Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO MARTES 18 7 2006 ABC QUÉ HACER a nueva crisis de Oriente Medio ha tomado, desde un primer momento, una dimensión internacional desconocida desde hacía mucho tiempo. La responsabilidad de Siria e Irán en la iniciativa conjunta de Hamás y Hizbolá a nadie se le oculta, así como su posible repercusión sobre la ya de por sí delicada situación de Irak. De ahí que la primera reacción haya sido la de tratar de contener la situación, pero resulta evidente que no va a resultar fácil por la propia naturaleza del conflicto. La coincidencia de los sucesos bélicos con la cumbre del G- 8- -las grandes democracias más Rusia- -en San Petersburgo ha permitido FLORENTINO una primera reflexión PORTERO de los grandes con la excepción de China, y una declaración formal. Un debate premonitorio del que se desarrollará durante las próximas semanas en el Consejo de Seguridad. Una vez más no hay un análisis coincidente y se hace inviable una posición de fuerza conjunta. Rusia, la anfitriona, considera que la clave del problema es la reacción de Israel. Ha sido atacada en dos de sus fronteras, pero eso no le da derecho a invadir el Líbano y perseguir a los responsables. No casa mucho este enunciado con su doctrina contraterrorista interior. Putin ha perseguido a los islamistas chechenos violando los derechos humanos hasta límites increíbles para un occidental, pero niega a Israel la posibilidad de defenderse frente a grupos semejantes. Es más, Rusia resguarda internacionalmente a estas formaciones y protege a los estados que las amparan, como Irán y Siria. Estados Unidos y el Reino Unido consideran que el elemento característico es la agresión terrorista e islamista a un estado democrático. Piden a Israel autocontrol, pero no dudan en exigir la entrega de los rehenes y la persecución de los grupos responsables. Hay coherencia con anteriores declaraciones, exigiendo la disolución de Hamás y Hizbolá, como condiciones sine qua non para la paz en Oriente Medio y la democratización del Líbano y Palestina. Francia fue la potencia colonial en Líbano y desde hace años mantiene una posición pro- árabe por distintas razones: dependencia energética, importancia de la comunidad musulmana francesa y rechazo a la influencia norteamericana. Lo que le pueda ocurrir a Israel no es tema de su incumbencia y la solidaridad democrática brilla por su ausencia en una diplomacia que presume de cínico realismo. Su discurso gira en torno a la necesidad de proteger al Líbano de la incursión israelí. No cabe esperar de China un apoyo a Israel, sino todo lo contrario, dados sus intereses energéticos con el mundo árabe y su rechazo al liderazgo norteamericano. En este contexto resultará muy difícil lograr un acuerdo firme en el Consejo de Seguridad para controlar la crisis, que los islamistas tratarán de mantener viva por propio interés. L Bush: Siria tiene que presionar a Hizbolá para que acabe esta mierda ABC SAN PETERSBURGO. El presidente estadounidense, George W. Bush, calificó de mierda a las acciones de la milicia chií de Hizbolá, durante una conversación informal que sostuvo en la cumbre del G 8, celebrada en Rusia, con el primer ministro británico, Tony Blair, la cual estaba siendo filmada. El mandatario no se percató de que los microfónos estaban abiertos, cuando afirmó: Lo que ellos deben hacer, es que Siria presiones a Hizbolá para que deje de extender esta mierda y todo habrá terminado REUTERS Kofi Annan propone enviar al sur del Líbano una fuerza de interposición Israel rechaza la iniciativa y advierte que continuará con su ofensiva secretario General de Naciones Unidas fue apoyada por los líderes de las potencias mundiales, aunque de manera desigual RAFAEL M. MAÑUECO J. CIERCO CORRESPONSALES SAN PETERSBURGO HAIFA. El envío de cascos azules al sur del Líbano podría constituir, a juicio del secretario general de la ONU, Kofi Annan, una salida a la crisis que sacude a Oriente Próximo. Annan lanzó la iniciativa ayer en San Petersburgo (Rusia) en el último día de la X Cumbre del G- 8, y obtuvo el apoyo inmediato del Reino Unido, Italia y Francia. Rusia y Alemania aprueban la idea, pero se han mostrado prudentes sobre su viabilidad, mientras a que a Estados Unidos no parece entusiasmarle. La declaración sobre Oriente Próximo aprobada el domingo por el G- 8 decía que la ONU debe jugar un papel central en la solución de la actual escalada de violencia entre el Líbano e Israel. Ese postulado ha dado pie a Annan para intervenir. La situación es crítica y la prioridad ahora es propiciar las condiciones para detener la escalada de violencia afirmó el máximo responsable de Naciones Unidas durante una comparecencia ante la prensa, tras haber mantenido una reunión con el primer ministro británico, Tony Blair. En los próximos días, se pondrá manos a la obra el Consejo de Seguridad. Blair, por su parte, dijo que b La propuesta del el despliegue de fuerzas internacionales es la única forma de evitar que el norte de Israel sea bombardeado desde el sur de l Líbano... La violencia no va a parar si no creamos condiciones para su cese El premier británico señaló después que la fuerza debe ser significativamente mayor y tendría una misión más específica que el actual continente de la ONU, UNIFIL, emplazado en la zona desde 1978 con un total de 2.000 efectivos. Por su parte, el presidente francés, Jacques Chirac; y el primer ministro italiano, Romano Prodi, también respaldaron el plan de Annan. El primero dijo que hace falta una intervención exterior para detener las agresiones y garantizar la estabilidad de las fronteras y el segundo sugirió elevar el número de militares de la UNIFIL a 10.000. Entretanto, la canciller alemana, Angela Merkel, admitió que no está claro todavía el tipo de misión que deberá llevar a cabo esa fuerza, por lo que no quiso entrar a valorar en detalle la propuesta. Por su lado, el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió que el éxito de la iniciativa dependerá en primer lugar de las partes implicadas dejando claro que nada podrá hacerse sin el consentimiento del Líbano e Israel. Según dieron a entender ayer miembros de la delegación que acompaña al presidente estadounidense, George W. Bush, la naturaleza del contingente a desplegar en el Líbano va a ser fundamental en la postura que adopte Washington. Un grupo de observadores de Naciones Unidas, actualmente en el Líbano, deberá presentar un informe de la situación sobre el terreno para definir qué tareas deberá desempeñar el nuevo contingente. Washington desea esperar a leer ese informe antes de tomar una decisión. Israel rechaza la propuesta Demasiado pronto y demasiado rápido Esta ha sido la respuesta de Israel a la propuesta de Annan. Además las autoridades hebreas recordaron que en el sur del Líbano ya hay una fuerza de interposición de la ONU, que nunca logró, antes de la retirada militar hebrea del año 2000, poner fin a los enfrentamientos entre los guerrilleros chiíes y los soldados hebreos ni convencer a Hizbolá de que cese sus ataques contra Israel. Asimismo las autoridades políticas y los mandos militares israelíes advirtieron que la campaña contra el Líbano y contra Hizbolá no va a terminar hasta enviar a la guerrilla proiraní al norte del río Litani y dejar su arsenal inutilizado. Blair, Chirac y Prodi respaldaron el plan, mientras que Merkel y Putin se mostraron más cautos Bush espera el informe de los observadores de la ONU para pronunciarse