Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MARTES 18 7 2006 ABC Al caer la noche, el terror se apodera del triángulo de la muerte iraquí b Un enviado especial de ABC recorre la zona más peligrosa de Irak, comprendida entre las ciudades de Mahmudiya, Iskandariya, Latifiya y Yusufiya A. Y. Z. SERVICIO ESPECIAL CIUDAD SADR. Las calles se quedan en silencio. El miedo a una redada o a la explosión de un coche bomba han convertido los barrios de esta parte del territorio iraquí en unos guetos de los que sus habitantes apenas se atreven a salir. Aquí todo el mundo se conoce, sabemos quien es quien, tus vecinos saben si eres chií o suní dice Mohamed, un periodista local que trabaja como colaborador para un corresponsal extranjero. Mohamed vive en Ciudad Sadr, una barriada de mayoría chií. Antes podía trabajar en zonas suníes, hoy ya no sólo tengo que afrontar las amenazas de la insurgencia por colaborar con un medio extranjero, sino que, además, tengo que afrontar el hecho de que mi país vive ya una guerra civil y, por lo tanto, como chií, tengo que ser enemigo de cualquier postura o posicionamiento que adopten los suníes Los cadáveres de los fallecidos fueron conducidos a la saturada morgue del hospital de Yarmuk REUTERS Temor a las redadas Mohamed está casado y tiene cuatro hijos. Cuando se pone el sol yo y mi familia nos metemos en casa, cerramos la puerta y esperamos a que llegue el día siguiente. Generalmente solemos compartir piso con la familia de mi hermano que vive en el edifico contiguo, unas noches vamos nosotros a su casa y otras el y su familia vienen a la nuestra. Es muy difícil dormir, ya que uno siempre piensa que milicianos disfrados de policía pueden entrar en tu casa por la noche y hacer una redada. Ya sabe lo que eso significa La espiral de violencia en la que ha entrado durante las últimas dos semanas las ciudades situadas en el conocido triángulo de la muerte ha levantado una vez más la sombra de la guerra civil. Aunque, por el momento, esta nueva oleada se ha concentrado en ciudades como Mahmudiya, Iskandariya, Latifiya y Yusufiya, situadas al sur de Bagdad, en donde conviven comunidades suníes y chiíes, las autoridades temen que la violencia se puedan extender con atentados puntuales a otras regiones del país. Nunca me imaginé que llegaríamos a este punto, siempre pensé que en este país no viviríamos una guerra civil. Me acuerdo que, al principio de la guerra, varios periodistas de medios europeos me preguntaron sobre esta posibilidad, y yo siempre les dije que un enfrentamiento entre chiíes y suníes en Irak nunca sucedería nos explica Mohamed. Un coche bomba mata a 56 personas en un mercado chií al sur de Bagdad Un grupo de pistoleros disparó contra los supervivientes de la explosión b La matanza, que ocurrió en la ciudad de Mahmudiya, convierte en papel mojado el plan de reconciliación nacional del primer ministro iraquí Al Maliki ÁLVARO YBARRA ZAVALA SERVICIO ESPECIAL FALUYA. Cincuenta y seis muertos y cerca de setenta heridos, es el balance del último coche bomba cololcado en la ciudad de Mahmudiya a treinta kilómetros al sur de Bagdhad. El atentado se produjo en un mercado local abarrotado de civiles en su mayoría chií a primera hora de la mañana, seguido de un tiroteo entre pistoleros que aumento el número de victimas y heridos. Fuentes oficiales han calificado este atentado como el más sangriento de lo que llevamos de año. La identidad de los ejecutores de la matanza se desconoce por el momento aunque al parecer fuerzas de seguridad locales han detenido a varios sospechosos. El gobernador de Mahmudiya, Muayyad Fadhil, acusó a los asesinos de atacar la frágil estabilidad que reina entre las comunidades chií y suní de la ciudad. Hubo una gran explosión, después un grupo de pistoleros que llegaron de las barriadas del este de la ciudad abrieron fuego contra las personas que en esos momentos se encontraban en el mercado dice Muayyad Fadhil En un primer momento la confusión sobre el número de víctimas llevó al ministro de Defensa a declarar que los medios de comunicación habían exagerado las cifras y según sus fuentes el número de muertos no superaba los cuarenta y nueve. Este nuevo atentado con coche bomba pone una vez más de manifesto las grandes diferencias que existen hoy entre la población suní y chií dentro del territorio iraquí. Una nueva matanza que se produce justo una semana despues de la visita sorpresa del secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, con el fin de apoyar la nueva propuesta de recon- El ministro de Defensa ha llegado a culpar a los medios occidentales de exagerar el número de víctimas del atentado La violencia llegó anteayer hasta la ciudad turcomana de Tuz Jurmatu, donde murieron 26 personas ciliación nacional del primer ministo iraquí Nuri Al- Maliki. Una propuesta definida por el propio Al- Maliki como la última oportunidad para los iraquíes de alcanzar la paz pero que, sin embargo, parece estar cada vez más lejos de la realidad del día a día de las bombas, las matanzas y los secuestros. La última ola de violencia se ha concentrado una vez más en las ciudades localizadas en el triángulo de la muerte. Mahmudiya, Iskandariya, Latifiya y Yusufiya son las cuatro ciudades del sur de Bagdad donde chiíes y suníes protagonizan casi a diario sus enfrentamientos. Ayer por la tarde, 26 personas murieron en un atentado contra un café, pero en este caso en el norte del país, en Tuz Jurmatu, una ciudad principalmente habitada por turcomanos pero con importantes comunidades kurda, suní y chií. El ataque se produjo cerca de una mezquita y hasta el momento se ignora quiénes fueron los ejecutores de la matanza. Al mismo tiempo al Sur, en Diwaniya, dos soldados estadounidenses resultaron heridos al explotar al paso de su convoy un IED- -bomba trampa- -según fuentes del Ejército estadounidense y en Haditha, a 240 kilómetros al noroeste de Bagdad, un pistolero disparó a bocajarro contra Laith al- Rawi, líder local del partido islámico iraquí.