Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Cultura LUNES 17 7 2006 ABC BEFESA TRATAMIENTOS Y LIMPIEZAS INDUSTRIALES, S. L. Sociedad Unipersonal (sociedad absorbente) Y GESTIÓN DE RESIDUOS DEL CERRATO, S. L. Sociedad Unipersonal, ALIANZA BEFESA EGMASA, S. L. Sociedad Unipersonal, COMPLEJO MEDIOAMBIENTAL DE NAVARRA, S. A. Sociedad Unipersonal, BEFESA TÉCNICAS DEL SUELO, S. A. Sociedad Unipersonal y BEFESA GESTIÓN DE RESIDUOS INDUSTRIALES, S. L. (sociedades absorbidas) ANUNCIO DE FUSIÓN Los socios únicos de BEFESA TRATAMIENTOS Y LIMPIEZAS INDUSTRIALES, S. L. -Sociedad Unipersonal- (sociedad absorbente) GESTIÓN DE RESIDUOS DEL CERRATO, S. L. -Sociedad Unipersonal- y ALIANZA BEFESA EGMASA, S. L. -Sociedad Unipersonal- (sociedades absorbidas) el accionista único de las sociedades COMPLEJO MEDIOAMBIENTAL DE NAVARRA, S. A. Sociedad Unipersonal- y BEFESA TÉCNICAS DEL SUELO, S. A. -Sociedad Unipersonal- (sociedades absorbidas) así como la Junta General de Socios de BEFESA GESTIÓN DE RESIDUOS INDUSTRIALES, S. L. (sociedad absorbida) han acordado con fecha 30 de junio de 2006 la fusión por absorción de las sociedades GESTIÓN DE RESIDUOS DEL CERRATO, S. L. -Sociedad Unipersonal- ALIANZA BEFESA EGMASA, S. L. Sociedad Unipersonal- COMPLEJO MEDIOAMBIENTAL DE NAVARRA, S. A. -Sociedad Unipersonal- BEFESA TÉCNICAS DEL SUELO, S. A. -Sociedad Unipersonal- y BEFESA GESTIÓN DE RESIDUOS INDUSTRIALES, S. L. (sociedades absorbidas) por BEFESA TRATAMIENTOS Y LIMPIEZAS INDUSTRIALES, S. L. Sociedad Unipersonal- (sociedad absorbente) mediante la extinción sin liquidación de las primeras con aportación de todo su patrimonio a la última, quedando la sociedad absorbente subrogada en la titularidad de todos los derechos y obligaciones de las sociedades absorbidas, todo ello en los términos contenidos en el proyecto de fusión formulado con fecha 23 de mayo de 2006 y depositados en los Registros Mercantiles de Madrid, Palencia, Navarra, Huelva y Vizcaya. Como consecuencia de la fusión, la sociedad absorbente BEFESA TRATAMIENTOS Y LIMPIEZAS INDUSTRIALES, S. L. -Sociedad Unipersonaladoptará la denominación social de una de las sociedades absorbidas, pasando a denominarse BEFESA GESTIÓN DE RESIDUOS INDUSTRIALES, S. L. -Sociedad Unipersonal- por aplicación de lo dispuesto en el artículo 418.1 del Reglamento del Registro Mercantil. En consecuencia, se hace constar expresamente el derecho de los socios, accionistas y acreedores a obtener el texto íntegro de los acuerdos y decisiones adoptadas así como de los balances de fusión, así como el derecho de los acreedores de las sociedades intervinientes en el proceso de fusión de oponerse a la misma en los términos previstos en los artículos 242 y 243 de la Ley de Sociedades Anónimas, aplicables por remisión del artículo 94.1 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada. En Ortuella (Vizcaya) Palos de la Frontera (Huelva) Venta de Baños (Palencia) Pamplona (Navarra) y Madrid, a 3 de julio de 2006. D. Antonio Marín Hita, Secretario del Consejo de Administración de la sociedad absorbente y de las sociedades absorbidas. MUSICAL La Révue Negre Música: Calloway, Lully, Johnson, Waller y otros. Dirección, guión y escenografía: Jérôme Savary. Dirección musical: D. Boeddinghaus. Vestuario: M. Dusarrat. Iluminación: P. Noël. Lugar: Perelada (Gerona) Fecha: 15- VII LA COCTELERA NEGRA DE SAVARY PABLO MELÉNDEZ- HADDAD este musical de Jérôme Savary le faltan dos hervores, o tres, pero así y todo su banda sonora y sus fantásticos intérpretes le salvan el pelo, llenando incluso a contagiar entusiasmos. Tal es el caos que impregna su work in progress que se presenta con tres nombres distintos: New Orleans forever La Revista Negra y Á la recherche de Joséphine Baker Su guión es débil y se emborrona al pretender explicar con evidente espíritu pedagógico desde la historia del jazz hasta el gran genocidio africano, sin dejar de criticar a los propios negros por su poco compromiso con sus raíces. Savary- -guionista y director del espectáculo- -pasa de puntillas por la esclavitud y el racismo, con una Nueva Orleans inundada por el huracán Katrina como telón de fondo para buscar en la figura de Joséphine Baker su principal hilo conductor, muchas veces fagocitado por tanta denuncia. La poco prolija dramaturgia de Savary encuentra en los números musicales sus mejores momentos, especialmente en la recta final, cuando una nueva Joséphine salvada de las aguas malolientes de Nueva Jersey triunfa en el revival de la Revue Negre au Champs Elisées espectáculo de la década de los años 30, del que se recupe- A Nicolle Rochelle encarna a Josephine Baker en el espectáculo de Savary ran un par de números. Afortunadamente, Savary cuenta con un equipo artístico de primera, comenzando por un octeto jazzístico maleable y dúctil, que se pasea sin problemas por un camino de ritmos negros y exóticos que van desde el blues más genuino al tap, boogie, negro spiritual, gospel, fox trot y claqué, con algún guiño anecdótico al flamenco y a la salsa. La compañía está formada por cinco diosas de ébano, dos cantantes de primera, cuatro fantásticos bailarines y el actor fetiche de Savary, Michel Dussarrat, también diseñador del vestuario. La guinda que corona el pastel es la espectacular Nicolle Rochelle, que asume las horteras directrices estéticas del montaje sublimándolas con un EFE baile de vértigo y una voz de amplia e imaginativa tesitura; todo un descubrimiento que enamora desde su primera aparición y que tiene a su cargo lo más granado del espectáculo. En esta coctelera de ritmos negros se cuelan frases para el bronce, como la música representó la emancipación y la dignidad para todo un pueblo el jazz fue un oasis de dignidad para una raza ultrajada o El blues es al jazz lo que la melancolía es al amor Al final, micrófono en mano, Savary se guardó sus minutos de gloria para presentar a la banda, hacer el payaso y tocar la trompeta; no se privó de anunciar las dos funciones que tiene contratadas en el Matadero de Legazpi de Madrid los días 25 y 26 de julio... CLÁSICA Via Stellae Obras de Vivaldi, Galuppi, Marcello y Albinoni. Intérpretes: S. Kermes, M. E. Cencic, R. Rosique, R. Basso, M. Tucker, Venice Baroque Orchestra. Director: A. Marcon. Lugar: Auditorio y Teatro Principal, Santiago de Compostela. Fecha: 14 y 15- VII ECHAR REDES ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE omo Penélope, al atardecer, Santiago de Compostela deshace lo andado por el peregrino. De la mano del festival Via Stellae vuelve sobre el Camiño inglés el primitivo, el del norte, el francés, el de FisterraMuxía, el portugués y por la Vía da Prata. Y allí suena la música del Barroco. En localidades cercanas a Santiago y, también, en la propia ciudad. Del 5 al 28 de julio, la primera edición de Via Stellae reúne un buen plantel de intérpretes especializados. Sirvan como C ejemplo los nombres de Biondi, Florio, López Banzo, L Arpeggiata, el Ensemble Matheus, el Concerto Italiano o la Real Compañía Ópera de Cámara. Entre ellos también está Andrea Marcon y su Venice Baroque Orchestra defensores de Vivaldi y de otros autores del entorno. Algunos conocidos, Galuppi, Macello, Albinoni, y otros sin identificar, pero colaboradores con el maestro veneciano en la composición de la serenata Andromeda liberata que Marcon y los suyos acaban de grabar y que ahora han presentado aquí. Bien es cierto que sólo hace falta escuchar el aria Sovvente il sole con violín obligado, para percibir la finura de inspiración de Vivaldi. Ya se sabe: música siempre igual (que por algo Stravinski la mandó a la hoguera) pero música siempre distinta, que trasciende con inspiración el mero formulismo. Marcon la defiende con sobriedad, dirección y gusto. Su estilo queda cercano al de una nueva generación de intérpretes que no necesita recurrir a la originalidad para hacerlo bien y que apuesta por una ex- presividad que tiene mucho de asumida. Le han acompañado en ese propósito gentes como la mezzo Romina Basso, voz con carácter y garra, la soprano Ruth Rosique, decidida y penetrante, el contratenor Max Emanuel Cencic, con cuerpo y agilidad, y el veterano tenor Mark Tucker, con cicatrices de mil batallas. Juntos dieron forma a esa singular Andromeda Liberata en donde también participó la soprano Simone Kermes. Pero el suyo es otro estilo. El programa Unha noite en Venecia resumido en la bravura de algunas arias vivaldianas acabó de demostrarlo. No amilanó a Kermes la acústica poco favorecedora del Teatro Principal y crecida ante las endiabladas agilidades, acentuando contrastes, manejando recursos belcantistas e improvisadas ornamentaciones dejó cuenta de su arrojo. Manejádose con ese punto de histrionismo que también se ha hecho moda y que cuando se resuelve con brillantez lleva al entusiasmo. En este caso el de los muchos atraídos por la cautivadora llamada de Via Stellae.