Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DIÁLOGO GOBIERNO- ETA MARTES 18 7 2006 ABC DILEMA TRAMPOSO orprendentemente, el Gobierno ha salido casi indemne de las informaciones de Gara sobre sus compromisos con ETA. La voluntad de silencio de los intelectuales y los movimientos sociales de la izquierda ha vuelto a sostenerlo en ese complicado trago. Y le ha permitido soslayar los hechos y aplacar el conato de escándalo con un dilema tramposo pero eficaz, ése de a quién cree usted, al Gobierno o a ETA. Y a ver quién se atreve a decir que a ETA. Porque esa pregunta no se refiere a los hechos sino a una elección moral. Y esa trampa aún funciona aunque la propia elección moral haya quedado completamenEDURNE te fuera de lugar. En el URIARTE momento en que un Gobierno, éste o cualquier otro, se pone a negociar con asesinos, ha sustituido la credibilidad moral por el pragmatismo. Se ha puesto a la altura de los terroristas. Y su verdad, también. Otra cosa es que el pragmatismo sea mayoritariamente aceptado, pero ésa es otra cuestión. Fuera de esa trampa moral, quedan los hechos. Y de la misma forma que el Gobierno cree a ETA cuando ésta afirma que tiene voluntad de paz, hay otros que también le creemos cuando afirma que es a cambio de algo negociado. Igual que le damos toda la credibilidad cuando nos avisa de la colocación de una bomba a través del Gara. La policía suele obviar los dilemas morales y se concentra más bien en acordonar la zona. Y dada la cantidad de datos que sustentan las informaciones de Gara, un exhaustivo acordonamiento político de este proceso de negociación también sería altamente recomendable. Esos datos muestran que, a pesar de la negación de compromisos reiterada por Zapatero el viernes en Punto Radio, el Gobierno ha cumplido ya varias de las exigencias de ETA. No existen y, sin embargo, las ha cumplido. Fundamentalmente, las dos esenciales, las que los terroristas destacan como tales en varios lugares; por ejemplo, en su entrevista del 14 de mayo pasado en Gara: la aceptación de la existencia de un conflicto y el compromiso de abordarlo en la negociación política de la mesa de partidos y el respeto a la decisión de los vascos. El PSE ha puesto en marcha esa mesa de partidos y el presidente del Gobierno incluyó el respeto a la decisión de los vascos en su declaración del pasado día 30. Y este mismo domingo y en las páginas de El Correo, Javier Rojo nos daba algunas claves de las consecuencias prácticas de esa frase cuando asumía como inevitable un futuro debate sobre la autodeterminación. El problema es que ni así están satisfechos los etarras. Quieren más. Y no cejarán hasta lograrlo. Por eso han presionado con la información de Gara. Y por eso seguirán presionando. Más pronto que tarde, ofrecerán nuevos detalles de las negociaciones secretas con el Gobierno. Y es más que posible que los ciudadanos acaben por tener la desfachatez de dar credibilidad a los terroristas. S El proceso anima a los etarras presos en Francia a pedir su traslado a España El ex jefe de la banda Olarra y la pistolera Macuso, entregados ayer b Macuso sigue los pasos inicia- dos hace diez meses por Gadafi Se rompe la tradición de los etarras de portar pistola en Francia para aplazar su entrega J. PAGOLA MADRID. Las autoridades galas entregaron ayer al ex jefe de ETA Juan Antonio Olarra Guridi, Jokin con carácter temporal para ser juzgado por algunos de sus numerosos crímenes, y a la pistolera Julia Moreno Macuso, Bombi esta última a petición propia. Bombi se suma así a otros etarras, como los ex dirigentes Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi y Javier García Gaztelu, Txapote que en los últimos diez meses han pedido cumplir en cárceles de España el resto de las condenas que les quedan pendientes en Francia. En el caso de Txapote las autoridades aún no han tomado una decisión. Pese a que esa solicitud es posible en virtud de un acuerdo bilateral firmado entre España y Francia en 1983, los etarras no han hecho uso de él hasta 23 años después. Fue Gadafi el que rompió el hielo el pasado mes de septiembre y a partir de la decisión de un general parece que se van decidiendo otros. Medios antiterroristas no descartan que ello obedezca a las expectativas que entre los presos ha suscitado el proceso de negociación entre el Gobierno y ETA. Desde la banda se espera que uno de los primeros gestos del Ejecutivo sea un gradual acercamiento de los reclusos etarras a prisiones del País Vasco, además de otros beneficios penitenciarios. Precisamente, la situación de los presos y la entrega de las armas son los dos ejes sobre los que girará la mesa que este verano siente a ETA y al Gobierno. Francia no quiere implicarse en el proceso, aunque sí ha ofrecido a Zapatero su colaboración, que podría incluir el traslado a España de aquellos presos etarras que lo pidan. La etarra Julia Moreno Macuso, a su llegada ayer a Barajas M. INTERIOR El fiscal recurre el archivo del caso Giménez Abad MADRID. El fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo recurrirá la decisión del magistrado Santiago Pedraz de archivar la causa- -reabierta hace sólo unas semanas- -por el asesinato del senador del PP Manuel Giménez Abad. El juez, que el pasado viernes tomó declaración, entre otros, a los colaboradores de ETA David Pla y Aitor Lorente (que cumplen sus anteriores condenas el próximo 25 de julio) no vio indicios suficientes de que ambos hubieran participado en la captación de información que llevó al asesinato del político popular, que se produjo en mayo de 2001. De pistolero a cabecilla Olarra formó parte entre 1991 y 1993 del comando Donosti con el que participó en los asesinatos del industrial José Antonio Santamaría, del coronel Luis García Lozano, de los guardias civiles Eduardo Sobrino y Juan Carlos Trujillo, del policía nacional Juan María Helices y del funcionario de prisiones José Ramón Domínguez. Posteriormente, se incorporó al comando Levante que no se estrenó, ya que la Policía descubrió a tiempo en Benidorm su piso franco, donde se incautó de diversa documentación, entre ella una fotogra- fía de Francisco Tomás y Valiente, asesinado en la Universidad Autónoma 20 meses más tarde, cuando Olarra ya estaba en el comando Madrid Algunos testigos le identificaron como el etarra que disparó contra el ex presidente del Tribunal Constitucional. Se le relaciona también con el asesinato del magistrado Rafael Martínez Emperador y de cinco trabajadores civiles del Ministerio de Defensa en Vallecas. Tras replegarse a Francia en 1999, fue detenido, junto con Ainhoa Múgica, el 16 de septiembre de 2002 cerca de Burdeos, cuando era jefe del aparato militar de ETA. Por su parte, Bombi tras integrar el comando Nafarroa en 1994. se incorporó en 1996 al comando Madrid al que perteneció hasta 2000. Se sospecha de su participación en el asesinato del teniente coronel Pedro Antonio Blanco, el primer tras la ruptura de la tregua de Estella. Posteriormente se replegó a Francia donde fue arrestada.