Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes TOUR DE FRANCIA TRES DÍAS EN LOS ALPES MARTES 18 7 2006 ABC La subida al Alpe d Huez El perfil del ascenso Bourg d Oisans Alpe d Huez (entrada) 1.680 m. Huez- en- Oisans 1.415 m. Año Ganador Los datos E Alpe d Huez 1.850 m. 6,4 Las 21 curvas del Alpe d Huez (1.850 m) 1952 Fausto Coppi (ITA) 1976 Joop Zoetemelk (HOL) 1977 Hennie Kuiper (HOL) Le Ribot La Garde 1.140 m. Pie de Cota 977 m. 8,1 %740 m. 7,8 %10,4 %9,8 %11 9,3 %9,9 %6,9 9,5 15,5 Km Longitud: 13,9 kilómetros Curvas: 21 Cota de inicio: 715 metros Cota de cima: 1.850 metros Pendiente media: 8,1 Pendiente máxima: 14 Alpe d Huez d Huez 1978 Hennie Kuiper (HOL) 2 4 Huez 1 3 5 7 1979 Joachim Agostinho (POR) Joop Zoetemelk (HOL) 1981 Peter Winnen (HOL) 1982 Beat Breu (SUI) 1983 Peter Winnen (HOL) 1984 Luis Herrera (COL) 6 8 10 Le Ribaut 0 1,5 4 6 9,5 12,5 15,5 km 9 11 13 16 La Garde 1986 Bernard Hinault (FRA) 1987 Federico Echave (ESP) 1988 Steven Rooks (HOL) 1989 Gert- Jan Theunisse (HOL) 1990 Gianni Bugno (ITA) 1991 Gianni Bugno (ITA) La tabla de récords META 0 1997 1994 2001 1995 2003 2004 1999 Infografía ABC 5 10 15 20 25 30 35 40 45 De amarillo en el Alpe y en París Coppi (1952) Tour du France Van Impe (1976) Thevenet (1997) Hinault (dos veces en 1979) Hinault (1981, 1982) Fignon (1983, 1984) Lemond (1986) Delgado (1988) Induráin (1992, 1994 y 1995) Ullrich (1997) Armstrong (1999, 2003 y 2004) PANTANI Pantani Armstrong Pantani Iban Mayo Armstrong Guerini 37: 35 38: 00 38: 01 38: 04 39: 06 41: 47 12 14 15 17 19 21 18 20 1992 Andy Hampsten (EE. UU) 1994 Roberto Conti (ITA) 1995 Marco Pantani (ITA) 1997 Marco Pantani (ITA) Les Essoulieux Le Pré des Roches 1999 Giuseppe Guerini (ITA) Ganaron en el Alpe y el Tour 41: 52 Coppi (1952) Armstrong (2001 y 2004) D 211 2001 Lance Armstrong (EE. UU. 2003 Iban Mayo (ESP) 2004 Lance Armstrong (EE. UU. Minutos empleados en la subida de los 13,9 km. Los Alpes, en ausencia de Armstrong La montaña ordenará una carrera sin dueño, con Pereiro líder y Menchov y Landis favoritos; y mientras se espera la presencia del texano, que acusó de dopaje a la selección francesa de fútbol J. GÓMEZ PEÑA GAP. Ya en su última semana, el primer Tour sin Armstrong es una carrera desorientada. Antes de empezar le extirparon los líderes: Basso, Ullrich, Vinokourov, Mancebo... Cosas del dopaje y la Operación Puerto Hubo un vacío, un agujero negro. Nadie levantaba la mano para reclamar la herencia. Ni siquiera la familia de Armstrong: el Discovery se desplomó en masa nada más tocar la montaña. Al Tour le tocó pensar: ya no valía con seguir al americano; había que buscar nuevos caminos. Pero nadie ha pisado aún la senda que lleva directo a París. Sin GPS. Desorientados. Landis, para proteger la debilidad de su equipo, cedió el liderato a Pereiro, un candidato renacido, y pactó así una alianza con el Caisse d Epargne. Por el mismo motivo, el Rabobank de Menchov regaló al Discovery la victoria de Popovych. El T- Mobile quiso reventar a todos y fue el primero en explotar. Leipheimer se ahogó en la contrarreloj y renació en los Pirineos. Nadie se fía de nadie. Ni de sí mismo. El Tour que sube hoy a los Alpes, no sabe por dónde anda. Sin Armstrong, pedalea perdido. Mejor para la emoción. Hoy es el primer día para reordenar el caos. Con el final en el Alpe d Huez, la cima que descubrió Fausto Coppi, la meta del medio millón de aficionados en la cuneta, la montaña de los holandeses, la pancarta donde Lance Armstrong doblegó siempre a todos. Francia recibe a Armstrong Y precisamente hoy se espera la presencia del americano en el Tour. La prensa francesa ya ha diseñado sobre papel la pasarela para su recibimiento. Con un recordatorio: repartiendo el eco de las acusaciones de Armstrong contra la selección gala de fútbol. Cosas del dopaje, otra vez. Puso el dedo acusador sobre Zidane y los suyos. Francia es para él el paisaje de su palmarés y, al tiempo, un escenario hostil. El Alpe d Huez puede ser hoy otra de sus batallas. Si acude, se notará su asistencia. Lo que es seguro es que su ausencia ha dejado huella. Ya lo dice su ex director, Johan Bruyneel: El Phonak fue inteligente al ceder el liderato. No tiene un equipo fuerte en la montaña. Sus rivales tenían que haberlo evitado, tenían que haber tirado a por Pereiro para que Landis conservara el maillot y trabajara por él. Pero no saben tomar ini- Etapa 15 Gap 785 m Embrun 862 m S Gap- L Alpe- d Huez 187 Km Col d Izoard L Alpe d Huez 2.360 m Le Monetierles- Bains Col du Lautaret 1.850 m 1.506 m 2.058 m HC S 2 Bourg HC d Oisans 735 m 0 km 35 86 121 134 187 El Izoard, para abrir boca. Típico tríptico alpino. El Izoard se escala por su vertiente dura, la que alberga una estatua de Coppi en la ladera. El Lautaret es el descenso del Galibier en la carretera hacia Grenoble. Y para culminar, Alpe d Huez, sus trece kilómetros, sus primeras rampas infernales y la mitología de sus 21 curvas ciativas. No osan No están habituados. Después de tantos años a rueda del americano, asusta el aire de cara, da vértigo mirar a los ojos del Tour. Los dos que más cercanos parecen a ese espejo son Landis y Menchov. Tour desorientado. Un estadounidense que nació en el condado de Lancaster, en un ambiente menonita anclado en el siglo XIX, sin televisión ni luz eléctrica; que corre en un equipo suizo; que vive en Girona, y que quiere trasladarse este domingo a París. Y un ruso criado en Pamplona, que lleva el maillot de un equipo holandés y que tiene como vicio los chuletones Un lío. Y más si sus rivales son un gallego, Pereiro, criado en el ciclismo portugués, fichado por el Phonak helvético y ahora por el Caisse d Epargne franco- español. O Sastre, un madrileño de Ávila que se ha convertido en la esperanza del CSC danés. O un australiano, Evans, que cogió su mochila y desembarco en Italia para acabar en el Davitamon belga. Armstrong era más fiable: un americano en un equipo americano. Un extranjero en París, pese a haber paseado de amarillo por los Campos Elíseos en siete ocasiones. Más que nadie. El Tour no le echa de menos, aunque sin él viaje desnortado. Ya pondrán orden desde hoy los Alpes. E incertidumbre, alimento del ciclismo.