Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MIÉRCOLES 19 7 2006 ABC DE CÓMO RECUPERAR LA NACIÓN Zapatero sopesa sustituir juntos, en septiembre, a Montilla y López Aguilar El presidente decidirá los cambios durante sus vacaciones del ministro de Justicia a ser candidato en Canarias crearía un importante problema al PSOE, que no tiene alternativa de peso G. LÓPEZ ALBA MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sopesa sustituir al mismo tiempo, en la primera quincena de septiembre, a los ministros de Industria y de Justicia, para que sus actuales titulares, José Montilla y Juan Fernando López Aguilar, opten a presidir los gobiernos de Cataluña y de Canarias, respectivamente. Aunque en principio la idea era singularizar estos cambios para darles mayor realce y quitarles toda connotación de crisis de Gobierno Zapatero parece decantarse ahora por hacerlos de forma simultánea para evitar la imagen de un goteo de cambios en el Ejecutivo. Aunque fuentes próximas al presidente del Gobierno confirmaron que trabaja con esta idea precisaron que no es definitiva, entre otras cosas porque aún no se ha cerrado la candidatura de López Aguilar. La semana pasada, en una entrevista en Punto Radio, Zapatero afirmó que la decisión está en sus manos y en las de los compañeros de Canarias; es una decisión que le corresponde a él tomar Habida cuenta de que López Aguilar ha expresado públicamente sus reticencias a dejar la cartera ministerial, con el argumento de que aún no ha podido desarrollar todo su programa, esta declaración del presidente del Gobierno ha sido interpretada en fuentes socialistas como un puente para que el ministro pueda rentabilizar favorablemente la decisión evitando aparecer como un candidato a palos La decisión final se adoptará en b Una negativa D ice Rajoy que el PP va a emprender la tarea de recuperar España, y yo me pregunto si va a hacerlo con la coherencia que le faltó al dejarse ganar el terreno. El lector me entenderá. Pongamos que se trata de ganar el terreno perdido institucionalmente, esto es, por haber aceptado el principio de la renovación de los Estatutos. ¿Habrá que volver a los antiguos o damos por buenos el valenciano y el balear mientras reCÉSAR chazamos el cataALONSO lán y el andaluz? DE LOS RÍOS Digo esto porque, sin duda alguna, habría que haberse negado globalmente a la renovación de todos los Estatutos... pero el PP cayó en la trampa de hacerlo en aquellas Comunidades en las que tiene mayoría. Hace un año dije que se trataba de una cuestión de principios y de estrategia y que el PP cometía un inmenso error al entrar en la renovación del Estatuto valenciano: era una forma de aceptar la necesidad global que defendía el PSOE y que suponía la del catalán, el andaluz y mañana el vasco. Esa forma de proceder demostró que el PSOE tiene estrategia y que el PP se mueve por tácticas. Pero vayamos a la reconquista de Cataluña para la causa nacional. En este punto le aconsejo a la dirección del PP que no se obnubile con Maragall y Carod. Éste quiere mejorar lo que nos ha dejado por herencia el primero. Porque el partido que ahora defiende, tal cual, el Estatut recién aprobado es CiU. Quiero decir muy claramente que con el partido con el que tendría ahora que enfrentarse Mariano Rajoy es con la muy honorable CiU; que la reconquista territorial e institucional de Cataluña no pasa por la pugna con ERC, ni siquiera con el PSC, sino con ese partido que les resulta a los populares tan conmovedor, tan cercano y tan abierto a los pactos como es CiU. En una palabra: que con quien tienen que enfrentarse Rajoy y Piqué es con Durán i Lleida. ¿Acaso les sorprende esto? ¿Acaso no han caído en la cuenta de que el arreglo de Zapatero con Artur Mas en las negociaciones de la Moncloa era lo peor que podía sucederle al PP? A estas alturas, veintiocho años después de la redacción de la Constitución, la derecha española no ha llegado a descubrir las claves de los nacionalismos. Quizá porque tampoco ha conseguido conocer las de la España que debía preservar y ahora recuperar. Montilla y López Aguilar optarían a presidir Cataluña y Canarias agosto, cuando el presidente del Gobierno volverá a abordar el asunto directamente con López Aguilar aprovechando que pasará las vacaciones en Lanzarote. Aunque Zapatero está satisfecho con su gestión y le mantendría en su cargo ante una negativa cerrada, esta hipótesis plantearía un importante problema al partido, que no ve candidato alternativo y que considera Canarias una de las comunidades donde más posibilidades tiene de pasar de la oposición al Gobierno. JAIME GARCÍA Buenas perspectivas para 2007 Zapatero animó el lunes a la dirección del PSOE, en su última reunión de la ejecutiva antes del verano, a ir a por todas y no ponerse límites en los objetivos electorales para 2007 porque las perspectivas, según dijo, son buenas y han mejorado incluso en algunas comunidades, como la de Valencia, según la dirección socialista. Si, como todo parece indicar, se confirma la salida de López Aguilar, el presidente del Gobierno, según las fuentes consultadas, tendrá muy en cuenta a la hora de elegir al sustituto la opinión de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que- -dada su procedencia del mundo judicial- -ha seguido muy de cerca- -incluso intervenido activamente- -las iniciativas de ese Ministerio. De la Vega también ha participado en los intentos por convencer a López Aguilar para que acepte ser candidato en Canarias. En cuanto al sustituto de José Montilla, los dos candidatos que siguen sobre la mesa son los catalanes David Vegara, apadrinado por el vicepresidente económico, Pedro Solbes; y Joan Rangel, del círculo político más próximo del actual ministro de Industria, Comercio y Turismo. Este relevo está decidido que se producirá en la primera quincena de septiembre, una vez que las elecciones en Cataluña, previstas para el 1 de noviembre, hayan sido convocadas oficialmente. El término nación y la lengua paralizan el Título Preliminar del nuevo Estatuto gallego JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. El Título Preliminar del nuevo Estatuto de Galicia se encuentra en punto muerto, toda vez que la inclusión del término nación y la obligatoriedad del conocimiento de la lengua gallega han atrancado las negociaciones de PSOE, PP y BNG en la ponencia parlamentaria, según aseguraron a ABC fuentes de la misma. Cuando apenas han transcurrido tres semanas desde el inicio de los trabajos, los socialistas se han alineado con los populares- -imprescindibles para sacar adelante cualquier reforma estatutaria- -a la hora de mantener la actual definición de Galicia como nacionalidad histórica a lo que se opone el BNG, que insiste en incluir el término nación. El PSOE deja de lado el acuerdo firmado entre Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana para reconocer el carácter nacional de Galicia Donde sí coinciden los socios de gobierno es en la inclusión del deber colectivo e individualizado de conocer la lengua gallega, aspecto rechazado frontalmente por los populares. En las reuniones de esta semana, las tres fuerzas están redactando el Título I del nuevo texto estatutario, y se espera que los apartados más espinosos, referidos a competencias y financiación, sean abordados en el plazo de un mes, mientras que el Preámbulo será lo último en confeccionarse.