Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 17 7 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LAS VACÍAS DECLARACIONES DEL G- 8 OS jefes de Estado y de Gobierno de ocho países, que suman casi dos tercios de la riqueza mundial y contabilizan más del 50 por ciento del comercio internacional estuvieron ayer a punto de no llegar a ningún acuerdo y levantarse de la mesa sin declaración final. A última hora se limitaron a pedir a Israel, a los palestinos y a la milicia de Hezbolá que suspendan sus operaciones LUIS IGNACIO militares. ObPARADA viamente no se reunieron para eso. Lo que llevaban en la agenda era el intento de llegar a un acuerdo sobre el futuro energético del planeta. Cinco de esos países se reunieron por primera vez en 1973, cuando el crudo pasó de valer un dólar y medio a costar 12 dólares por barril. Ayer, algunos contratos de futuros se pagaron a 80 dólares el barril. Eso da una clara idea del éxito de sus políticas energéticas. El poder de los gobernantes del G- 8 no ha sido capaz de frenar una escalada y, lo que es peor, una dependencia del petróleo que amenaza con frenar el crecimiento económico, el empleo y, obviamente, la estabilidad mundial. Eso ha ocurrido porque cada cual ha tirado por su parte: Reino Unido encontró petróleo en el Mar del Norte; Francia y Alemania apostaron por la energía nuclear; Estados Unidos invirtió en el gran negocio de Oriente Próximo; Japón podía permitirse el lujo de pagar cualquier precio porque estaba en pleno boom económico. Pero las cosas fueron cambiando y hoy Rusia es juez y parte en la garantía de suministro de petróleo a Europa. Por eso no hay una política europea conjunta en materia energética, que es precisamente para lo que se creó la actual UE. Las declaraciones voluntaristas sobre cooperación en materia de energía nuclear no pueden ocultar el retraso que han impuesto al ingreso de Rusia en la OMC. Porque temen que no se va a limitar a suministrar gas y petróleo, sino que trata de impulsar la energía atómica como parte de la solución de los problemas de la humanidad. Y no se fían. Así que el petróleo puede seguir subiendo. L Oposiciones a prisiones El pasado sábado se celebró la primera prueba para el ingreso en los cuerpos de Instituciones Penitenciaras. Ésta consistía en un test de personalidad y una prueba psicoténica. El examen en cuestión dejó perplejo a casi todos los examinantes, ya que consistía en un test que tenía truco: si lo sabías contestabas todas y si no te quedabas a cero. ¿Qué pretenden con ello? ¿Así miden la aptitud de los que nos presentamos, o simplemente ponen más fácil la filtración a determinadas academias? Pues hay que decir que algunas academias que trabajaban con la empresa encargada de desarrollar el psicotécnico sabían no sólo el truco para responder, sino también que en la segunda parte del ejercicio se repetían las respuestas de la primera. Cualquier psicólogo sabe que se necesita de una batería más o menos completa para poder medir la aptitud de alguien. Aquí sólo hubo un ejercicio, que además tenía trampa. Señora Gallizo, ¿dónde está la igualdad de oportunidades para el ingreso en la función pública que proclama nuestra Constitución? Este examen debería ser impugnado. D. Gil Poveda Madrid La democracia reventada De todos es sabido que la democracia es un sistema de gobierno con muchas imperfecciones, pero que, a pesar de sus pesares, es aceptado por los gobiernos que emergieron de las culturas greco- romanas y cristianas como la mejor herramienta para elegir, administrar y controlar los poderes públicos. Pero es un medio, no un fin, y cuando éste, por un afán desmesurado de poder que no de servicio, pasa a ser un fin, lo desvirtúa, lo corrompe y lo prostituye. Si observamos el ejemplo español, vemos que la democracia ha pasado a ser algo parecido a un Dios, el becerro de oro del siglo XXI, al que hay que adorar por encima de cualquier otro valor. Y así nos va: donde debe imperar la verdad la mentira campa por sus fueros; el fin justifica los medios; los gobiernos, con tal de seguir en el poder, son capaces de quedarse sin tierras que gobernar... los muertos como arma política; los medios de comunicación al servicio del poder y no del ciudadano cada vez más embrutecido por los cada vez más chabacanos y sórdidos programas de televisión; la intimidad como mercancía que se vende al mejor postor; una libertad que apenas se puede ejercer porque se han cercenado las posibilidades de elección: ni se puede salir a la calle a partir de ciertas horas, ni se puede vivir en muchos barrios, ni se puede tener un chalet en las afueras porque es un bien de alto riesgo, ni se puede tener una joyería, ni se puede elegir enseñanza para nuestros hijos- -aunque ya ni hijos se tienen y la familia sangra por las heridas producidas por la ignorancia y sinsentido de nuestros gobernantes- -y ¿para qué seguir? España ya no es patria sino ramera que se prostituye repartiendo sus encantos para que unos gobernantes se perpetúen en un poder que no les pertenece. Y ¿esto es estar mejor... Pero fíjese, a pesar de todo, soy optimista porque creo en Dios y en el hombre. Santiago Mata López. Madrid último, yo leí el artículo y no estoy de acuerdo con muchas de las cosas que escribió mi hermano. En cualquier caso, son opiniones y en saber escucharlas y rebatirlas con serenidad está la grandeza que da saber vivir en democracia, una palabra que al tal Jon Juaristi le viene grande. De hecho, no hay más que leerle para comprender por qué en el pasado el hombre ha cometido tantas barbaridades. PD. Por cierto, si le llamo el tal Jon Juaristi no es con el ánimo de ofender, sino simplemente porque hasta ayer no tenía conocimiento de su existencia. Fernando García- Berlanga Madrid Desafortunada intervención del señor Zapatero Una vez más, las palabras pronunciadas por el presidente del Gobierno de España están fuera de lugar. Condena al Estado de Israel por atacar a un país soberano como es el Líbano. ¿Acaso el Estado de Israel no es un país soberano? El Sr. Rodríguez Zapatero parece ignorar que cuando el ejército israelí se retiró del sur del Líbano fue después de que se firmara un acuerdo tripartito, en el cual la única parte que cumplió el esquema fue Israel. El Líbano y las Naciones Unidas, firmantes ambas de ese esquema, ni siquiera intentaron cumplir con su obligación de no permitir instalarse en esa franja a los terroristas de Hizbolá. Si lo hubiesen hecho, las cosas serían distintas. ¿Se puede saber de dónde provienen las más de 800 katiushas lanzadas en poco más de 24 horas sobre los centros urbanos del norte de Israel? Para los españoles, ETA es una entidad terrorista, pero a los terroristas árabes, de Hamás o Hizbolá, incluidas en la lista negra de la ONU, se les llama milicianos o guerrileros. Es que, de una forma u otra, volvemos a los tiempos de la Inquisición. ¿Fue el Estado de Israel o los judíos, quienes efectuaron el terrible atentado del 11 de marzo? La discriminación antisemita parte de su cabeza, señor Zapatero. Herman y Amalia Bijovsky Jerusalén (Israel) En respuesta a Jon Juaristi En respuesta al artículo titulado Glosas que en las páginas de este diario escribióel domingo el señor Jon Juaristi, quiero hacerle llegar unas cuantas reflexiones. La primera, evidentemente, es que si yo fuera el tal Berlanga al que este tal Jon Juaristi alude, hoy mismo hubiera presentado una denuncia en el Juzgado de Guardia por utilizar un medio de comunicación para señalar y criminalizar a una persona por sus ideas de una forma tan canalla. Es más, el tal Berlanga que es mi hermano, por aquello de que es un tanto bohemio, pasa del tema, pero igual me encargo yo de ayudarle a que no deje pasar semejante sarta de barbaridades. Segundo, habla el tal Jon Juaristi de las personas que son o no son prescindibles en este mundo- -el cual, menos mal, no está en sus manos, ya que probablemente defendería un Holocausto para todos aquellos que no piensan como él- en el párrafo que dice a mí me parece que las opiniones del tal Berlanga son perfectamente prescindibles. Me parece, incluso, que el tal Berlanga es perfectamente prescindible, no ya en La Razón (lo que cae de su peso) sino en la Historia y en la existencia en general. Pero no voy a ponerme a enmendar la plana al Eterno, que, si lo ha creado, algún motivo habrá tenido define por sí solo qué clase de persona escribe en sus páginas. Espero tome nota del uso que hace de sus páginas para amenazar, señalar e intentar criminalizar a todo aquel que dice cosas que simplemente a él no le gusta escuchar. Típico, por otro lado, de aquellos que se autodenominan intelectuales pero que no son capaces de rebatir una sola idea sin acudir a lo más fácil del bestiario humano: proclamar el exterminio del disidente. Y tercero y