos horas de apagón días después de la avería. He perdido unos 3.000 euros por tener que cerrar domingo y lunes y lavavajillas no funcionaban. La compañía eléctrica, que ha lamentado en varias ocasiones todas las molestias causadas, puso en marcha el Plan Especial Argüelles que, entre otras cosas, está sometiendo a un exhaustivo examen a la zona afectada por los apagones para que sucesos como el del domingo no vuelvan a repetirse. A pesar de todos esos esfuerzos, algunos vecinos se sentían perdidos. A la una de la tarde, en la calle de la Princesa, varias personas se acercaban a un agente de movilidad preguntando por la oficina de reclamaciones. Una vecina de la calle Juan Álvarez Mendizábal se quejaba de que acababa de sufrir otro apagón en su casa, y ya iban muchos en los últimos días. La mujer, harta de velas, llevaba dos días teniendo que comer y cenar fuera. ¿Y quién me paga a mí todo esto? se preguntaba. En la calle del Buen Suceso, lugar del incendio de la subestación, un autobús estacionado de la compañía energética servía como punto de reclamaciones y oficina móvil para las perso- nas afectadas, que se preveían muchas. El resultado, unas 50.000 llamadas al número de atención al cliente de Iberdrola y 200 visitas al autocar de las quejas. Los alimentos tirados a la basura y el tiempo perdido fueron la causa de gran parte de las reclamaciones. Entre los vecinos que se acercaron a exponer su caso, se encontraba una pareja que estimaba sus pérdidas, sin contar los alimentos estropeados, en 400 euros. Los dos jóvenes trabajan en casa y la falta de luz les había dejado sin poder dar sus clases particulares durante dos días. Una vez hecho recuento de los daños, la gente bajaba la escalera del autobús con escepticismo. Finalmente, los informes técnicos han certificado que la causa del incidente en la subestación del Buen Suceso fue un cortocircuito de carácter fortuito Doce mil euros a la basura Seguro que más de un vecino de Argüelles, con constantes apagones durante días, envidia la suerte de los de Centro. Después de quince horas de apagón en