Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MARTES 18 7 2006 ABC El presidente del Gobierno y su familia volverán este año a pasar sus vacaciones estivales en la paradisiaca casa de La Mareta, en Lanzarote, que es la residencia habitual de la Familia Real durante sus estancias en la isla volcánica Otro veraneo de rey para Zapatero TEXTO: ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. La residencia de La Mareta, situada en un lugar paradisiaco de Lanzarote y utilizada habitualmente por la Familia Real durante sus estancias en la isla canaria, volverá a albergar este verano al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a su familia. Será el próximo martes 1 de agosto cuando el jefe del Ejecutivo se trasladará a la isla volcánica dispuesto a disfrutar de unas vacaciones estivales en compañía de su mujer, Sonsoles Espinosa, y sus dos hijas, Laura y Alba. Cuatro días antes, el viernes 28 de julio, Zapatero presidirá en Madrid el último Consejo de Ministros de la temporada y, a continuación, se desplazará a Palma de Mallorca, donde Su Majestad el Rey despachará con él en el Palacio de Marivent. De esta forma, se adelanta la fecha del primero de los dos despachos de verano, que tradicionalmente se celebran en agosto, y Zapatero se ahorra el traslado que hubiera tenido que hacer desde Lanzarote a la isla balear. El segundo despacho se celebrará previsiblemente a finales de mes. Este verano será el tercero que Zapatero pasará como jefe del Ejecutivo y el segundo que descansará en esta residencia propiedad de Patrimonio Nacional, que es el organismo que gestiona los inmuebles destinados al uso y servicio de Su Majestad el Rey y de los miembros de la Familia Real. Zapatero y su mujer (con pamela) el 4 de agosto de 2005, día del cumpleaños del presidente, de travesía hacia La Graciosa de que todo estuviera en perfecto estado de revista para albergar a la familia de Rodríguez Zapatero en sus primeras vacaciones en esta casa. En concreto, Patrimonio Nacional destinó 271.697,99 euros (unos 45 millones de las antiguas pesetas) a estas obras de restauración, mejora y rehabilitación Unas obras que fueron supervisadas personalmente por la mujer del presidente del Gobierno, quien se desplazó a la isla al menos en dos ocasiones para revisar los trabajos. Una de las facturas más sonadas fue la de los 8.987 euros que costó pintar y EFE Romper la tradición Hasta el pasado verano- -que Zapatero rompió con la tradición- los diferentes presidentes del Gobierno que ha habido en España durante la Democracia pasaban sus vacaciones en hoteles, casas o fincas, ya fueran alquiladas o de amigos, o en inmuebles, como la residencia del Coto de Doñana, propiedad de Patrimonio del Estado, que- -a diferencia de Patrimonio Nacional- -es un organismo que depende del Ministerio de Hacienda. La casa de La Mareta, situada junto al mar, en Costa Teguise, fue propiedad del Rey Hussein de Jordania, quien en 1991 se la regaló a Don Juan Carlos, que la cedió, a su vez, a Patrimonio Nacional. Aunque el Rey ha ofrecido esta casa, en diversas ocasiones, a algunos dirigentes extranjeros- -como Mijail Gorbachov o Vaclav Havel, entre otros- y a políticos españoles- -como José María Aznar o Rodrigo Rato, que han pasado algún fin de semana en La Mareta- -Zapatero es el primer presidente de Gobierno que ha elegido este inmueble para sus vacaciones estivales. Aunque en su día fue reformada por el artista canario César Manrique, la residencia de La Mareta fue sometida el invierno del año pasado a nuevas obras de acondicionamiento con el fin El primer despacho de verano del Rey con el jefe del Ejecutivo se celebrará el viernes 28 en Marivent El presidente del Gobierno empezará sus vacaciones el 1 de agosto, día que se trasladará a Lanzarote Lanzarote, el destino preferido, ya sea en Las Salinas o en La Mareta Atrás quedan ya las vacaciones en Galicia, Almería, Alicante y Granada, que fueron los lugares escogidos por Rodríguez Zapatero y su esposa en sus últimos veranos en la oposición. Me gusta recorrer este país en el que todos los rincones son atractivos afirmaba el presidente del Gobierno en sus primeras vacaciones como tal. Unas vacaciones que, por expreso deseo de su mujer, pasó en una finca de Mahón (Menorca) cuyo precio de alquiler el propio Zapatero se comprometió a hacer público, pero que La Moncloa nunca llegó a facilitar. Pero el destino preferido de los Zapatero parece ser la isla de Lanzarote, a la que también iba el matrimonio mucho antes de trasladarse a La Moncloa. Así lo hicieron en diciembre de 2003 y en marzo de 2004, nada más ganar las elecciones. En ambas ocasiones se alojaron en el Gran Hotel Meliá Salinas de Costa Teguise, muy cerca de La Mareta. marcar la cancha de baloncesto de la residencia, que Zapatero sólo pudo usar tres días, ya que el 4 de agosto del año pasado, precisamente el día de su cumpleaños, sufrió una rotura fibrilar mientras practicaba este deporte con unos amigos y, a partir de entonces, tuvo que guardar reposo. Pero el hecho que amargó realmente las pasadas vacaciones del presidente del Gobierno fue la muerte de diecisiete militares españoles en un accidente de helicóptero en Afganistán. Aunque La Mareta es un lugar de una extraordinaria belleza, tanto por el entorno natural como por la artística construcción, lo cierto es que en esta residencia la Familia Real también ha vivido momentos muy duros y tristes. En ella falleció en enero de 2000 la Condesa de Barcelona y también fue esta casa la escogida para descansar tras el fallecimiento de Don Juan de Borbón en 1993. Las últimas ocasiones que este inmueble ha albergado a la Familia Real han sido, sin embargo, por motivos alegres. Fue precisamente allí donde celebraron los Reyes el trigésimo aniversario de la proclamación de Don Juan Carlos, ya que la fecha coincidió con un viaje a Canarias. También fue La Mareta el destino del primer viaje realizado por la Infanta Leonor las pasadas Navidades, cuando todavía no había cumplido los dos meses de vida.