Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid LUNES 17 7 2006 ABC Un joven de 20 años muere apuñalado en Huertas al resistirse a que le robaran la cartera Es la segunda muerte violenta que se registra en el Centro en poco más de 24 horas b La víctima acababa de salir de trabajar de un restaurante propiedad de su padre y se reunió con un amigo; éste también fue apuñalado y se encuentra herido grave M. J. ÁLVAREZ MADRID. ¿Cómo está Alberto? ¡Por favor! ¡Por favor! ¡Que alguien me diga cómo se encuentra! ¿Se recuperará, verdad? Ésas desesperadas interrogantes se escucharon ayer en plena madrugada, en forma de gritos ahogados y sordos, proferidos con un hilo de voz, en el madrileño barrio de las Letras del distrito Centro. Quien lanzaba esas preguntas angustiosas era un amigo del primero, Hugo Tomás, quien se encontraba malherido y a punto de perder el sentido. Por desgracia, la respuesta que esperaba no se produjo. Él- -a buen seguro que aún no lo sabe- se encuentra hospitalizado: su estado es grave y sus familiares, quizá, han optado por no contarle la verdad; por ahorrarle el dolor hasta que consiga recuperarse. La triste historia de estos dos jóvenes comenzó a escribirse en la madrugada del domingo. Como tantos otros habían quedado para charlar y pasar un rato ameno en la zona de bares de copas de Huertas del distrito Centro. No obstante, la cita fue tardía. Alberto Carrillo Domingo, de 20 años, trabajaba. Su padre regenta dos restaurantes de comida peruana y, el sábado, era un día de mucho trasiego en las cocinas y en las mesas: muchas comidas y cenas y muchos clientes hambrientos. Fue por ello por lo que Alberto acudió a echar una mano a uno de los establecimientos de su familia. Así, cuando el local cerró, acudió al encuentro de su compañero, Hugo Tomás López Aravaca, de 19 años, de origen chileno, sin saber qué les deparaba el destino. Nuevo asesinato en el centro 1. -Alberto, de 20 años y nacionalidad española, y Hugo Tomás, chileno de 19, caminan por la calle de Cervantes. A las 3.20 de la mañana, son abordados a la altura del número 30 por un individuo que les pide todo su dinero Pl. Jacinto Benavente Pl. de Canalejas Carre ra de Calle Cervantes (Lugar del suceso) Plaza de rado Sta. Ana P erón im Pl. de las o Cortes San J Pl. de la Lealtad Pl. Cánovas del Castillo resisten y el agresor asesta a Alberto una puñalada en la axila izquierda. El joven muere desangrado La Magdalena Olmo ha Amor de le d eA toc Dios 2. -Los dos jóvenes se Cal Lope de Vega Huertas o o de o de Paseo del Prad Real Jardín Botánico otras dos puñaladas a Hugo Tomás: una en la axila derecha y otra en un riñón rita 3. -El agresor asesta Olivar Cal 4. -El agresor huye Puñaladas Zu en dirección a la Plaza de Neptuno San le d eA ta I toc sab ha el Pl. Emperador Carlos V Infografía ABC ya que fue alcanzado en la axila izquierda, y la herida, muy penetrante le seccionó una arteria, causándole una fuerte hemorragia. Por la cartera Pereció desangrado en escasos minutos, ante el estupor de su compañero que le veía palidecer por instantes. Acto seguido, el atacante, se dio a la fuga, huyendo a la carrera. Fuentes policiales no pudieron precisar ayer si el agresor logró su objetivo- -aunque ese es el El asalto se produjo junto al restaurante peruano de su padre, al que había ido a ayudar El viernes en la Plaza Mayor un masajista callejero chino pereció acuchillado LA SEGURIDAD, RAZÓN DE SER DEL ESTADO DAVID ORTEGA Vicerrector URJC Pereció desangrado A las 3.20, cuando se encontraban en la calle de Cervantes esquina con la de Quevedo, y mientras el menor estaba sentado en un contenedor, y el otro agachado, abrochándose las zapatillas o recogiendo algo del suelo, se desencadenó la tragedia. Un individuo se dirigió al primero con actitud amenazante. Quería robarle e iba armado con un cuchillo. Pensaba que estaba solo y creyó que era un blanco fácil. El segundo se percató de inmediato de lo que sucedía y ambos hicieron frente común contra el extraño, resistiéndose a sus intenciones, por lo que se desencadenó una disputa. El atacante, visiblemente airado, optó por acuchillar a ambos. Primero, al más joven, al que apuñaló en la axila derecha y en la fosa renal, resultando herido de gravedad. Luego, se dirigió a Alberto, quien se llevó la peor parte, E n estos últimos meses la seguridad personal de los ciudadanos se está viendo mermada hasta unos límites más que preocupantes. Se han puesto de moda los secuestros exprés en los aparcamientos, incluso particulares; tu vivienda, especialmente si es un chalet, puede verse asaltada en cualquier momento, preferiblemente contigo y tu familia dentro; incluso en sitios tan céntricos y abiertos de Madrid como la Plaza de Neptuno, la Plaza Mayor o la de la Luna- -cerca de Callao- -han sido asesinados en estos últimos días, respectivamente, una mujer, un ciudadano chino- -parece ser en una reyerta- -y un joven. Debemos alejarnos de las posturas alarmistas, que nunca son recomendables, pero tampoco resulta sensato cerrar los ojos a la realidad y a los he- chos evidentes: la inseguridad de nuestra integridad física ha aumentado a cotas desconocidas. Esta VIII Legislatura ha empleado demasiado tiempo en pseudoproblemas alejados de la vida de los ciudadanos (reforma de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía) mientras los problemas reales, cotidianos y cercanos como la vivienda y su precio, el agua, el fracaso escolar y nuestras propias vidas parecen no atenderse por parte de los responsables públicos. Es preciso recordar que la razón de ser del nacimiento del Estado, por encima de cualquier otra consideración, es garantizar la vida y seguridad de sus ciudadanos; John Locke ya lo expuso con claridad en su segundo Ensayo sobre el Gobierno Civil: Tenemos, pues, que la finalidad máxima y principal que buscan los hombres al reunirse en Estados o comunidades, sometiéndose a un gobierno, es el de salvaguardar sus bienes Sin duda, el bien más preciado es la propia vida. Así, concluye el filósofo inglés, a mayor abundamiento: Y todo esto debe ser encaminado al único objeto de conseguir la paz, la seguridad y el bien de la población móvil que manejan- en cualquier caso, de escaso valor: posiblemente la cartera, aunque no se descarta un reloj o el móvil... demasiado poco para segar la vida de un joven. A la llegada de Emergencias Madrid, nada pudieron hacer por la vida de Alberto. Ni siquiera le intentaron reanimar, por lo que certificaron su óbito. Yacía en medio de un gran reguero de sangre, con el escandaloso rastro delator desde el lugar que fue herido hasta el que cayó, desplomado. En ese momento fue cuando Hugo Tomás interrogaba a quienes se acercaron a ambos con intención de auxiliarles, en demanda de una respuesta tranquilizadora. No sabemos si podrá mover el brazo Él tuvo más suerte y tras ser estabilizado, fue trasladado por el Samur- Protección Civil hasta La Fundación Jiménez Díaz, en donde fue hospitalizado. A lo largo de la tarde de ayer fue intervenido quirúrgicamente y, fuentes próximas a su familia indicaron que está muy malito. La cuchillada le ha seccionado algunos tendones y no sabemos si va a poder mover el brazo bien; ahora, eso es lo de menos... Aunque tras el brutal suceso una encargada de la limpieza de un local aledaño comentó que había visto salir corriendo, procedente de la calle en la que se produjeron los hechos a tres chicos, fuentes policiales aseguraron ayer que sólo hay un autor material, del que poco se sabe. En el barrio de las Letras, muy concurrido por los jóvenes en esta época de vacaciones, y más aún los fines de semana, la indignación era la tónica. No hay derecho a acabar así con la vida de una persona... ¡Es indignante! Lo peor de todo es que es una muerte tan gratuita... La abundante familia de Alberto Carrillo y sus amigos acudieron ayer a despedirle hasta el Tanatorio Sur. Los padres de Hugo también acudieron a