Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 17 7 2006 87 Trabajadores de Izar anuncian medidas contundentes para hoy y mañana por la venta de los astilleros Bruselas reconoce ahora que no hay fecha para la entrada en vigor del acuerdo pesquero con Marruecos a España sería como fusionar Endesa y Repsol YPF bajo la tutela pública. Pero hasta en la liberal Reino Unido cuecen habas y se ha hecho público recientemente que el Ejecutivo de Blair vetó una posible compra de su gasista Centrica por el gigante ruso del gas Gazprom, aunque esta última compañía no sea comunitaria. El rechazo de E. ON a un arreglo discreto es el que habría radicalizado la posición del Gobierno, cada vez más decidido a vetar directamente a los alemanes, para lo que antes habría querido explicar a los máximos representantes de la CE su complicada posición esta misma semana, según las fuentes consultadas. La negativa del grupo alemán a una solución pactada habría dado la razón a los miembros del Gobierno más partidarios de vetar la opa, como Montilla y hasta el propio Zapatero, en detrimento de Solbes y hasta Sebastián, más reticentes a soluciones radicales. Las eléctricas extranjeras renuncian a hacer centrales de gas en nuestro país Entre ellas, EDP y Enel, que querían activos a desinvertir por Endesa b De los 80 proyectos presenta- Centrales de ciclo combinado de gas (MW) 20.000 18.000 16.000 14.000 dos en Medio Ambiente, 37 siguen en principio adelante y 43 quedan en suspenso al no haber entregado los correspondientes avales J. G. N. MADRID. Recientemente, el Ministerio de Medio Ambiente ha denegado la autorización a 43 proyectos de construcción de centrales de ciclo combinado de gas, que suman más de 25.300 MW de potencia, al no haber presentado el aval correspondiente, que es el 2 de la inversión prevista. Entre los proyectos rechazados se encuentran la mayoría de los que habían redactado compañías extranjeras. Es el caso de Global 3 (empresa controlada por el fondo de inversión ArcLight Capital Partners, que renuncia a siete instalaciones) la antigua Enron (dos centrales) y Edison, Gaz de France, International Power y Foster Wheeler, una cada una. También llama la atención los casos de la portuguesa EDP (accionista mayoritaria de HC Energía, antes Hidrocantábrico) y Enel (que controla Viesgo) que han reclamado participar en el proceso de desinversión de activos de la opa de Gas Natural sobre Endesa, si sale adelante, pero han renunciado al crecimiento orgánico en España. Muestra de ello es que no han presentado los avales para la construcción de los ciclos combinados previstos. En concreto, HC Energía sólo ha hecho efectivo el aval para una central de carbón en Aboño, renunciando a todos sus proyectos de ciclo combinado, mientras que la italiana Enel ha descartado continuar con tres instalaciones. Fuentes del sector eléctrico español han subrayado que la falta de compromiso de estas empresas con la seguridad de suministro en España pone de CCC sin aval formalizado CCC con aval formalizado CCC que no revisan el aval 12.000 10.000 8.000 6.000 4.000 2.000 0 Iberdrola Endesa Unión Fenosa Gas Natural HC ENEL Otros Infografía ABC Encontrar argumentos jurídicos Pero el Gobierno tiene también un problema jurídico sobre cómo argumentar sólidamente contra E. ON. Algunas fuentes creen que el actual ponente de esta opa en la CNE, el ex presidente de REE, Jorge Fabra, estaría pensando que la mejor receta para aplicar al grupo alemán sería utilizar los argumentos de las autoridades de competencia germanas, que en su momento rechazaron la fusión de la eléctrica E. ON con la gasista Ruhrgas, a la que sin embargo dio alas el propio Gobierno alemán. Otras fuentes consideran que únicamente con vetar la entrada en los activos nucleares de Endesa, la mitad de la energía de este tipo que se produce en España y las filiales peninsulares, sería suficiente. También hay quien cree que lo mejor es poner de manifiesto que E. ON es un gran monopolio en Alemania, con muchos problemas con los consumidores y que su necesidad de desembarcar en España es la de garantizarse más energía, por lo que no podría asegurar el suministro tanto como exige la ley española al estar regulado por el Gobierno el sector energético. El presidente del grupo alemán, Wulf Bernotat, ha repetido en numerosas ocasiones que si sale adelante la opa de E. ON, el suministro energético a nuestro país estaría totalmente garantizado. Los servicios técnicos de la Comisión Nacional de Energía tienen prácticamente terminado su informe sobre esta opa, cuyo dictamen iría en la dirección de condicionar duramente la operación. En cualquier caso, no hay que olvidar que en la opa de Gas Natural sobre Endesa, el informe técnico era contrario a la operación y, sin embargo, la resolución final de la CNE fue la de aprobar, con sencillas condiciones, la operación. manifiesto el riesgo de que el sector acabe en manos extranjeras, que velan más por obtener altas rentabilidades de sus inversiones que por llevar a cabo proyectos de construcción de centrales en una situación de elevados costes como la actual Interrogantes ante E. ON Otras fuentes afirman que la renuncia de las eléctricas extranjeras al crecimiento orgánico en España abre interrogantes sobre las consecuencias de un eventual triunfo de la opa de E. ON sobre Endesa El espectacular crecimiento de la demanda en los últimos años implica la necesidad de construir nuevas infraestructuras, básicas para mantener la seguridad de suministro y la calidad del servicio. El consumo eléctrico, como puede verse en momentos como la ola de calor sufrida la pasada semana, alcanza puntas inimaginables hace unos meses, consecuencia fundamentalmente del mayor uso de aparatos de aire acondicionado y de refrigeración. El sistema energético español precisa nuevos proyectos serios de inversión que permitan asegurar a futuro un aumento de la capacidad de generación que permita satisfacer el consumo en las condiciones exigidas por los clientes y mantener el margen de reserva adecuado según las fuentes. Las eléctricas aseguran que las compañías españolas han vuelto a demostrar en este proceso de autorizaciones del Ministerio de Medio Ambiente su compromiso con el desarrollo del país en su conjunto y de las distintas regiones. De hecho, si no fuese por los proyectos planteados por estas empresas no se podría asegurar la cobertura del fuerte aumento de la demanda en regiones con gran potencial de crecimiento, como Andalucía, Levante, Cataluña o las islas. La decisión de las eléctricas extranjeras de renunciar a la mayoría de proyectos pone de nuevo en entredicho su compromiso con el desarrollo de unas regiones muy alejadas geográficamente de sus centros de decisión y sedes centrales Iberdrola y Gas Natural, a la cabeza Las empresas más comprometidas con la construcción de nuevas centrales de ciclo combinado son Gas Natural e Iberdrola. Esto guarda también relación con la apuesta de ambas por la reducción de gases de efecto invernadero para contribuir al cumplimiento del protocolo de Kioto, ya que los ciclos combinados apenas emiten un tercio de los gases de una central térmica convencional. Las otras dos grandes empresas, Endesa y Unión Fenosa, han decidido no seguir adelante con numerosas centrales. Así, Endesa ha renunciado a cinco proyectos (que suman 4.000 MW) de los 17 anunciados en total y Unión Fenosa a otros cinco, frente al único ciclo combinado al que han dicho no Iberdrola y Gas Natural. Siguen adelante otros 37 proyectos que suman 30.940 MW de potencia De los 80 proyectos que tenía el Ministerio de Medio Ambiente para su aprobación inicial, 37 cuentan con el preceptivo aval. Sus emplazamientos son los siguientes: Gijón, Aboño, Oviedo, Mieres y Langreo, en Asturias; San Adrián del Besos, Cubelles, puerto de Barcelona, Riba Roja del Ebro y Bescano, en Cataluña; La Zarza y Alanje, en Extremadura; Estremera, Paracuellos del Jarama, Villamanrique de Tajo y La Torrecilla, en Madrid; Carboneras, Málaga y Palos de la Frontera, en Andalucía; Barajas de Melo, Villaseca de la Sagra, Las Matas, Almonacid de Zorita y Puertollano, en Castilla- La Mancha; Cubillos del Sil y Miranda del Ebro, en Castilla y León; Castejón, en Navarra; Solvay, en Cantabria; Escatron y Fayon, en Aragón; Santurce, en Vizcaya; Castellón de la Plana, en la Comunidad Valenciana; Cartagena, en Murcia; y Arrúbal, en La Rioja.