Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 LUNES 17 7 2006 ABC Economía La falta de un pacto en las opas a Endesa hará que la CNE deje en la cuneta la oferta de E. ON El organismo regulador comienza esta semana a estudiar la operación, cuyo dictamen estará a final de mes informes realizados por los técnicos de la propia Comisión y el elaborado por el ponente del expediente, el consejero Jorge Fabra A. LASO D LOM MADRID. La aprobación o el rechazo de la opa de la alemana E. ON sobre Endesa por la Comisión Nacional de Energía (CNE) está creando muchos quebraderos de cabeza al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La decisión de autorizar con fuertes condiciones la opa de la alemana, hasta el punto de hacerla casi inviable, o vetarla directamente, depende de la CNE, pero el equilibrio político en este organismo regulador está actualmente en manos del Gobierno desde los últimos nombramientos en su consejo. Actualmente hay en el máximo órgano de dirección de la Comisión Nacional de Energía cuatro vocales elegidos por el PSOE, uno de ERC y otros cuatro designados por el anterior Gobierno del PP. Pero, además, su presidenta, Maite Costa, fue diputada del PSC y ha sido nombrada por Montilla. Ello llevaría siempre la aritmética a cinco de la coalición PSOE- ERC contra cuatro del PP. b La CNE examinará los Un largo camino E. ON presentó una opa sobre el 100 de Endesa el 21 de febrero de este año, poco más de cien días después de que Gas Natural hubiera lanzado otra opa sobre la citada eléctrica. La oferta del grupo alemán está valorada en 29.100 millones de euros, frente a los 22.500 millones de la gasista catalana. El grupo alemán ofrece 27,50 euros por cada acción de Endesa a pagar en efectivo, mientras que Gas Natural anunció 21,30 euros (una parte en efectivo y otra en acciones nuevas de la compañía) Tanto E. ON como Gas Natural descontarán de sus ofertas los dividendos extraordinarios abonados por Endesa a sus accionistas. El 19 de abril, E. ON entregó en la Comisión Nacional de Energía (CNE) la documentación sobre la opa a Endesa. En total, 20.000 folios. La CNE pidió al grupo alemán semanas más tarde nueva información, que le fue enviada el 27 de junio (12.000 folios) La pasada semana, E. ON volvió a depositar varios cientos de folios más como respuesta a la nueva petición de datos por la CNE. El consejo de la CNE empieza hoy a estudiar a fondo el expediente de la opa de E. ON sobre Endesa. Sobre su mesa, dos informes: el redactado por los técnicos de este organismo y el elaborado por el ponente del mismo, el consejero Jorge Fabra. Angela Merkel y José Luis Rodríguez Zapatero, en un encuentro reciente cretario de Estado de Economía, David Vegara; y el asesor económico del presidente, Miguel Sebastián, a Bruselas para entrevistarse con Kroes y el comisario de Mercado Interior. De cualquier manera, llueve sobre mojado ya que, según las fuentes consultadas, representantes del Gobierno español podrían haberse entrevistado antes de este encuentro con E. ON para intentar forzar un pacto sobre Endesa que permitiese la entrada del grupo EPA Otras voces en el Gobierno El primer problema del Gobierno es que hay voces en el actual Ejecutivo, como es el caso del vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, que se han manifestado públicamente en contra de la oleada de nacionalismos económicos que recorre Europa y ha pedido mucha cautela al Gobierno sobre cualquier decisión negativa sobre E. ON. También Joaquín Almunia, actual comisario europeo de Economía, cargo que anteriormente ocupó Solbes, ha pedido al Gobierno de Zapatero que maneje con tiento este asunto, sobre el que además las autoridades de competencia de la Comisión Europea, sobre todo la comisaria Neelie Kroes, ya ha dicho que tiene puesta la lupa. El hecho de que el real decreto que faculta a la CNE para estudiar la opa de E. ON sobre Endesa sea posterior a la propia presentación de esta oferta pública de compra de acciones es la principal baza que tienen tanto Kroes como la compañía alemana, que preside Wulf Bernotat, contra cualquier decisión de la CNE que no sea de su agrado. Fue una sorpresa la visita relámpago la pasada semana de altos cargos del Gobierno español, como el ministro de Industria, José Montilla; el se- El consejo de la CNE tiene mayoría de vocales del PSOE- ERC (cinco) frente a los del PP (cuatro) La Comisión de Energía aprobó la opa de Gas Natural sobre Endesa aunque el informe técnico la rechazaba alemán en la mayor eléctrica española, pero salvase los trastos de la primera opa presentada sobre la compañía que preside Manuel Pizarro, la de Gas Natural, controlada por La Caixa. Aunque no han trascendido los términos de este ofrecimiento, todo parece indicar que se les habría ofrecido la posibilidad de entrar en el mercado español, puede que incluso en Endesa, pero no bajo una situación de control, sino compartiendo el mismo con Gas Natural. Algunas fuentes apuntan incluso más lejos y aseguran que también con Caja Madrid, principal accionista de Endesa con un 10 de su capital y que durante todo este proceso se ha mantenido en la primera línea de defensa del actual equipo de Pizarro, si bien es público y notorio que La Caixa está tentando cada día al presidente de la entidad madrileña, Miguel Blesa, ofreciéndole todo tipo de posibilidades, incluso la de participar en su poderoso grupo industrial, a cambio de su neutralidad o apoyo a la opa de Gas Natural sobre Endesa. El Gobierno habría intentado este arreglo para garantizarse la neutralidad de la alemana ante cualquier decisión que pueda tomar la CNE, ya que sabe que tanto si este organismo veta la opa, como si la autoriza con condiciones muy difíciles de cumplir, los alemanes recurrirían a Bruselas. E. ON no da su brazo a torcer Sin embargo, las mismas fuentes aseguran que E. ON no ha querido entrar en una negociación con el Gobierno y que sigue en sus trece de que su opa es legal, tienen el dinero suficiente para pagarla, cumple todos los requisitos de competencia y no tiene por qué pagar los platos rotos de la ola de nacionalismo económico que recorre Europa. En estos momentos, el Gobierno francés ha forzado una próxima fusión entre Gas de France (GDF) y Suez, sobre la que tenía apetitos voraces la italiana Eni. Asimismo, y ante el miedo de los italianos a que E. ON apuntara hacia Italia si no es bien recibida en España, el Gobierno de Prodi podría estar también intentando forzar una alianza entre Eni y Enel, que aplicada