Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Economía DOMINGO 16 7 2006 ABC FRANCISCO LUZÓN Consejero director general del grupo Santander Iberoamérica necesita más Estado y más mercado para reformas de segunda generación ¿Está terminado el diseño del Santander en Iberoamérica? -Me atrevería a decir que el mapa está esencialmente hecho tras las últimas inversiones realizas en México y Brasil en 2000. Están hechas las adquisiciones, pero pueden faltarnos piezas en el entramado, aunque menores. Lo que hemos hecho en los últimos seis años es dar al esqueleto que hemos construido con las adquisiciones una fuerte potencia de tiro. Las inversiones ahora serán de expansión de la estructura que tenemos. ¿Habrá una segunda oleada de inversión española en este continente? ¿Serán empresas más pequeñas? -La crisis de Argentina de los años 2001- 2002 y procesos como el de Bolivia han provocado un cierto encogimiento de la voluntad empresarial en España de seguir expandiendo intensamente las inversiones en América Latina. Es probable que también el hecho de que durante 2005 y 2006 coincidan la mayor parte de los ciclos electorales en la región, haya podido contribuir a este encogimiento inversor. Pero sería un error tremendo para las empresas españolas quedarse a mitad de camino. Hay países donde es claro que hay que seguir invirtiendo, tanto las grandes empresas como las medianas. Hay que aprovechar el momento y para ello hay que estar convencido que la región va a rendir resultados a medio y largo plazo. Por países y sectores, México es una asignatura pendiente para la gran empresa española, en energía, telecos, etc... Brasil sigue teniendo un enorme recorrido todavía, aunque ya hay presencia de tres importantes grupos españoles. En esas dos naciones no hemos hecho ni un 20 de lo que podíamos hacer. Toda la región tiene necesidad y apetencia de tecnología, de I+ D +i. ¿Pero por qué no van más empresas a ese mercado? -Creo que el desencanto que produjo la crisis argentina y el temor al ruido político, que reconozco que está presente, incluso la lejanía de algunas empresas, que no entienden bien las claves de la diferencia de lo que es un desarrollo político de uno económico, puede haber frenado operaciones. Todo esto ha producido un encogimiento inversor, que espero que termine cuanto antes, que a mí me parece un error. Hay que renovar cuanto antes la confianza. Es claro que hoy ya existe una exigencia de los ciudadanos de estos países por una mayor estabilidad institucional. Creo que en el proceso que viene, en los próximos cuatro años, se reformará y reforzará a mejor la democracia representativa. La región está en un escenario macroeconómico y fi- El mapa del Santander en Iberoamérica está completado, aunque nos falta ensanchar el mercado con más bancarización, que es nuestro inmediato objetivo afirma TEXTO: ÁNGEL LASO D LOM FOTO: BRUNO MORENO nanciero de estabilidad muy buena y ahora lo que queda son las reformas de segunda generación, en una idea de más Estado y más mercado reformas fiscales, educativas, laborales, de salud y de seguridad. Esas son las reformas pendientes, que liberarán a los estados de estar en asuntos que no son suyos. Por eso digo, más Estado y más mercado. -Hay malos síntomas como para lanzarse a una nueva fase inversora, como son Suez- Agbar, Aerolíneas y Repsol YPF, en Argentina. -Hay varios países (Brasil, México, Chile, Colombia y Uruguay) que apuestan por este modelo que defiendo de más Estado y más mercado con todas sus consecuencias. Hay otros países donde la interpretación del Estado es otra. Y hay una incógnita con Argentina. De todas maneras, Argentina tiene un comportamiento macroeconómico excepcional, y yo tengo una enorme confianza en que esos grandes países sean capaces de tirar del resto, sobre todo que Brasil tire de Argentina. ¿Qué proyectos concretos tiene el grupo Santander en la región? -En casi todos los países vamos teniendo negocios que cada vez tienen más clientes particulares, con un fuerte peso de la banca comercial. La idea es muy simple: tenemos que ensanchar el negocio bancarizando a más población. Ahora tenemos 4.200 oficinas en la región y abriremos otras 400 ó 500 ASIA Nuestro interés como entidad financiera en Extremo oriente está muy vinculado en este momento a Iberoamérica IBEROAMÉRICA Me gustaría dejar en la franquicia del grupo Santander en Iberoamérica la mejor banca comercial del mundo RIESGOS Hay que tener la serenidad suficiente para aguantar cuando las cosas van peor. A eso llamo yo llevar pantalones largos para invertir en Iberoamérica en los próximos tres años. Pero voy a dar un dato de por donde vamos. Esta misma semana nos han adjudicado la gestión de las nóminas del estado de Río de Janeiro, en una licitación pública. Y son 170.000 nóminas. Hasta ahora apenas teníamos presencia en este estado brasileño, donde contamos con unas 20 oficinas, ya que Santander Banespa donde tiene el liderazgo total es en Sao Paulo. Tras este concurso, que llevará aparejada la apertura de al menos otras 40 oficinas en Río, ya hemos abierto un espacio de presencia en un estado, que junto a Minas Gerais, va a ser para nosotros estratégico. Otro ejemplo es el de Olé, también en Brasil, una financiera de créditos al consumo, ya creada y que desarrollaremos por todo ese país. ¿Y fuera de Brasil? -En Chile hemos construido el proyecto Microempresarios, al tener ya localizado a este número de pequeños emprendedores que necesitan nuestros servicios. En Venezuela tenemos Bancrecer, que es una iniciativa muy novedosa. Se trata de una financiera que también actua de ONG. Hemos fichado a 150 chavales procedentes de organizaciones sociales. Es gente comprometida, con una fuerte preparación social, con la que queremos llegar a los ranchitos de los alrededores de Caracas para dar créditos a los pequeños empresarios o artesanos de estas zonas consideradas marginales. Con esto estoy volviendo a su primera pregunta. Es decir, una vez que en el Santander ya hemos conseguido armar la estructura, ahora se trata de tener muy buenos bancos comerciales. En esto vamos a invertir unos 4.000 millones de dólares en tres años. -Entiendo que tratan de desarrollar una banca comercial como la que hacen en España. -Hay un ejemplo muy bueno en México, donde en año y medio hemos conseguido 2,5 millones de nóminas domiciliadas. Las hemos ganado empresa por empresa. Pero ahora tenemos el gran reto de mejorar su gestión y buscar otros canales. ¿Ven algún país en peligro de crisis en un horizonte próximo? -No hay nada descartable. Este no es un proceso continuo. Lo digo mucho en el banco. Habrá momentos de mayor volatilidad, de tres pasos adelante y uno atrás. Pero no me asusto. -Bolivia y Venezuela, indigenismo, nacionalismo etc... ¿Son esos los mayores riesgos? -Bolivia, Perú, Ecuador o Guatemala y Belice en Centroamérica, están en esta línea; otra cosa es Venezuela. Es cierto que es un fenómeno reciente que pone de manifiesto la globalización. Pero creo que uno no se puede lanzar a alta mar si no está en condiciones. Esto es un ejemplo de cómo a veces se entiende mal la globalización, porque ellos entienden que no les beneficia y lo que hacen es cerrar las fronteras y poner tipos de cambio fijo y otras medidas similares. Es una asignatura